Última actualización: 24/11/2021

Nuestro método

15Productos analizados

18Horas invertidas

10Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Si estás pensando en decorar la habitación de tu hijo/a o en hacer un regalo especial, el sillón para niños es la compra perfecta. Con este mobiliario, los niños tendrán un sitio propio donde sentarse y jugar de forma segura.

Antes de adquirir un sillón para niños, es necesario que prestes atención a varios aspectos importantes. El material, el diseño, la seguridad, el tamaño y las funciones son factores que debes tomar en cuenta. En esta guía, aprenderás todo lo necesitas saber sobre los sillones infantiles. ¿Listo? ¡Vamos allá!




Lo más importante

  • Los sillones infantiles estimulan la creatividad de los niños y les ayudan a imitar la realidad. En ellos podrán descansar, jugar, leer y dibujar de forma libre y segura. Son fáciles de transportar y pueden incorporar distintas funciones en un mismo sillón.
  • Están recomendados para niños de 7 meses hasta 8 años. Pueden ser especiales para bebés o para edades más avanzadas. Sus materiales blandos y ergonómicos proporcionan seguridad y comodidad para los pequeños de la casa.
  • Antes de adquirir un sillón para niños, debes prestar especial atención al material de fabricación. También a las dimensiones, el diseño, la seguridad y las funciones que incorpora.

Los mejores sillones infantiles del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te mostraremos los 4 mejores sillones infantiles. Todos ellos destacan por su calidad, pero cada uno posee características propias que te ayudarán a elegir el ideal para tus hijos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los sillones para niños.

Si quieres adquirir un sillón para niños, es importante que conozcas bien los aspectos que debes tomar en cuenta para realizar una buena elección. A continuación, te contaremos los beneficios de comprar este producto y resolveremos todas tus dudas.

Los sillones para niños estimulan la creatividad de los niños y les ayudan a imitar la realidad. (Fuente: Melpomen: 100539409/ 123rf)

¿Por qué comprar un sillón para niños?

Un sofá o sillón para niños no es tan solo un artículo de decoración. Con este mueble, los niños tienen su propio lugar de recreo. Además, ayuda a estimular su creatividad de forma segura. De este modo, creamos un espacio en el que se sienten libres y seguros, imitando la realidad de los mayores.

El diseño de los sillones para niños suele ser ergonómico y desarrollado en materiales blandos. Es para evitar accidentes. Además, estos sofás están realizados a su medida y con diseños llamativos y divertidos.

María MontessoriFundadora del Método Montessori y escritora de pedagogía científica
"El ambiente preparado ofrece al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante. Este es elegido libremente y propicia prolongados períodos de concentración que no deben ser interrumpidos".

¿Qué beneficios aporta un sillón para niños?

Como hemos explicado anteriormente, un sillón para niños tiene muchas ventajas para los niños. Por ello, vamos a explicarlas todas:

  • Espacio a medida: Dan al niño una atmósfera adaptada a sus medidas y necesidades.
  • Artículo de decoración: Hay muchos tipos de diseños que darán un toque diferente a tu hogar.
  • Fácil de transportar: Están fabricados con materiales blandos y de poco peso. Por ello, podrás transportarlo fuera o dentro de casa fácilmente.
  • Seguro: Por su forma y material de fabricación, los niños no correrán riesgo de lesiones.
  • Estimula la creatividad: El sillón para niños les permite descansar cómodamente y enfocar su atención en otras actividades. Por ejemplo, la lectura, la pintura o los puzzles.
  • Enfocado a distintas edades: Puedes encontrar sillones infantiles de bebés, para niños de edades concretas, o para una etapa más amplia.
  • Distintos usos: Hay sillones infantiles con baúl incorporado, reclinables, que se hacen cama o tipo mecedora. Así, podrás disponer de varios elementos en uno.

