Última actualización: 26/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Los crecientes hábitos de consumo saludable han despertado un gran interés por el autocultivo de plantas, frutas y hortalizas en semilleros domésticos. Cada vez hay más opciones en el mercado que buscan adaptarse a las necesidades de cada persona y a su espacio de cultivo.

El uso de un semillero te permitirá realizar la germinación de tus granos en un ambiente más controlado y protegido. Esto te garantizará una menor pérdida de semillas. Además, podrás disfrutar de tu propia cosecha, libre de químicos y agrotóxicos.




Lo más importante

  • Existen diversos tipos y formatos de semilleros. Varían de acuerdo al uso que se le quiera dar y a sus funciones. La categorización más importante es su propiedad de ser biodegradable o reutilizable.
  • La decisión de adquirir un semillero se ha expandido junto a las nuevas tendencias de consumo saludable y autocuidado. Contar con uno para tus germinaciones te facilitará el cuidado y mantenimiento del proceso. Así, podrás disfrutar de tus propios cultivos, minimizando las pérdidas de semillas.
  • Considerar el tipo de material, sus aplicaciones y funciones extras te garantizará la elección del modelo que mejor se adapta a tus necesidades. También a las características del sitio donde lo colocarás.

Los mejores semilleros del mercado: nuestras recomendaciones

De acuerdo a las características y funciones de cada semillero, hemos armado una lista de los mejores productos. De esta manera, te será más fácil encontrar la opción más indicada para ti.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los semilleros

Al momento de plantearnos la posibilidad de comenzar a sembrar nuestras propias plantas y alimentos en un semillero, surgen varias preguntas. Por ello, a continuación, responderemos las dudas más frecuentes sobre los semilleros.

Recuerda que cada semilla tiene su propia temporada de siembra. (Fuente: Spiske: 4yK8iDaWnm8/ Unsplash.com)

¿Qué es un semillero y qué ventajas tiene?

El semillero es el lugar donde comienza el ciclo de vida productivo y reproductivo de una planta. Es el sitio adecuado para que la semilla inicie su fase de desarrollo, controlando y manejando algunas condiciones para su óptimo crecimiento. Este proceso puede marcar una gran diferencia entre el éxito o fracaso de tus plantas y cultivos.

La siembra en recipientes semilleros tiene varias ventajas frente a la siembra exterior y directamente en suelo. Te contamos a continuación algunas de ellas:

Ventajas
  • Mayor control desde el primer momento
  • Menor riesgo de pérdidas de semillas
  • Siembra en cualquier época del año
  • Elección del sustrato
  • Plagas y enfermedades controladas
Desventajas
  • Las raíces puedes dañarse si el modelo exige arrancar las plántulas
  • Algunos cultivos, como el tomate, extienden su ciclo vegetativo al no ser por siembra directa

¿Por qué tener un semillero?

Si pensamos en las razones técnicas por las cuales tener un semillero para la siembra, destaca el crecimiento favorable y eficiente que prepara para las plantaciones. Este sistema fortalece a las plántulas para que puedan hacer frente a posibles condiciones adversas.

Además de los motivos vinculados a las condiciones óptimas, existe una tendencia cada vez más popular de practicar el autocultivo en casa. Puede ser tanto por una elección de alimentación saludable y cuidado personal, como por motivos personales, por ejemplo, compartir una actividad con los pequeños de la casa. También por motivos ambientales, por practicidad o inquietud de conocer esta maravillosa práctica.

Es muy importante el suministro de agua a tus cultivos. (Fuente: Katerinavulcova: 4024588/ Pixabay.com)

¿Qué tipos de semilleros hay?

Hemos clasificado los semilleros según algunas características y funciones con las que te encontrarás al buscar información sobre ellos.

Semilleros biodegradables

Los semilleros biodegradables están hechos de materiales orgánicos. Al colocarlos en tierra se degradan, sirviendo generalmente como abono. Los materiales con los que, seguramente, te encontrarás son fibra de coco o turba. Ambos permiten un buen aireado de las semillas.

