Última actualización: 06/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Algunos más modernos y otros clásicos, entre los utensilios gastronómicos encontraremos las pinzas para comida. Eso sí, entre las pinzas de cocina puedes encontrar gran variedad de modelos. Ya que existen pinzas tan diferentes como específicas para cada alimento: pescado, carne, para cocinar con fuego, de un material u otro y más.

La variedad de pinzas de comida existentes en el mercado es inmensa. Hemos querido, por tanto, explicarte las características de esta herramienta de cocina, que está en casi todos los hogares, para que la conozcas mejor. ¿Comenzamos?




Lo más importante

  • Las pinzas de chef son una de las herramientas más utilizadas en el mundo de los fogones. Existen decenas de tipos, cada una de ellas puede tener una función específica y de gran utilidad dentro del arte culinario.
  • El material de las pinzas de cocina va a ser muy conveniente a la hora de adquirirlas. No podemos pasar este factor por alto, si queremos que nuestra experiencia sea satisfactoria.
  • Algunas pinzas requieren que las lavemos, según cómo las hayamos utilizado, si no queremos que proliferen bacterias en su superficie. Otras sin embargo, necesitan estar en remojo con agua y jabón unos minutos antes de lavarlas.

Las mejores pinzas de cocina: nuestras recomendaciones

Hemos hecho un análisis exhaustivo para crear una selección con las mejores pinzas de cocina. Las hemos escogido basándonos en diferentes criterios, muy valorados por los usuarios. A continuación podrás encontrar la lista, esperamos que te sea de utilidad.

Guía de compras: lo que debes saber sobre las pinzas de cocina

A continuación, resolvemos las preguntas más frecuentes sobre las pinzas de cocina. Estamos seguros de que tras la lectura tendrás una mejor idea sobre su uso, sus tipos y otras cuestiones. No dejes de leerlas, antes de adquirir unas.

Las pinzas de cocina para quitar espinas son un utensilio indispensable para muchos usuarios de internet. (Fuente: Attwood: kC9KUtSiflw/ Unsplash)

¿Por qué usar pinzas de cocina?

Las pinzas de cocina son una herramienta necesaria para manipular y preparar un gran número de alimentos. Así como para servirlos, tras su elaboración. Son el aliado perfecto a la hora de practicar el arte culinario.

El papel fundamental de las pinzas de cocina es poder maniobrar cómodamente, sea cual sea la actividad que estemos realizando, los alimentos. En algunos casos sería imposible operar sin ellas, por las altas temperaturas que presentan muchos alimentos. Por eso, conocer bien cómo elegirlas, saber qué tipo necesitas y los beneficios que tienen unas sobre otras es decisivo.

¿Qué tipos de pinzas de cocina existen?

Entre las pinzas de cocina encontramos una gran variedad de tipos. Estas pueden clasificarse según el uso para el que fueron creadas.

  • De precisión o para emplatar. El emplatado es vital a la hora de exhibir platos elaborados a tus comensales. La buena presentación de los alimentos hace que la comida sea atractiva. Dentro de la categoría de pinzas de emplatado nos encontramos con variedad de formas y tamaños. Unas pinzas con precisión, que te permitan manejar cómodamente la preparación, son una inversión muy buena, si eres de los que tienen en cuenta detalles como las presentaciones impecables.
  • Para repostería. Estas pinzas, cuando son para servir, suelen tener cierre de tijera y una superficie de agarre amplia. Esto permite la manipulación idónea de dulces, tartas y bollos sin llegar a dañar su forma. En algunos casos, las tenacillas tienen tamaños irregulares, siendo la superior más corta y la inferior extensa para no estropear la decoración de estos alimentos. Dentro de la repostería, existen diferentes tipos de pinzas específicas. Las pinzas que dan un acabado decorativo a las masas son un ejemplo de ello. Suelen tener forma dentada, lo cual ayuda a terminar ciertos alimentos como quiches, pizzas y tartas, dando un pellizco en sus bordes y realizando una decoración en su masa.
  • Para carne. Hay varias razones por las que existen las pinzas específicas para carne. Lo principal es que con ellas podemos maniobrar la carne sin necesidad de pinchar, y así evitar que esta pierda su jugo natural. Por otra parte, si la carne la estamos cocinando en una barbacoa, estas pinzas suelen ser bastante más resistentes de lo normal. Además, son más largas, lo que impide quemarnos con las llamas del brasero.
  • Específicas para sushi. Estas pinzas son generalmente pensadas para manipular y servir piezas pequeñas. Suelen tener un diseño innovador.
  • Espagueti y tallarines. Esta pinza es un clásico en las cocinas de todo el mundo, ya que cumple una tarea que en muchas ocasiones se vuelve complicada: manipular pastas largas como espaguetis y tallarines. Las que tienen unión en tijera y de diseño compacto de una sola pieza van a cumplir su función correctamente. Debemos tener en cuenta que no sean muy cortas para así evitar quemarnos con el vapor procedente de la pasta recién hecha.
  • Ensaladas. En el mercado encontraremos multitud de materiales más blandos con diseños innovadores y de gran belleza. Harán que servir ensaladas se vuelva una tarea de lo más chic.
  • Marisco. Servir y manipular el marisco suele requerir de fuerza, al encontrarnos con los bogavantes, langostas, centollos o cigalas. Ya que tienen un caparazón resistente y duro. Para manipular estos crustáceos suele hacer falta más de un utensilio. En el mercado encontrarás diferentes sets específicos que incluirán pinchos y tenazas. Estas últimas están hechas para ser manipuladas con una mano. También se pueden encontrar pinzas de menor tamaño para servir en la mesa, junto a los cubiertos. Así cada comensal puede manipular su marisco de forma individual. Estas pueden ser como un cascanueces, pensadas para romper desde el interior, o pueden ser tenacillas para aplastar y agarrar desde la punta con más precisión.
  • Para hielo. Estas pinzas tienen dientes especialmente colocados para mantener el hielo y evitar que resbale. Las pinzas de hielo están pensadas para ser fijadas en la cubitera, quedando así al alcance de la mano fácilmente.
  • Quita espinas. Este tipo de pinzas tiene una forma muy parecida a las pinzas de depilación. Son de gran utilidad para la manipulación de pescado, ya que facilitan la eliminación de las tediosas espinas. Generalmente, quitarlas ha sido algo que se ha hecho con un cuchillo, pero el resultado puede ser que las espinas se partan y se complique la tarea. La aparición de pinzas específicas para esta tarea ha agilizado la labor en la cocina, asegurando que no se destrocen las piezas de pescado.
  • Para deshuesar. Otro tipo de pinzas de cocina sirven para sacar huesos de cerezas, aceitunas y otros frutos de una manera increíblemente sencilla.
  • Bar y coctelería. Con ellas puedes manipular, emplatar y mover alimentos cortados en trozos pequeños. Esto es algo fundamental en tareas de bar y coctelería. Es importante que sean de material de acero inoxidable, al estar continuamente en contacto con el agua, hielo y bebidas alcohólicas.
  • Multifunción. Si lo que queremos adquirir son pinzas prácticas y para todo, siempre podemos optar por un modelo que tenga unas cualidades generalmente adaptadas a todas las comidas. Esto significa que deben tener amplitud, a poder ser con cierre de tijera, y de material resistente como el acero inoxidable. La mayoría suelen venir con mangos de silicona. Es conveniente tener en cuenta que si vamos a utilizarlas para maniobrar en sartenes y calderos, debemos evitar que su extremo sea de metal, para evitar rozaduras.

¿Es importante el material de las pinzas de cocina?

Todos los utensilios empleados para cocinar están en contacto directo con los alimentos y pueden tener efectos sobre la calidad final de los mismos. Es por ello que no podemos pasar por alto la calidad y material con el que están fabricados.

A continuación revisaremos los materiales más frecuentes en la fabricación de utensilios de cocina, valorando sus pros y sus contras.

Material Características PROS CONTRAS
Acero inoxidable Es un material de gran resistencia, facilidad para limpiar, que resiste golpes, no absorbe olores. Con él se fabrica la gran mayoría de utensilios de cocina: moldes, sartenes, cacerolas y utensilios de menor tamaño. Tiene propiedades higiénicas y estéticas destacadas, resistencia a la corrosión y gran durabilidad. Su precio puede ser algo elevado.
Podría no transmitir el calor demasiado bien, es por ello por lo que se suelen usar en su base aleaciones con aluminio y cobre.
Podría dañar superficies de cazos y sartenes, por lo que en esos casos se recomiendan más utensilios de madera o siliconas.
Madera Es un material que se ha venido utilizando desde hace mucho tiempo en las cocinas de todo el mundo. Sin embargo, ningún restaurante profesional se la juega, los utensilios fabricados en madera no son recomendables en la cocina. Estéticamente son ideales los utensilios de madera, pero no deberíamos pasar de ahí: de la decoración. Si queremos, podemos optar por materiales parecidos y de mejores cualidades como el bambú. Es un material que retiene muy bien la humedad, siendo idónea para la proliferación de bacterias. Según expertos, deberíamos evitar usar utensilios de materiales porosos en la cocina, ya que son superficies ideales para la proliferación de bacterias como la salmonelosis, listeriosis e incluso botulismo.
Cobre No suele usarse generalmente en utensilios de cocina. Estéticamente es muy valorado, además de ser muy efectivo a la hora de cocinar alimentos a fuego lento cuando se usa en cacerolas y sartenes. Su mantenimiento es costoso y complicado, ya que tiende a crearse una superficie de color verde tóxica en ellos.
Aluminio Es muy ligero y se ha usado en cocina desde tiempos remotos. Sin embargo, algunos países han prohibido su uso como material de cocina porque desprende fácilmente residuos tóxicos. Actualmente se ven mucho los utensilios de aluminio anodizado, que no permite la migración de partículas a los alimentos. Su calidad varía según su grosor, ya que puede deformarse fácilmente si no es lo suficientemente grueso.
Es un material 100% reciclable.
Se deforma con facilidad.
Si no compramos el utensilio adecuado, con aluminio anodizado, no es conveniente usarlo por ser tóxico.
Silicona Sin duda, los utensilios de silicona o con fragmentos fabricados en este material se han popularizado mucho. Y con razón: la silicona es un material de gran calidad, que no transfiere sustancias nocivas. Los utensilios de silicona están libres de BPA.
Es un material extremadamente resistente. No se deforma, no se estropea y es muy resistente al lavavajillas.
Puede llegar a ser muy flexible, lo que podría ser un inconveniente a la hora de levantar o manipular alimentos de gran peso. Lo ideal y lo más común, por lo tanto, es comprar utensilios de cocina que tengan un interior de un material resistente pero con cubierta de silicona.
Bambú La madera de bambú lleva muchos años en las cocinas de medio mundo y se ha cosechado una fama intachable por su fácil limpieza y resistencia. Es un material totalmente natural y biodegradable . No transmite ni absorbe olores, está libre de BPA, y totalmente seguro en cuanto a toxicidad. Tienen menor duración que otros materiales.
En algunos casos, los utensilios presentan superficies porosas, lo que requiere que su limpieza sea más exhaustiva.
No pueden dejarse en remojo, se pudren.

Esperamos que el anterior recuadro te haya servido para aclarar tus conocimientos acerca de los diferentes materiales disponibles en la fabricación de utensilios de cocina.

Recuerda que algunos materiales están prohibidos o no son recomendables por añadir sustancias químicas en la comida o por desprender residuos. Si queremos ser respetuosos con el medio ambiente, existen opciones reutilizables, sin origen plástico o químico, e igual de funcionales como el bambú.

¿Cómo limpiar las pinzas de cocina?

Lo ideal para mantener nuestros utensilios de cocina de una manera óptima es que los lavemos al momento de usarlos. Así evitaremos tener que lidiar con restos de comida pegados y posibles crecimientos de bacterias.