Como puedes ver, los sillones para niños tienen muchos beneficios. Te resumimos todas sus ventajas en el siguiente listado:

Ventajas

  • Espacio adaptado
  • Transportable
  • Seguro
  • Desarrolla la creatividad
  • Modelos funcionales
  • Artículo de decoración
  • Adaptado a distintas edades

¿Para qué niños están recomendados los sillones para niños?

En general, los sillones infantiles están recomendados para niños de entre 7 meses de edad y 8 años. Dentro de este rango, podemos encontrar sillones infantiles enfocados a bebés y sillones para niños de edades más avanzadas.

Siempre debemos tener en cuenta el tamaño y las recomendaciones del fabricante de cada producto. Existen modelos que podrán utilizar tus hijos durante muchos años. Por ello, es necesario que tengas en cuenta el uso que le quieres dar y la edad del niño.

¿Qué tipos de sillones para niños hay?

En el mercado hay muchos tipos y modelos de sillones infantiles. Para que te resulte más fácil encontrar el que mejor se adapta a tus necesidades, te vamos a explicar los distintos aspectos y clasificaciones:

  • Según sus funciones: Puedes encontrar sillones infantiles reclinables, plegables que se hacen cama y sirven de baúl para guardar cosas, orejeros o balancines.
  • Por el material: El material más común es la espuma. Sin embargo, también puedes encontrar otros materiales, como mimbre, madera, algodón o hinchables.
  • La edad: Hay sillones infantiles para bebés, para niños de una edad determinada y para rangos de edad más amplios.
  • El diseño: Los diseños son muy variados, aunque hay modelos específicamente diseñados para niñas y otros más para niños.
  • La capacidad: Puedes encontrar sillones simples o de dos plazas.

En el siguiente cuadro, te resumimos los distintos tipos:

Criterios Clasificación
Funciones Cama, baúl, mecedora, orejero, reclinable o plegable.
Material Espuma, algodón, madera y mimbre, entre otros.
Edad Bebés, una edad determinada, rango más amplio de edad.
Diseño Niño o niña.
Capacidad Simple o doble.

¿En qué lugar debo colocar el sillón para niños?

Como hemos señalado anteriormente, el sillón para niños puede transportarse fácilmente. Por ello, podemos moverlo en función de nuestras necesidades. Así, podremos situarlo en distintas zonas. También junto al sofá de los adultos, para que cada uno tenga su sitio a medida.

El sillón para niños ayuda a fomentar la creatividad de los más pequeños, creando un entorno adaptado a ellos. Por eso, el lugar ideal para colocarlo es dónde se encuentre su espacio de juegos. Los sillones infantiles también son muy útiles en ciertos negocios, dónde es necesario que los niños se encuentren cómodos. De este modo, podemos encontrarlos en peluquerías y salones de estética.

Están recomendados para niños de 7 meses hasta 8 años. Pueden ser especiales para bebés o para edades más avanzadas. (Fuente: Janthra: 160443059/ 123rf)

¿Cómo puedo alargar la durabilidad de un sillón para niños?

La mayoría de los sillones para niños pueden durarte muchos años. Sin embargo, como todos sabemos, los pequeños se manchan fácilmente. Por ello, debemos limpiar y desinfectar a menudo todo lo que está a su alrededor. No obstante, esto no es un problema a la hora de adquirir un sillón para niños. Algunos están forrados con telas impermeables, por lo que es muy sencillo lavarlos con un paño húmedo.

Otros permiten quitar la funda exterior para poder lavarla fácilmente. Los más modernos están forrados con tejidos antimanchas para que sea cómodo de limpiar. ¿Aún así el sillón de tus hijos tiene manchas imposibles de quitar o ha sufrido el paso del tiempo? Existen fundas para sillones infantiles. De esta forma, parecerá nuevo y podrás cambiar su diseño.

Criterios de compra

Antes de adquirir un sillón para niños, debes valorar una serie de aspectos sobre este producto. Así, podrás realizar una elección apropiada y segura para tus hijos. A continuación, hemos seleccionado los criterios más importantes a tomar en cuenta. Son los siguientes:

Material

El factor más importante a la hora de comprar un sillón para niños es el material. Es que de él depende la seguridad y el confort de los niños. La comodidad es fundamental, por lo que debes fijarte en el acolchado. Además, debe ser un tejido suave y antialérgico.

Dependiendo de la edad del niño, será mejor un material u otro. Para bebés o niños más pequeños, es recomendable que sean de espuma o poliuretano. Por otra parte, en función del uso que quieras darle, quizás necesites un sillón para niños de mimbre o madera (por ejemplo, si quieres utilizarlo con un pupitre o mesa).

Sus materiales blandos y ergonómicos proporcionan seguridad y comodidad para los pequeños de la casa. (Fuente: Gpointstudio: 40976011/ 123rf)

Diseño

Además de la comodidad, el diseño también es primordial. Hay muchos modelos disponibles de diferentes colores y estampados. Es importante que sea llamativo y que el niño se sienta atraído a ocupar ese lugar.

De esta forma, puedes encontrar sillones infantiles de estilo princesa, con dibujos animados, con coches, animales o formas abstractas. También hay modelos lisos, rayados o escoceses, entre muchos otros.

Tamaño

Es crucial fijarse en el tamaño del sillón. Para ello, debes tener en cuenta la edad del niño/a. No obstante, lo más importante es que prestes atención a las características físicas del pequeño, independientemente de su edad. Hay niños que son de contextura más grande o pequeña.

Además, evalúa si será para un uso corto o prolongado, ya que, como mencionamos, hay modelos que abarcan una amplio rango de edad. Asimismo, debes tener en cuenta el sitio disponible para el sillón. Debe caber fácilmente y quizás necesites que el modelo incorpore alguna función más para ahorrar espacio.

Antes de adquirir un sillón para niños, debes prestar especial atención al material de fabricación. También a las dimensiones, el diseño, la seguridad y las funciones que incorpora. (Fuente: Janglab: 165854239/ 123rf)

Seguridad

La seguridad de tus hijos es lo primero. Por eso, debes tener en cuenta estos factores:

  • Es necesario que el sillón para niños esté fabricado en materiales blandos y no tóxicos, que eviten riesgos y daños con los niños.
  • Es muy importante que el producto disponga de certificado de seguridad.
  • Asegúrate de que el diseño esté redondeado en sus esquinas.
  • Revisa que no haya cremalleras o puntas que sobresalgan y puedan suponer un peligro.

Funciones

Puedes encontrar infinidad de modelos de sillones para niños en el mercado. Algunos de ellos incorporan algunas funciones que hacen al producto más específico o versátil. Vamos a explicarte todos los tipos según sus funciones:

  • Sillón para niños reclinable: Este tipo de asiento para niños tiene un respaldo reclinable. Así, el niño puede disponer de una postura más cómoda.
  • Sillón para niños plegable: Este modelo puede plegarse para guardarse o transportarse fácilmente. Algunos se pliegan de tal forma que pueden utilizarse de colchoneta o incluso de tienda de campaña.
  • Sillón para niños orejero: Este tipo de producto dispone de dos salientes en el respaldo. Es para poder apoyar la cabeza cómodamente.
  • Sillón baúl para niños : Este modelo permite levantar la parte del asiento y almacenar dentro juguetes o ropa. Es muy útil para espacios pequeños.
  • Sillón balancín para niños : El modelo con la función balancín o mecedora tiene la base curvada. De esta manera, el niño puede balancearse en él mientras está sentado.

Resumen

Como hemos visto, el sillón para niños es un producto muy útil para los niños. Con él, podrán descansar, jugar, imitar a sus mayores y desarrollar su creatividad. ¿Aún no tienes uno?

Si quieres escoger el mejor sillón para niños para tus hijos, tus sobrinos u otros niños, debes prestar atención al material de fabricación. También al tamaño, la seguridad, el diseño y las funciones que posee.

Si hemos ayudado a resolver tus dudas sobre los sillones para niños, te animamos a comentar y compartir este artículo.

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 107904573/ 123rf)

Evaluaciones