El formato de estos semilleros varía según sus usos y aplicaciones. Los más conocidos son:

  • Macetas
  • Bandejas
  • Bloques de sustrato
  • Pastillas de sustrato

Semilleros reutilizables

Los semilleros reutilizables vienen en formato de bandejas de plástico flexibles. Tienen alvéolos para que puedas colocar las semillas. Cada uno de ellos está perforado para facilitar el drenaje.

Semilleros hidropónicos

En esta categoría también existe variedad. Puedes encontrarte con dos formatos: bandejas plásticas con depósito de agua, y cubos de arranque hechos de fibra de roca fundida. Son especialmente útiles si vives en grandes ciudades, ya que permiten cultivar plantas en menos espacio, e incluso en vertical.

Semilleros con autoriego

Consisten en bandejas de plástico con un depósito para el agua. Este proporciona un sistema de riego capilar. Esto quiere decir que las raíces absorben la cantidad necesaria de agua, la cual se distribuye generando un ambiente húmedo.

Semilleros invernaderos

Los semilleros invernaderos son aquellos que conservan, de cierta forma, el calor. Esto sirve para asegurar un clima agradable que favorezca el ciclo de germinación. Pueden ser bandejas plásticas iguales a las reutilizables, pero con una tapa hermética que se coloca por encima de la siembra.

También encontramos algunos semilleros más sofisticados. Estos cuentan con su propio sistema de calefacción eléctrico. Para una comparativa más visual, hemos preparado una tabla que lo resume todo.

Biodegradables Reutilizables Hidropónicos Autoriego Invernaderos
Material Fibra de coco, turba Plástico Plástico, fibra de roca fundida Plástico Plástico
Formato Macetas, bandejas, bloques de sustrato, pastillas de sustrato Bandejas con alveolos Bandejas con depósito, cubos de arranque Bandejas con depósito Bandejas con tapa, Eléctrico
Trasplante No No

¿Cómo sembrar en semilleros?

El primer paso para sembrar en semilleros es rellenar los alvéolos o macetas con sustrato. Este tiene una composición esponjosa, por lo que es recomendable apretarlo suavemente con los dedos para darle una estructura más firme. No hay que compactarlo excesivamente. Siempre es bueno que las raíces tengan suficiente aire y espacio para desarrollarse y crecer.

En el segundo paso se realiza un pequeño agujero con el dedo. No es necesario que sea muy profundo (2 o 3 centímetros aproximadamente). En estos agujeros colocaremos 2 o 3 semillas por alveolo, dependiendo del vigor de las plantas que estemos cultivando.

Finalmente tapamos las semillas con la misma tierra o sustrato del alveolo. En el caso de los bloques de sustrato o pastillas, el procedimiento se inicia con la colocación de semillas directamente. No es necesario rellenarlas previamente.

¿Qué sembrar en semilleros según la época del año?

Una de las claves para tener éxito y poder disfrutar de tus siembras, es tener claro qué puedes cultivar en cada época del año. A continuación, te presentamos un calendario de siembra para el caso de las verduras y hortalizas. Debes tener en cuenta que cada una de ellas requiere de un cuidado diferente.

PRIMAVERA VERANO OTOÑO INVERNO TODO EL AÑO
Cultivos Albahaca, batata, calabaza, pepino, tomate, melón y maíz Ajo, brócoli, cebolla, espinaca y repollo Lechuga, patata, perejil, zanahoria y remolacha

En el caso de los semilleros invernaderos con calefacción, puedes obviar este calendario de siembra. Estos modelos en particular permiten generar un microclima, independientemente de la época del año.

¿Cómo regar tu semillero?

Es importante que el riego de tu semillero lo realices una vez al día para mantener el sustrato húmedo. La recomendación es hacerlo con un spray o pulverizador. Así, evitarás que el peso del agua derrame las semillas al fondo de los alvéolos.

Este mecanismo de riego es la única forma de regar y limpiar las hojas de tus plantas interiores que no reciben el agua natural de la lluvia. También se suele utilizar el método de riego capilar. En este, la raíz de la planta queda sobre el agua y absorbe a medida que lo necesita.

Comienza tu siembra en semilleros. Permiten un ambiente más controlado y protegido. (Fuente: Schaeffer: H0iAXFekiWo/ Unsplash.com)

¿Dónde colocar tu semillero?

