Última actualización: 05/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Al nacer nuestro bebé, tenemos un montón de preguntas. Si a eso le agregamos la lista básica de artículos que necesitamos, no paramos. Es entonces cuando surge la duda, ¿deberían estar los protectores de lactancia entre los productos esenciales? ¿Desechables o lavables?

Estos accesorios son funcionales porque absorben y evitan manchas o escurrimientos de leche materna en la ropa. Cada vez, se ofertan diseños más cómodos, delgados y discretos, que combinan la mejor tecnología de absorción. Para ello, te dejamos este artículo que te ayudará a valorar las opciones y tomar la mejor decisión.




Lo más importante

  • Los protectores de lactancia se colocan entre el sostén y el pecho, haciendo de barrera para absorber y evitar escurrimientos de leche materna.
  • Se fabrican en materiales desechables y telas reutilizables, como bambú y algodón.
  • Los protectores de lactancia vienen en diferentes espesores y con distinta capacidad de absorción, desde los finos a los más gruesos.

Los mejores protectores de lactancia del mercado: nuestras recomendaciones

La gran cantidad de opciones de protectores de lactancia puede resultarte agobiante. Por eso, te presentamos una lista con los mejores productos del mercado, tanto desechables como lavables. Revisa la clasificación que hicimos, ya que el denominador común entre todas estas opciones es su buena reputación entre los usuarios.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los protectores de lactancia

¿Quieres hacer una compra más informada? Sabemos que existen muchas dudas alrededor de la lactancia, y queremos resolverlas con información precisa. A continuación, te compartimos una lista de preguntas frecuentes sobre los protectores de lactancia con la finalidad de que te sientas más segura y cómoda al respecto.

Durante los primeros meses posteriores al parto, los protectores de lactancia ayudan a absorber el goteo abundante de leche materna. (Fuente: kevin liang: xBLv_ddXr8k/ Unsplash)

¿Qué son los protectores de lactancia y para qué sirven?

Los protectores de lactancia son un par de almohadillas suaves, que se colocan entre el pecho y el sostén. Pueden tener forma cóncava o plana, y sirven para retener y absorber el goteo de leche materna que se presenta en las primeras semanas posteriores al parto.

En este sentido, la Oficina para la Salud de la Mujer (OWH) del Departamento de Salud de EE. UU. explica que es normal que produzcas más leche en este periodo.

Estos protectores son un recurso muy utilizado por las madres lactantes que, en los inicios de la lactancia, notan sus pechos muy cargados. Durante los primeros 3 a 5 días, tu bebé estimula la producción de leche a través de la succión constante, por lo que son normales los escurrimientos.

¿Cuántos protectores de lactancia se gastan al día?

La cantidad de protectores que necesitarás dependerán de tu cuerpo y la producción de leche que tengas los primeros meses de lactancia. Mientras que algunas madres experimentan una sobreproducción de leche durante el día, otras tienen goteos menos abundantes.

En el mejor de los casos, ocuparás dos en 24 horas, uno para el día y otro para la noche. Lo importante, es que observes el comportamiento de tu cuerpo y cómo se va regulando la producción de leche conforme te acerques a los dos meses de tu bebé.

Los protectores de lactancia destacan por su tecnología de absorción para evitar escurrimientos de leche en la ropa. (Fuente: Helena Lopes: qUSj1BVnIGk/ Unsplash)

¿Hasta cuándo debo usar los protectores de lactancia?

De acuerdo con la Oficina para la Salud de la Mujer de los Estados Unidos (OWH), los escurrimientos se pueden presentar aún, entre las 4 a 6 semanas posteriores al alumbramiento. Este periodo es en el que tu cuerpo se acostumbra a la lactancia, tus senos están más blandos y las pérdidas pueden disminuir.

Sin embargo, también puede mantenerse una sobreproducción prolongada debido a ciertas prácticas que, si modificas, te ayudarán a acabar con los goteos. De acuerdo con la Liga de la Leche México, puedes ayudar a regular la producción, dejando que tu bebé vacíe un pecho primero, y luego el otro, intercalándolo entre una toma y otra.

Otro error que no debes cometer es vaciar tus pechos tu misma, pues solo mandarás la señal a tu cuerpo de que produzca más leche, y será el cuento de nunca acabar. Mientras tanto, podrás ayudarte con los protectores de lactancia para absorber el líquido.

Tipos de protectores de lactancia: lavables o desechables ¿Cuáles comprar?

En el mercado, existe una gran oferta de protectores de lactancia para todas las necesidades y estilos de vida. Puedes elegir entre protectores de lactancia lavables de bambú o algodón, si eres más zerowaste, o protectores desechables, si necesitas una opción más práctica.

A continuación, te enlistamos una serie de ventajas y desventajas sobre comprar protectores de lactancia desechables y lavables, para que compares las características de cada tipo de protector.

Lavables Desechables
Ventajas
  • Contribuyen al medio ambiente.
  • Ahorro económico
  • Reutilizables
  • Heredables -con el correspondiente mantenimiento-
  • Bambú, poco contaminante y dañino
  • Opción práctica
  • Ideales si no se tiene tiempo para lavar los reutilizables
  • Pueden guardarse en el bolso o en la pañalera
  • Absorción eficaz
  • Útiles para flujos abundantes de leche
  • Discretas
Desventajas
  • Más gruesas y poco discretas
  • Si la producción de leche es muy grande, pueden no ser suficientes
  • Algunos materiales pueden generar sensibilidad o roce
  • Requieren mucha organización
  • Gasto económico adicional
  • No pueden reutilizarse
  • Ecológicamente, son dañinos, ya que no pueden ser reutilizables
  • La industria de celulosa es muy contaminante

Para que puedas calcular cuál sería la cantidad de descarte producida por los protectores de lactancia desechables, realizamos la siguiente tabla con una estimación hipotética. Por un lado, en caso de que se usen dos pares de discos por día. En otro, si los pares pasan a ser 4. Todo esto, teniendo en cuenta las semanas promedio de lactancia. Echa un vistazo.

Dos pares por día Cuatro pares por día 1 semana 42 protectores de lactancia 56 protectores de lactancia 4 semanas 168 protectores de lactancia 224 protectores de lactancia 6 semanas 252 protectores de lactancia 336 protectores de lactancia

¿Cómo lavar los protectores de lactancia reutilizables?

Es muy importante revisar las instrucciones de lavado de tus protectores de lactancia, ya que algunos no admiten utilizar secadora o no lo especifican. En general, puedes lavarlos a mano o en la máquina de lavado.

Se recomienda utilizar el criterio de las marcas que venden pañales desechables fabricados en telas de bambú, materiales similares o iguales a los de la mayoría de los protectores de lactancia, que señalan que es mejor utilizar jabones líquidos y evitar los de pasta, para no comprometer la absorción de la tela.

Criterios de compra

Los protectores de lactancia son de uso diario durante los primeros meses de vida del bebé, por lo que es importante elegir los que te hagan sentir más cómoda. A continuación, te presentamos una lista de aspectos para que tomes la mejor decisión de compra.

Material

Dentro de la categoría de los protectores de lactancia desechables y lavables, podemos distinguir dos tipos de material: el interno y el externo. Revisar de lo que están hechos es importante, sobre todo si tienes piel sensible o alguna alergia. Los componentes pueden ser hipoalergénicos y antibacterianos.

Protectores de lactancia desechables Protectores de lactancia lavables
Materiales externos Tejido de celulosa al frente y al reverso plástico con una tira adherente para mantenerlos en su posición Microperlas de polímeros absorbentes que aglutinan y convierten en gel los líquidos.
Materiales internos Telas de algodón o bambú. Capa externa de PUL (Poliuretano laminado) Tela de bambú, un material absorbente, hipoalergénico y antibacteriano

Nivel de absorción y espesor

En la categoría de los desechables, los protectores de lactancia se ofrecen en presentaciones muy finas, entre 1mm a 2mm de espesor, pero que no sacrifican la absorción. Los que prometen mayor calidad, ofrecen tecnología de entre 3 y 5 capas de protección. Existen marcas que ofrecen almohadillas más gruesas para flujos abundantes, con nombres como super pad.

En la categoría de protectores lavables, según la marca que compres, pueden tener desde los 1.5cm de espesor, sin que sacrifiquen el nivel de absorción, pues la tela de bambú tiene propiedades extra absorbentes.

Se fabrican en materiales desechables y telas reutilizables, como bambú y algodón. (Fuente: Babenko: 148720016/ 123rf)

Presentación

Las presentaciones más comunes en los protectores desechables, son cajas de 30, 60 y 180 unidades, empaquetados de manera individual en una bolsita. Sin embargo, existen marcas que ofrecen desde las 20 unidades u otras cantidades. En tanto, que el tamaño de las almohadillas varía entre los 12.5 cm a 14.4 cm de diámetro.

En cuanto a los lavables, el número de unidades que se venden son de entre las 4 y 16 piezas. El diámetro puede se encuentra en rangos que van desde los 9.5cm a los 13cm. En conclusión, lo importante, es que sean protectores reutilizables o de un solo uso, la cantidad que necesites la irás ajustando con base en tu propia experiencia.

Complementos

Si eres fan de los accesorios que acompañan a los productos, entonces este es un factor a tomar en cuenta al elegir los protectores de lactancia lavables. Diversos fabricantes ofrecen, como regalo en sus paquetes, bolsitas de tela para la lavandería y otras para el almacenamiento.

Elegir estos combos, son una forma práctica para organizar y separar tus almohadillas limpias de las usadas, sobre todo si tienes que salir de tu casa, y quieres evitar guardar tus discos empapados en cualquier lugar.

Certificación orgánica

Cada día, nos preocupa más el efecto que tienen los productos que utilizamos en el medio ambiente. Por esto, existen marcas que te ofrecen productos, no solo reutilizables, sino elaborados con materiales principalmente orgánicos, como el algodón o el bambú.

Esta opción la encuentras en los protectores de lactancia lavables, que ostentan su certificación ecológica, aunque debes de tomar en cuenta que tienen un costo más elevado que las que no tienen este sello.

Conclusión

Podemos concluir que los protectores de lactancia resultan muy prácticos en el periodo de lactancia, sobre todo durante los primeros meses en los que los goteos de leche materna traspasan la ropa. Las principales características que debemos tomar en cuenta son el tamaño adecuado para nuestro pecho, el grosor y si las compraremos lavables o desechables.

Si te gustó y resultó útil el artículo, comparte con tus amigas y familiares, para que más mujeres puedan tomar una decisión informada al respecto.

(Fuente de la imagen destacada: Lavrinov: 136175315/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones