Última actualización: 23/04/2020

Nuestro método

14Productos analizados

26Horas invertidas

5Estudios evaluados

73Comentarios recaudados

¡Bienvenido a ReviewBox! La comodidad que necesitas en tu hogar, a la hora de cocinar, es lo que te promete un procesador de alimentos. Este electrodoméstico ofrece, en una sola compra, la posibilidad de picar, rebanar, mezclar y amasar.

Aquí en ReviewBox, hemos buscado las ofertas que brinda el mercado, así como las diferentes opiniones de los compradores. Con el fin de ofrecerte información veraz y confiable sobre los procesadores de alimentos y brindarte una revisión completa. Hecho que hará tu búsqueda más fácil.

Primero lo primero

  • Un procesador de alimentos es un electrodoméstico que te permite realizar, con un solo aparato, las diferentes actividades que necesitas llevar a cabo en tu cocina. Por ello resulta la compra ideal para los recién casados, pues sustituye varios de los artefactos imprescindibles en la cocina.
  • Al procesador de alimentos también se le conoce como robot de cocina, multiprocesadora o todo en uno. Las funciones de picar, que generalmente realizas con los cuchillos; mezclar, hecha por la tradicional licuadora; o amasar, lo que haces con una batidora o amasadora, se pueden ejecutar con este práctico electrodoméstico.
  • Los modelos actuales de procesadores de alimentos están bastante lejos de aquellos que usaban los abuelos: gigantescos y pesados. Hoy en día son bastante parecidos a la práctica licuadora, pero con capacidades y cuchillas distintas para las diversas funciones.

Los mejores procesadores de alimentos: nuestras recomendaciones

1er lugar - Multiprocesador de alimentos Oster línea Gourmet Collection

Este aparato presenta las siguientes funciones: picar, rebanar, mezclar, rallar y amasar. Es uno de los más grandes, con capacidad para 14 tazas. Sumado a ello ofrece, de forma adicional, una minipicadora de 5 tazas.

El tubo de alimentación es bastante amplio, permitiendo la introducción de frutas y vegetales grandes, sin tener que cortarlos previamente. Tiene un motor de 550 W y velocidades preconfiguradas, que funcionan con un solo toque. Además, cumple con más funciones de las que promete.

2do lugar - Hamilton Beach 70825

La capacidad de este procesador es de 14 tazas. Tiene varios accesorios, entre ellos: un tubo de introducción para alimentos enteros y dos para alimentos más delgados que el usuario coloca de acuerdo con su necesidad. Posee 2 velocidades, más pulso y panel de control táctil.

Como cualquier producto eficaz, cumple con las funciones de cortar en cubos, rebanar a tu gusto (grueso o fino), triturar, amasar, cortar, mezclar, hacer puré y mantequillas. Todo en uno.

3er lugar - Black & Decker HC150B

Para quienes no quieren complicarse la vida, con muchos accesorios o difíciles instrucciones, y solo desean tener comodidad para picar sus alimentos, este es el artefacto perfecto, con su simple ensamblaje de 3 piezas.

Está hecho de acero inoxidable y plástico de alta resistencia. Sus piezas pueden ser lavadas en el lavavajillas y las cuchillas se mantienen afiladas. A pesar de ser pequeño, tiene una potencia de 70 W, lo que le permite moler hielo, picar y hacer puré de frutas, verduras y semillas. Al momento de picar no hay quien le supere.

Guía de compra

Un procesador de alimentos vuelve sencilla la tarea de cocinar (Foto: Jan Schneckenhaus/ 123rf.com)

¿Qué es un procesador de alimentos y qué ventajas tiene?

Para felicidad de quienes nos dedicamos a cocinar, a principios de la década del 70 salieron al mercado los procesadores de alimentos, los cuales son pequeños dispositivos que, mediante sus diversas cuchillas, pueden triturar, amasar, laminar, rebanar, entre otras funciones.

Con la llegada de este electrodoméstico, podemos decir que obtuvimos menos oficio y más creatividad. Al no invertir tanto tiempo en trabajos rutinarios, logramos dedicarnos a inventar los platillos que queremos, dando rienda suelta a nuestra imaginación y, ¿por qué no? A convertirnos en un cheff de película.

Estos artefactos ofrecen ventajas adicionales a los aparatos que probablemente ya tengas. A diferencia de una licuadora, en dicho producto no tienes que agregar agua para mezclar tus alimentos.

Ventajas
  • Tienes todo lo que necesitas en un solo aparato
  • Ofrecen gran potencia para las múltiples funciones
  • Provistos de sistema de seguridad para evitar accidentes
  • Facilitan el orden en la cocina
  • Permiten comodidad, rapidez y, dependiendo del modelo, versatilidad en sus funciones
Desventajas
  • Si se te daña el motor del aparato, pierdes varios electrodomésticos al mismo tiempo

Procesador de alimentos multifunción y básicos - ¿A qué debes prestar atención?

Cuando decidas adquirir un procesador de alimentos, lo primero que debes considerar son tus propias necesidades y el uso que le darás.

En el mercado vas a encontrar aparatos muy sencillos a precios económicos, pero que no ofrecen todas las funciones que requieras. También puedes conseguir procesadores muy sofisticados, con gran capacidad, que parecen de uso industrial aunque sean para el hogar. Por ello, considera tus necesidades a la hora de elegir.

Acá te presentamos las diferencias que pueden existir entre los procesadores de alimentos multifunción y los procesadores básicos o sencillos.

Procesadores multifunción Procesadores básicos
Por lo general son grandes y ocupan más espacio Son prácticos, pequeños y cómodos
Algunos modelos tienen capacidad hasta de más de dos litros Son de poca capacidad, por lo general de 1.5 litros
Pueden picar, rebanar, triturar, mezclar, rallar y amasar Sirven para picar alimentos y ,dependiendo del modelo, pueden triturar y mezclar
Sustituyen tu licuadora, amasadora, batidora y picadora Te liberan del uso del cuchillo y del rallador
Tienen gran potencia Tienen menor potencia
Con variedad de accesorios Con menos accesorios y más fácil ensamblaje
Los modelos más sofisticados pueden llegar a ser muy complejos y tomar tiempo para aprender a operarlos correctamente Son sencillos y fáciles de operar

¿Cuánto cuesta un procesador de alimentos?

Hoy en día, gracias a la popularización de este electrodoméstico, puedes conseguir equipos de gran calidad a precios accesibles. Un procesador básico, solo para picar, rallar o rebanar, puedes adquirirlo en el mercado por unos 330 MXN.

Ahora, si lo que deseas es un procesador con gran capacidad y durabilidad, que te permita suplir ese montón de aparatos que guardas en la cocina, entonces tendrás que pagar algo más. Un procesador con la más alta potencia y capacidad puede llegar a costar unos 73,000 MXN.

¿Dónde comprar un procesador de alimentos?

Para quienes ya han probado y confían en la comodidad de comprar en línea, las tiendas con más opciones de precios y modelos para este electrodoméstico son Amazon, EBay o Mercado Libre. En esos portales es tan fácil la búsqueda, que aunque no estés acostumbrado, se te facilitará la navegación.

Pero si tu costumbre es ver, tocar, preguntar sobre lo que quieres, te informamos que en las tiendas por departamentos El Palacio del Hierro, Liverpool o Best Buy también ofrecen variedad de modelos y precios.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de procesadores de alimentos

Podemos estar tentados a comprar uno sofisticado (con muchos accesorios) que a lo mejor tenemos que dejar guardado, o quizás nos decidimos por uno básico y luego queremos hacer un gran pastel. Por tanto, si ya decidiste comprar un procesador de alimentos, es necesario que revises lo siguiente:

Capacidad

El objetivo que se tiene a la hora de comprar este producto es el siguiente: hacer lo menos posible. Es por ello que te invitamos a apostar por lo alto y escoger uno que posea 2 litros de volumen.

Tal capacidad no es sólo ideal para las familias grandes, sino para poder introducir, en el tubo del mismo, comestibles de gran tamaño, como: piña, calabaza, entre otros. Pese a ello, si solo deseas un uso básico de este electrodoméstico, adquirir uno de un litro es más que suficiente.

Puedes hallar diversos modelos de procesadores en tiendas en línea o físicas. Escoge cualquiera de estas opciones de compra de acuerdo a tu disponibilidad de tiempo (Foto: Amano/ 123rf.com)

Velocidades y controles

Obtener diversas texturas es posible. Y ello es gracias a las velocidades y controles que trae nuestro aparato. La mayoría de ellos contiene desaceleración y aceleración. Sin embargo, los más elaborados pueden llegar a traer consigo opciones como: velocidad turbo y temporizador.

Cabe señalar que, mientras más funciones posea, más botones traerá el mismo en su panel de control.

Accesorios

Este es el apartado más importante de todos. Un procesador de alimentos se debe a los accesorios que trae consigo. Puesto que, mientras más herramientas tenga, más tareas podrá realizar.

Un claro ejemplo de ello estriba en las cuchillas. Si incluye en forma de S, significa que podrá picar. A su vez, podría incluir otras que se dedican exclusivamente a cortar en julianas. También es relevante que posea utensilios con forma de disco, ya que con ellos podrá rallar y rebanar comestibles. Y, con los de paleta, tendrá la posibilidad de amasar o batir.

Cabe señalar que las posibilidades de tu producto recaen en el nivel de complejidad del mismo. Si deseas triturar y amasar en uno solo, deberás invertir en aquel que pueda realizar ambas acciones. Hay artefactos que pueden llevar a cabo más de 40 funciones distintas.

Un procesador de alimentos es un electrodoméstico que te permite realizar, con un solo aparato, las diferentes actividades que necesitas llevar a cabo en tu cocina.
(Foto: xalanx/ 123rf.com)

(Foto de imagen destacada: starush/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?