El lugar ideal para tu semillero es un sitio cálido, con suficiente luminosidad y en algunos momentos sol directo, aunque no demasiado. Debes recordar que no es bueno para tus semillas que la tierra se seque demasiado.

Sería conveniente que el lugar cuente con un techo cobertor que permita al semillero recibir calor.

Criterios de compra

Si estás pensando en tener un semillero en tu hogar, te resultará interesante la siguiente lista. Tiene los atributos que deberías valorar al momento de adquirir una bandeja semillero.

Tipo de material

De acuerdo a su propiedad de ser biodegradable y orgánico o reutilizable, te encontrarás con semilleros de distintos materiales. Esta es una característica a tener en cuenta a la hora de pensar en el momento del trasplante. Las raíces son muy delicadas y es recomendable no exponerlas demasiado tiempo al aire.

Dependerá de tus habilidades o experiencia si escoges un material biodegradable para pasar directamente a tierra o un material que puedas reutilizar.

Existe, además, una alternativa que combina la cualidad de ser biodegradable y reutilizable. Este tipo de semillero es una solución perfecta para un mejor cuidado de las raíces y para conservar el recipiente.

A la tradicional bandeja de plástico con alvéolos se le agrega bloques de sustrato orgánico. Están listos para sembrar y mover sin necesidad de exposición. Por lo tanto, también son una excelente opción si no tienes sustrato o no has pensado en comprar.

Semilleros biodegradables para plantar directamente en tierra. (Fuente: Spiske: vrbZVyX2k4I/ Unsplash.com)

Aplicación / uso

Otro aspecto que debes considerar es el tipo de siembra que estás pensando realizar. Por ejemplo, para cultivos hidropónicos encontrarás bloques semilleros específicos para esta técnica. La misma tiene muchas ventajas sobre la convencional. Te contamos cuáles son:

  • No necesitas preparar la tierra
  • Economizas en semillas
  • Obtienes plantas fuertes y vigorosas
  • Ocupa menos espacio

Autoriego

Algunos semilleros incorporan el sistema de riego capilar. Lo hacen mediante un depósito para el agua que evita que tengas que realizar el riego periódicamente. Es una buena opción si no quieres pensar en la cantidad de agua que necesita tu cultivo diariamente. También si, sencillamente, prefieres evitarte esta tarea.

Son ideales para la reproducción con semillas y esquejes, tanto en el interior como en el exterior. Se puede utilizar tantas veces como desees.

Consejo: no regar desde arriba, ya que la estera capilar absorbe suficiente agua y mantiene la humedad constante.

Eléctrico

Como en muchos otros aspectos de nuestra vida, la tecnología se hace presente. Esta vez para simplificar procesos de germinación en ambientes más controlados y fáciles de manejar. Principalmente, si no quieres estar pendiente del clima y de las estaciones adecuadas para la siembra. Asimismo, si vives en regiones con inviernos fríos y fuertes donde la siembra se hace casi imposible, esta puede ser una solución perfecta para ti.

Un semillero calefaccionado te permitirá obtener resultados eficientes de manera más rápida y sencilla. Considerando, además, que no todas las semillas tienen los mismos requerimientos térmicos para germinar o brotar.

Importante: el semillero eléctrico es calefactor. Por lo tanto, nos permitirá dar calor, pero no enfriar.

Todo ciclo de vida de una planta comienza en un semillero. (Fuente: Amber: YAIr7N0GyFM/ Unsplash.com)

Resumen

Tomar la decisión de tener tu propio semillero en casa para comenzar una vida más saludable no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Por esta razón, es importante que, una vez que lo hayas decidido, puedas informarte, evaluar y considerar varios aspectos. De esta manera, tu primera experiencia no terminará siendo un fracaso.

Como habrás visto, no solamente hay diferencias en las características y atributos propios de cada semillero. También deberás pensar en tus preferencias y en las particularidades del sitio donde lo colocarás. ¿Ya habías probado uno? Déjanos un comentario contándonos tu experiencia.

(Fuente de la imagen destacada: F8studio: 82737083/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones