Última actualización: 23/11/2021

Nuestro método

10Productos analizados

30Horas invertidas

4Estudios evaluados

60Comentarios recaudados

El trapeador es un invento español. Fue en 1956 cuando Manuel Jalón colocó un palo a una balleta e inventó la fregona. ¿Sabías que este utensilio, indispensable en la limpieza en España, todavía puede ser un misterio para otros países? Ahí, probablemente, está más extendido el uso de la mopa.

Fuera de debates, ambos utensilios son en esencia lo mismo: un objeto sencillo y barato que sirve para la limpieza diaria, pero no todas sus variedades son efectivas. Su eficacia dependerá de que elijamos la adecuada para nuestra necesidad específica. Continua leyendo. En esta guía encontrarás el trapeador que estás buscando.




Lo más importante

  • El tipo de suelo es el factor más importante que va a influir en la elección de nuestro trapeador. Dependiendo de nuestra superficie debemos elegir un material u otro o combinar varios.
  • El cubo es la otra parte indivisible de nuestro utensilio de limpieza. Lo ideal es comprarlo a juego con el trapeador. Lo más cómodo es que disponga de sistema de centrifugado, como el escurridor automático o de pedal.
  • Otros aspectos a tener en cuenta pueden ser el precio, su uso sencillo o las nuevas alternativas eléctricas, como los robots o las mopas a vapor. Sea cual sea la necesidad hay un trapeador para todo el mundo.

Los mejores trapeadores del mercado: nuestra selección

A continuación, hemos preparado una selección de algunas de los mejores trapeadores del mercado. De esta forma podrás realizar tu compra con éxito. Debes fijarte bien en las características de cada opción para asegurarte que eliges la más conveniente a tus necesidades.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los trapeadores

Como ya has visto, existen en el mercado diferentes tipos de trapeadores y todos ellos pueden ser una buena opción. Ahora, presentamos un apartado donde vas a poder resolver tus dudas y elegir la fregona que más se ajuste a tus necesidades.

Chica cargando una fregona

Elegir el trapeador adecuado es importante para conseguir buenos resultados. (Fuente: Klimkin: 1531575/pixabay.com)

¿Qué es un trapeador y cómo se usa?

El trapeador es un utensilio que sirve para limpiar los suelos sin necesidad de agacharse. Está compuesto por un mango largo que acaba en un cabezal de tiras o hilos de materiales que atraen y absorben la suciedad.

  1. El primer paso para usar el trapeador es mojarlo, para ello se mete en un cubo con agua y jabón.
  2. Después se coloca en el escurridor y se gira el mango en el sentido de las agujas del reloj, presionando verticalmente para que suelte el agua sobrante.
  3. Por último se limpia el suelo con el trapeador. Está acción se repite todas las veces que sea necesario.

¿Cuáles son los beneficios de usar trapeadores?

No hay mayor ahorro de tiempo y dinero que usar el utensilio de limpieza adecuado. Los trapeadores tienen grandes ventajas como herramienta de limpieza pero también pueden tener algún inconveniente. A continuación, te presentamos ambos aspectos.

Ventajas
  • Es un utensilio que no puede faltar en tu rutina de limpieza por su efectividad
  • Existen una variedad destacable que permite elegir la adecuada para las diferentes necesidades
  • Es sencilla y fácil de manejar
  • Su precio es asequible para todo tipo de bolsillos 
Desventajas
  • Algunos modelos pueden ser complicados de usar
  • Si no eliges la adecuada los resultados de limpieza pueden ser deficientes
  • Si no lavamos bien el trapeador puede generar malos olores

¿Cómo limpiar los trapeadores?

El mal olor suele ser un inconveniente a la hora de usar trapeador, pero no es nada que no tenga solución. No hay que olvidar que los trapeadores hay que cambiarlos frecuentemente. Esto depende del uso que le demos, pero también de su mantenimiento.

Después de cada limpieza se aconseja lavar el trapeador. Lo mejor para limpiarlos es en el mismo cubo pero con agua limpia ponemos jabón o un poco de lejía y dejamos que actúe durante 30 minutos.