En algunos casos la suciedad requiere que los dejemos en remojo con agua y jabón antes de lavarlos del todo. En utensilios de madera y bambú no se recomienda dejar en remojo. Es más, hay que limpiarlos automáticamente después de su uso.

Con unas pinzas de cocina lo suficientemente largas, evitaremos salpicaduras y quemaduras. (Fuente: Knight: 2YOYNT8Y-lE/ Unsplash)

¿Cómo guardar las pinzas de cocina?

Si hay algo cierto a la hora de guardar las pinzas de cocina, es que ocupan mucho espacio dentro de los cajones. Por este motivo, pueden llegar a ser molestas. El consejo que podemos darte al respecto es: rodearlas con una cuerda, liga o elástico resistente que mantenga las pinzas cerradas, mientras no las utilizas.

Esto te ayudará a almacenarlas cómodamente. Los aros metálicos también pueden llegar a servir, todo depende del grosor de las pinzas de cocina. Otra solución muy efectiva es la de colgarlas, así no tendremos que lidiar con problemas de almacenamiento en cajones.

Algunas marcas traen accesorios para cerrarlas. De esta manera, se pueden almacenar fácilmente y ocupan menos espacio.

Criterios de compra

A la hora de adquirir unas pinzas de cocina, hay una serie de factores que debes considerar para que tu compra sea lo más acertada posible. Estos te ayudarán a analizar los aspectos más importantes sobre este producto. Así podrás escoger las pinzas que más se adecuan a tus necesidades.

Usos

Como ya hemos visto, recuerda que existen pinzas específicas para cada actividad. Ya sea que te dedicas a la pastelería o sueles preparar carne a las brasas, encontraras una pinza para cada necesidad. Por lo tanto, antes de adquirir unas pinzas, identifica para qué las necesitas.

Si aún leyendo nuestro artículo no lo tienes claro, recuerda que las pinzas multifunción te ayudarán con casi todas las funciones culinarias.

Diseño

Ciertas marcas nos aseguran un gran diseño de productos dejando a un lado en muchas ocasiones la funcionalidad. Si en tu caso lo que prima es el diseño y la apariencia de las pinzas para comida, solo tienes que encontrar unas pinzas que reúnan los requisitos básicos.

Es decir, busca unas pinzas multifuncionales con un diseño bonito. Así te servirán para muchas ocasiones. Por el contrario, si buscas unas pinzas muy especificas como para coctelería, hielo o sushi, ya sabes lo que buscas.

Las langostas tienen caparazones demasiado duros para tenacillas o pinzas convencionales. (Fuente: Gade: j1auYOfmB-g/ Unsplash)

Características añadidas

Si además de cumplir con su función, las pinzas vienen con material antiadherente o son fabricadas en materiales biodegradables, ya están cumpliendo con otros requisitos. Tendrás unas pinzas fáciles de lavar o unas respetuosas del medio ambiente.

Antes de hacer tu compra, pregúntate qué factores valoras más, además de las funciones principales de unas pinzas de cocina.

Tipo de engranaje

Podemos adquirir pinzas de una sola pieza o de dos piezas con unión tipo tijera. Ambas son igual de útiles y válidas. Lo que sí debemos tener en cuenta es que las de una sola pieza pueden llegar a tener una capacidad limitada de manipulación de volumen de comida.

Conclusión

De seguro has podido comprobar que hay pinzas de tipos, formas, materiales y tamaños que no imaginabas. Adquirir pinzas para trabajar en la cocina es algo que va más allá de la estética: es necesario. Gracias a este utensilio de cocina podemos aislarnos de grandes temperaturas y manejar la comida más cómodamente, entre otras funciones.

Con ellas podrás disfrutar del arte culinario en todo su esplendor. Esperamos que nuestro artículo haya sido de utilidad y que hayas ampliado tus conocimientos para que sigas explorando y cocinando en las mejores condiciones.

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 157208985/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones