Última actualización: 22/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Los termostatos no solo son reguladores de la temperatura de nuestra casa. También, son una herramienta más de nuestro hogar para conseguir un ambiente confortable. Además, según cómo utilicemos nuestro termostato, podremos ahorrar energía, dinero y tiempo en preocupaciones.

Como sabemos todos, las tecnologías avanzan muy rápido. Tanto, que a veces es difícil seguirlas. Por esta razón, te vamos a explicar los diferentes tipos de termostatos que tienes a disposición en el mercado, cómo configurarlos y cómo identificar el más adecuado para ti.




Lo más importante

  • El termostato es una gran herramienta para asegurar una eficiencia energética en tu hogar. Un buen uso del termostato de la calefacción nos permite ahorrar energía y dinero en nuestra tarifa.
  • Existen varios tipos de termostatos. Desde los más básicos de on-off, hasta aparatos inteligentes que puedes configurar y controlar mediante Internet desde cualquier sitio.
  • Te vamos a ayudar a realizar una buena decisión de compra, dando respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes sobre termostatos.

Los mejores termostatos del mercado: nuestras recomendaciones

Queremos ayudarte a conseguir un termostato adecuado para tu hogar. Para lograrlo, a continuación, pondremos a tu disposición varias propuestas de termostatos. Estos se diferencian entre sí en función de sus características y se adaptan a cada tipo de necesidad. El termostato que estabas buscando y tanto necesitabas puede estar aquí.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el termostato

Si estás pensando en cambiar tu termostato de siempre por uno más novedoso y con más funcionalidades, aquí queremos ayudarte a hacer una buena elección de compra. Por esto, vamos a resolver las preguntas más frecuentes entre los usuarios.

Mujer controlando el termostato de una casa

El termostato es una gran herramienta para asegurar una eficiencia energética en tu hogar. (Fuente: goodluz: 80050725/ 123rf)

¿Qué es un termostato y cómo funciona?

Un termostato de calefacción es un aparato que forma parte de un sistema de regulación y control, automático o manual, de la temperatura ambiental, sea de una habitación o una estancia. Son dispositivos indispensables para regular la temperatura de nuestras casas y mantener un control en la eficiencia energética. De esta forma, nos permiten alcanzar una sensación térmica de confort, con un impacto positivo en nuestra tarifa de electricidad.

El funcionamiento de los termostatos ha evolucionado con el correr del tiempo y el avance de la tecnología. En este sentido, podemos encontrar una versión simple y otra digital-dinámica, en función de su reacción ante el registro de temperaturas:

  • Termostato On-off: Esta es la versión más simple. Consiste en un interruptor que enciende y apaga la calefacción. El termostato hace que la caldera se encienda cuando nota una diferencia en la temperatura ambiente respecto a la asignada por el usuario. Cuando la temperatura de la habitación llega a la deseada, el termostato manda una señal de parar a la calefacción.
  • Termostato modulante: El aparato envía constantemente información a la caldera sobre la temperatura ambiente para que esta module la potencia en función del nivel térmico deseado por el usuario. Con este formato de termostato digital, podemos ahorrar hasta un 10% en nuestra factura. Esto se debe a que la caldera no trabaja al máximo de su capacidad para conseguir la temperatura ajustada, sino que la modula y, así, no produce los picos que produce el primer tipo.

¿Qué tipos de termostatos existen?

Los termostatos poseen una tipología más compleja, la cual va más allá de la división anteriormente mencionada. Si bien es evidente que los modelos más avanzados se caracterizan por su eficiencia y una respuesta más calibrada, existen otras características que obligan a establecer una categorización más precisa. En función de este enfoque, los termostatos más comunes en la actualidad son los siguientes:

Tipo de termostato Características
Termostato analógico Estos aparatos tienen un funcionamiento de on-off, que como ya hemos explicado antes, su función es apagar o encender la calefacción según la diferencia de temperatura ambiente y la temperatura ajustada por el usuario
Termostato digital A diferencia del analógico, este puede tener un funcionamiento on-off o modulante. Además, este tiene una pantalla líquida y una placa electrónica que lo hace un aparato más fiable que el analógico
Programable o cronotermostato Permite programar horarios fijos o variables para que se encienda o apague la calefacción y determinar la temperatura que el usuario desea para dichos intervalos de tiempo
Termostato inalámbrico Son aparatos móviles, es decir permiten cambiar fácilmente la ubicación de los mismos sin necesidad de cableados. Estos funcionan mediante un receptor de radiofrecuencia que se conecta a la caldera.
Termostato inteligente Está compuesto por un sistema de geolocalización. Este permite conectarlo a un móvil para saber la ubicación del usuario y encender la caldera cuando se esté acercando a su hogar, y viceversa
Termostato wifi Este es el más completo y novedoso. Con este dispositivo, puedes controlar la calefacción de tu casa, incluso fuera de ella mediante Internet.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los termostatos inteligentes?

Cambiar un termostato tradicional por un modelo inteligente o moderno es un gran paso. Por esta razón, queremos ayudarte a darlo. Aquí, vamos a exponer algunas ventajas y desventajas de los termostatos inteligentes:

Ventajas
  • Gran variedad de ajustes y funciones
  • Mayor ahorro
  • Dispositivo programable
  • Configuración desde cualquier ubicación
  • Gran precisión
Desventajas
  • No son compatibles con todas las calderas, ya que necesitan un tipo de conexión especial
  • Son más caros que los analógicos. Cuanta mayor sea la tecnología incorporada, más sube el precio
  • Requiere de un manejo y conocimiento mínimo de tecnologías

¿Cómo configurar el termostato?

La mejor forma para ahorrar dinero y energía en tu calefacción es programando tu termostato según tus horarios. Configurar el aparato para que se ajuste a diferentes temperaturas, teniendo en cuenta si estás o no en tu casa, ayuda a ahorrar en tu tarifa de electricidad y/o gas. Para su configuración, sigue los siguientes pasos elementales:

  1. Lee el manual del termostato. Aunque casi todos tienen las mismas funcionalidades, no todos se manejan igual.
  2. Define tus horarios. Puede que te sea más fácil, primero, determinar tus horarios entre semana y luego los fines de semana, ya que suelen ser diferentes. Estos tienen que ir ajustados con el día y la hora. Además, debes de establecer cuándo te despiertas y la temperatura que quieres que haya a esa hora, así como tus horarios laborales y de estadía en el hogar. No olvides configurar tus horarios de sueño.
  3. Presiona “RUN” para terminar la configuración. Ya tendrías tu termostato programado, según tus horarios.

¿Cómo programar mi termostato con Alexa?

Como explicaremos en el siguiente apartado, existen varios tipos de termostatos. Entre estos, encontramos los modelos inteligentes con wifi. Este, además de tener que estar conectado a un dispositivo móvil, puede controlarse por Internet, ya sea estando fuera de casa o dentro de ella. Esto es posible mediante el dispositivo Alexa de Amazon. Aquí, te explicaremos cómo hacerlo:

  1. Descargar la aplicación de Amazon Alexa.
  2. Entrar en la pestaña de opciones y presionar “Skill y juegos”.
  3. Entrar en “categorías” y buscar “smart home”.
  4. Buscar dentro de esta, la aplicación “Smart Life”. Una vez dentro, presionar “Activar para usar”. Poner el correo y contraseña.
  5. Una vez hecho esto, si nos vamos a Alexa y miramos los dispositivos, podemos ver la pestaña de termostatos, en la que activaremos o desactivaremos la función.
  6. Para que nos sea más fácil la comunicación con Alexa, recomendamos cambiar el nombre del dispositivo correspondiente a “termostato”.
  7. La configuración ya está completada. Ya puedes pedirle a Alexa que suba o baje la temperatura de tu hogar.

Gato sobre radiador

Para conseguir un ahorro de energía notorio debemos apagar la calefacción cuando no estemos en casa. (Fuente: He Gong: 2VCtLsPEaWI/ Unsplash)

¿Cómo saber si un termostato funciona?

Como ya sabemos, hacer un mal uso de nuestro termostato puede aumentar nuestra factura. Por esta razón, hay que saber si nuestro dispositivo está funcionando tal y como lo habíamos programado o si, por el contrario, ha habido algún error. Para despejar cualquier inquietud, puedes hacer lo siguiente:

  • Leer el manual para configurar bien el termostato. Cada modelo tiene sus funciones y sus teclas para determinar los ajustes.
  • Con los termostatos inteligentes, es más fácil saber si está funcionando correctamente o no, ya que tienes en tu móvil todos los datos que has configurado, y puedes cambiar el que consideres que está fallando.
  • Además, muchos de los termostatos inteligentes tienen como fuente de alimentación las pilas. Si tu termostato se ha apagado de improviso, esta puede ser una razón.

¿Dónde se debe ubicar el termostato?

Para saber dónde debe ubicarse un termostato, te vamos a dar unos consejos generales para que sepas dónde ubicarlo:

  • Debe encontrarse en la habitación con mayor temperatura o en la que pases el mayor tiempo.
  • A una altura de 1,5-1,8 m del suelo, aproximadamente.
  • Lo más lejos posible de fuentes de calor o frío que puedan modificar la medición de la temperatura.
  • Evitar las zonas en las que incide el sol directamente.

Criterios de compra

Para lograr realizar una buena compra, hay que valorar primero algunos aspectos importantes del producto. A continuación, hablamos de las características más importantes que has de tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro termostato para tu hogar.

Inteligencia

La elección entre un termostato inteligente y otro no inteligente, puede significar la diferencia entre un ahorro significativo de energía o su derroche. Pero, también, hay que tener claro que los termostatos inteligentes no son compatibles con todas las calefacciones, ni siquiera para todos los usuarios.

Para un uso correcto y satisfactorio de aparatos inteligentes, es necesario un conocimiento mínimo en el manejo de este tipo de tecnologías, no solo del termostato sino de los dispositivos mediante los cuales puede administrarse.

Una mujer mirando tableta con pantalla de inicio inteligente.

El funcionamiento de los termostatos ha evolucionado con el correr del tiempo y el avance de la tecnología. (Fuente: Jozef Polc: 98800957/ 123rf)

Ahorro de energía

El cometido principal de los termostatos es el ahorro de energía. Sin embargo, es cierto que no todos pueden asegurar una eficiencia energética considerable.

Un dispositivo programable tiene la capacidad de conseguir un ahorro de energía mucho mayor que uno no programable, por ejemplo. Mediante el establecimiento de horarios, ajustes de temperatura y demás opciones, que incluyen ciertos termostatos digitales, podemos ahorrar hasta un 30% en nuestra cuenta de energía.

Rango de temperatura

Un aspecto diferencial entre los diferentes tipos de termostatos son las temperaturas máximas y mínimas que pueden alcanzar, para una mayor flexibilidad y confort del usuario.

En la mayoría de termostatos, los rangos de temperatura son de entre 10ºC a 35ºC. Además, existen modelos con mayor o menor margen de error en el ajuste térmico. Por ejemplo, los aparatos digitales tienen un margen de error de entre 0,2ºC y 0,5ºC, mientras que los analógicos de entre 1ºC y 2ºC. Esto vuelve a los primeros mucho más eficientes, energéticamente, que los segundos.

Instalación

Una característica que también podemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro termostato para la calefacción de nuestra casa es que la instalación no sea muy costosa o compleja.

La instalación más sencilla entre todos los termostatos la tiene el analógico. No obstante, hay que saber sopesar tanto las ventajas como las desventajas de unos y otros dispositivos para poder realizar una buena compra. La instalación y su complejidad, en este sentido, puede ser un factor que incline tu decisión hacia un modelo u otro.

Manejo

Todos sabemos que, en ciertos momentos, el manejo de los termostatos nos puede resultar enrevesado. Sobre todo, aquellos que vienen con mil funciones y modos diferentes. A veces, se nos puede hacer complicado el uso de estos dispositivos más inteligentes.

Sin embargo, los termostatos más fáciles de usar son los denominados “on-off”. Es la versión más simple de estos aparatos, ya que solo consta de un interruptor de encendido y apagado. Estos modelos on-off  tienen como función indicar a la caldera que pare una vez llega a la temperatura indicada por el usuario.

Resumen

En definitiva, la tecnología avanza a pasos de gigante y, con ella, los termostatos y las diferentes formas de ahorrar y hacernos la vida más fácil. Para esto, sin embargo, es vital hacerse de un buen control automático. Además, los termostatos son herramientas muy importantes para conseguir condiciones de confort en nuestro hogar.

Existen muchos tipos de termostatos diferentes para cada casa, calefacción y necesidades del usuario. Desde el termostato más tradicional hasta el que incluye las últimas prestaciones y configuraciones, como asistentes de voz, geolocalización o control mediante wifi. La prioridad es encontrar el que te resulte más fácil de utilizar en tu día a día.

(Fuente de la imagen destacada: Olivier Le Moal : 69321322/ 123rf)

Evaluaciones