Después es importante dejarla secar al aire libre o colgada en la pared, nunca dentro del cubo. En algunos casos también se puede usar la lavadora, lo recomendable es a 60 grados.

Imagen de fregona verde en piso de madera

Los trapeadores mopa son una buena alternativa a la fregona tradicional. (Fuente: stevepb: 2736400/ pixabay)

¿Cómo guardar los trapeadores?

Otra duda frecuente es el almacenaje de los utensilios de limpieza. Lo ideal sería que dispusieras de un espacio para guardar todos las herramientas. Un mueble o un armario donde pudieras almacenar todo y no estuviera expuesto o a la vista de posibles visitas.

Si este no es tu caso, una buena forma de ocultar el trapeador es dejarlo en la ducha.

¿Qué tipos de trapeadores hay?

Vamos a clasificar los trapeadores en 4 tipos: algodón, microfibras, esponja y mopa. Cada una de ellas está indicada para un tipo distinto de suelo. A continuación, puedes ver cuál es la adecuada para cada tipo y algunas indicaciones para fregar de manera eficiente las distintas superficies.

Como verás en la tabla no existe el trapeador perfecto. El mejor será el que se adapte a nuestras necesidades.

Suelos Cómo se limpia
Algodón Para suelos rugosos. Y mármol Quita primero el polvo y luego usa el trapeador para limpiar
Microfibra Suelos lisos. Parqués o tarimas Elimina el polvo y escurre bien el trapeador antes de limpiar
Esponja Para suelos con acabado brillante y para absorber más cantidad de agua Se humedece la esponja y atrapa la suciedad
Mopa Suelos lisos, vinilos Se humedece ligeramente para arrastrar la suciedad. También se emplea seca para barrer o abrillantar los suelos ya limpios

¿Cuál es la diferencia entre mopa y trapeador?

A diferencia de el trapeador, la mopa está diseñada para utilizar en seco. La mopa seca recoge el polvo y la suciedad de la superficie del suelo. Sin embargo, existe la opción de usar mopas semihúmedas que pueden hacer la misma función que la fregona.

Para ello, puedes aplicar un poco de agua sobre la mopa o sobre el suelo. Y una vez hecho esto, comienzas a fregar en zig zags. Cuando hayas terminado la limpieza debes limpiar la mopa, esta se puede lavar en lavadora. También hay desechables que puedes usar y tirar.

¿Qué cubo elegir para el trapeador?

Escurrir bien el trapeador o lo que necesites es un paso importante a la hora de lograr una limpieza perfecta.

Se recomienda comprar el juego cubo y trapeador para tener los utensilios que encajen perfectamente.

Pero si te estás preguntando qué cubo elegir y dudas entre escurridor automático o pedal, la respuesta es que los dos son adecuados. En este caso, la diferencia es el precio. El automático suele ser de precio más alto que el de pedal, pero ambos hacen la misma función escurrir sin esfuerzo el trapeador.

mujer limpiado el piso con fregona

Gracias a la última tecnología la limpieza se ha vuelto más fácil y cómoda. (Fuente: Olga Yastremska: 97476619/ 123rf)

¿Cuáles son las alternativas a el trapeador: trapeador eléctrico y trapeador a vapor?

Recientemente, con el auge de la tecnología han aparecido en nuestras vidas, nuevos aparatos realizados para facilitarnos la limpieza. El trapeador eléctrico (o robot) y el trapeador de vapor. A continuación, se explica brevemente estas dos opciones.

  • El trapeador eléctrico o robot friegasuelos: es un dispositivo electrónico que sirve para limpiar de forma autónoma. Suelen contar con un depósito de agua, de esa forma los trapos se humedecen y limpian el suelo. También se pueden usar en seco para barrer de polvo la superficie.
  • El trapeador a vapor: es como las mopas tradicionales pero es un aparato eléctrico que usa vapor para limpiar. Es muy eficaz para alfombras y todas las estancias de la casa. Como el trapeador eléctric, cuenta con un depósito de agua y una esponja y trapo. La diferencia es que esta no es autónoma.

Criterios de compra

Los trapeadores son un utensilio imprescindible para la limpieza diaria, tanto a nivel doméstico como profesional. A continuación, te presentamos una serie de criterios que debes tener en cuenta a la hora de comprar la que más se ajuste a tus necesidades. Son los siguientes:

Suelos

Como ya hemos visto anteriormente los distintos tipos de suelos determinan la elección de nuestro trapeador. Para hacer una compra efectiva debes atender al tipo de suelo que vas a limpiar.

Lisos: los suelos lisos, tipo parquet o gress requieren un trapeador de microfibras. La microfibra es un material sintético que con su electricidad estática positiva absorbe y atrae muy bien el polvo y las bacterias. Ideal si las superficies son lisas.

Rugosos: los suelos como los de la cocina y los exteriores suelen ser rugosos para lograr el efecto antideslizante necesario. Para limpiar estas superficies se recomienda trapeador de algodón. El algodón mucho más resistente e igual de efectivo es la solución para este tipo de suelos.

Vinilo: en entornos industriales como oficinas, hoteles, restaurantes, el vinilo es más frecuente. Para este tipo de suelos se recomienda sobre todo que el trapeador sea de tiras y el material más efectivo es la microfibra. Si las superficies industriales no requieren nada especial y son muy amplias es mejor los trapeadores de tiras de algodón.

pareja limpiado

Los trapeadores son instrumentos sencillos que facilitarán la limpieza del hogar. (Fuente: freepik:1906629/ freepik.es)

Cubos

Una parte importante de el trapeador es, sin duda, el cubo. Aunque se recomienda siempre que sea posible, comprar el juego de trapeador y cubo que vaya unido. Muchas veces esto no sucede y nos vemos obligados a elegir un cubo adecuado.

Los cubos tienen sus propios criterios de compra, hay que tener en cuenta desde el tamaño, la capacidad (litros), hasta el método para escurrir. Actualmente, los cubos modernos tienen nuevas utilidades como el escurridor automático o centrifugado fácil.

Coste

Los trapeadores tienen un precio que oscila entre pocos euros y cantidades más altas. Ten en cuenta siempre el tipo de uso que vayas a dar a las fregonas, si es un uso frecuente e intenso, merece la pena invertir más dinero. Además, debes contemplar invertir en un buen juego de cubo y fregona lo que siempre supone un coste superior.

Material

Unos de los criterios más importantes para elegir fregona es el material. El material no solo influye en el tipo de suelo que vayamos a limpiar, como se explica en párrafos anteriores. Si no que también es un criterio que debemos tener en cuenta cuando nos toca limpiar la fregona.

Algunas fregonas se pueden lavar en lavadora y otras es mejor lavar en el propio cubo. Esto depende del material y la resistencia de la fregona.

Imagen en tonos sepia de un trapeador y un balde delante del papel tapiz retro

Las fregonas hay que cambiarlas cada cierto tiempo y lavarlas después de cada uso. (Fuente: Martin Bergsma : 51126623/ 123rf)

Fregonas domésticas o industriales

Muchas veces nos preguntamos si es mejor tener una fregona de tipo industrial o profesional. La realidad es que este tipo de fregonas van a tener un coste mayor, un uso menos sencillo por su peso y forma y requieren más mantenimiento.

Por tanto, si no tienes amplias superficies de difícil limpieza es mejor decantarse por las fregonas domésticas. Hoy en día existen numerosas fregonas con la última tecnología en eficiencia y comodidad que están indicadas para la limpieza en el hogar.

Resumen

Ya hemos llegado al final de la guía para ayudarte a encontrar la mejor fregona. Después de todo lo que has visto, ya sabes que la limpieza del hogar puede ser más fácil y sencilla gracias a elegir la fregona más adecuada. No puedes olvidar también, que su buen uso y mantenimiento ayudan a alargar la vida de estos utensilios imprescindibles en nuestras vidas.

Ahora ya tienes suficiente información para elegir la fregona que mejor se adapta a tus necesidades. Ya sabes que debes tener en cuenta el tipo de suelo y otros aspectos importantes como el uso fácil o el precio. La limpieza del hogar no volverá a ser la misma.

(Fuente de la imagen destacada: Tairat Junhuai: 44154817/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones