Última actualización: 26/08/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Independientemente del dinero que destines para tu compra, el mejor orinal es aquel donde el bebé se sienta cómodo. El cambio de pañales hacia los orinales infantiles debe ser un proceso natural. Sin imposiciones de horarios ni demasiado alboroto.

Es por ello que dependerá de tu selección para que todo fluya normal. Este artículo te ayudará a tomar la mejor decisión en cuanto a diseño, tamaño, interactividad o no, así como su seguridad.




Lo más importante

  • Los bebés entre 18 a 36 meses muestran señales que indican cuándo usar el orinal.
  • Un correcto uso de orinales infantiles permite el desarrollo total del esfínter en niñas y niños.
  • En todo el proceso de adaptación, la paciencia de los padres es esencial para no crear rechazo del orinal en niñas y niños.

Los mejores orinales de bebés del mercado: Nuestras recomendaciones

Existen muchos tipos de orinales, por lo que es muy importante escoger uno en el que el bebé se identifique. Además, también debes valorar otras cosas cómo que sea fácil de limpiar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el orinal

En cada hogar al recibir un bebé, preventivamente se prepara la lista de objetos necesarios e imprescindibles. Dentro de ellos se sugiere siempre la existencia de los orinales infantiles. Si, los mencionamos en plural, pues a medida que crece el infante será necesario adaptárselo a sus necesidades eventuales.

El proceso de crecimiento de una niña o niños pequeños determina su forma y tamaño. (Fuente: tomsickova: 124261216/ 123rf)

¿Es fácil de usar?

Los orinales de bebé son recipientes en forma de cuenco que se utilizan para enseñar a niñas y niños a ir al baño. Es una manera efectiva de dejar atrás los pañales. Existen una amplia variedad de orinales con diseños muy divertidos que hacen grato ese momento especial para los pequeños de casa.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del producto?

Las ventajas y desventajas del uso del orinal depende de ti. Decir adiós a los pañales es trabajoso es un proceso natural que requiere mucha, pero mucha paciencia de madres y padres. Para que este momento importante en la vida de tu bebé fluya, debes tener en cuenta los siguientes elementos:

Ventajas
  • Controlan por sí solos el esfínter
  • Son más independientes
  • Abandonan el pañal sin traumas
  • Son responsables de la limpieza de su orinal
  • Identifican el orinal como suyo
  • Aprenden a sentarse
  • Mantienen el equilibrio
Desventajas
  • Rechazo al orinal debido al tamaño y forma
  • Resistencia a no abandonar el pañal

¿Cuándo se debe utilizar el orinal con el bebé?

Según referencias médicas, cuando la niña o niño sean capaces de controlar los músculos de la vejiga, es posible su uso. Estos músculos maduran entre los 18 y los 36 meses, por lo que se recomienda iniciar cuando ya tienen al menos 2 años.

Sin embargo, el tiempo que necesita cada niña o niño en este proceso de maduración es personal y para que el resultado final le sea satisfactorio, es muy importante respetar su ritmo.

¿Qué señales me indican que debo usar orinales de niños?

Podemos observar varias señales que nos indican cuándo nuestra hija o hijo están listos para decir adiós a los pañales. Será cuando:

  • Sea capaz de mantenerse sentado durante unos minutos.
  • Identifica cuando tiene caca y pis: no le gusta estar mojado o con caca e indica de algún modo al adulto que le quite el pañal.
  • Le molesta el pañal e intenta quitárselo.
  • Se esconde para hacer sus necesidades o te pide que le dejes solo.
  • Imita acciones propias de los adultos: desvestirse y ayuda en el vestirse, quiere hacer las cosas por sí mismo, etc.
  • Presenta un correcto desarrollo motor, es capaz de andar rápido, sentarse en el orinal (ponerse en posición de cuclillas) y levantarse sin perder el equilibrio y sin ayuda del adulto.
  • Permanece seco varias horas, las deposiciones han disminuido a una o dos y empieza a tener un horario más concreto (hace la caca siempre a la misma hora).

¿Podemos adelantar el proceso de usar orinales portátiles?

No es posible. Tratar de enseñarle antes de que esté preparado podría alargar todo el proceso. Los estudios demuestran que cuando se empieza antes de los 18 meses, las niñas y niños no han conseguido dejar completamente los pañales hasta después de los cuatro años. Mientras que a los que se empieza a enseñar a los dos años más o menos, han aprendido totalmente antes de cumplir tres años.

El proceso de abandonar el pañal por el orinal para niños es un gran paso en sus vidas.

En fin, debes escoger un orinal que le haga sentir cómodo, así como que sea fácil de limpiar

Implica también un gran reto para las madres y padres. El mayor problema es identificar cuándo se puede dar este paso. Es importante tener en cuenta que el cambio del pañal al orinal no es cosa de un solo día, y que es un asunto sensible. Con paciencia y constancia lograrás que tu bebé consiga utilizar solito el orinal.

De ti depende que el bebé disfrute ese momento especial y no sea una tortura. Existe una variedad ilimitada de diseños, orinales con tapa, orinales con pedales, orinales infantiles con música, entre muchos otros.

¿Cuál es la manera correcta de usar un orinal para bebés?

Incluso antes de que la niña o el niño estén listos para usar el orinal, se puede crear un ambiente y enseñarles cosas como:

  • Usar palabras para expresar el acto de usar el baño como pipí, caca, orinal, popó, etc.
  • Pedir a la niña o niño que le avise cuando un pañal está mojado o sucio.
  • Identificar comportamientos como ("¿vas a hacer caca?") para que el niño pueda aprender a reconocer la necesidad de hacer sus necesidades.
  • Hacerse con un orinal para que practiquen sentados. Al principio pueden sentarse sobre él con ropa o pañal, incluso puede hacer que se siente en él y mire mientras usted u otro familiar usa el baño.

¿Cómo acostumbrar a un bebé al orinal?

No es necesario que el orinal esté solo en el baño. No establezcas un lugar fijo. Déjalo en el cuarto de juegos, cerca de la cama, en el patio o en cualquier lugar donde juegue tu bebé, para que pueda usarlo cuando tenga ganas.

Hay que animar a que se siente en el orinal después de las comidas, porque la digestión de los alimentos a menudo conduce a la necesidad de ir al baño.

Tener un libro para mirar o juguetes a mano puede ayudar a su hija o hijo a sentarse sin apuros en el orinal.

Tan pronto como vea que la niña o niño saben cuándo van a orinar, anímalos a usar el orinal. Si se equivoca, límpialo y espera a la próxima vez. Les lleva su tiempo entenderlo. Si se les riñe, se sentirán ansiosos y preocupados. Cuando use el orinal con éxito, hay que elogiar ese éxito, pero con moderación.

¿Qué hacer si un bebé no quiere usar el orinal?

Cuando se niegan a sentarse en el orinal, es lógico pensar que su bebé es terco, o que algo anda mal en el entrenamiento para ir al baño. La mayor parte de las veces, se resisten a sentarse en el orinal porque se sienten abrumados. Hay demasiados impulsos y una sensación de presión sobre ellos que no es capaz de gestionar.

Si la pequeña o pequeño no desea usar el orinal, es probable que no estén listos aún.

El primer paso es asegurarse de que tu bebé esté realmente listo y comprenda el proceso de aprendizaje para ir al baño.

Por otro lado, si el bebé no tiene interés en usar el orinal o si ha comenzado a aprender a usarlo y se ha convertido en una lucha de poder, es el momento de retirarlo por un tiempo, ya que no se obtendrá ningún beneficio. A veces es mejor volver a los pañales y volver a intentarlo en uno o dos meses.

¿Cómo limpiar un orinal de bebé?

Los orinales deben ser fáciles de limpiar. Es importante buscar uno hecho de un material liso, sin grietas. Los pasos para limpiar un orinal son sencillos:

  • Llevar el orinal al baño con cuidado y verter la orina y las heces en el inodoro.
  • Usar papel higiénico o una toallita húmeda de bebés para limpiar cualquier material fecal visible adherida al interior del orinal, y tirar el papel higiénico en una papelera.
  • Limpiar el área donde se sienta el niño con una toallita desinfectante para bebés después de cada uso.
  • Volver a colocar el orinal en su posición y lugar habitual para continuar usándolo.
  • Al final de cada día se deberá realizar una limpieza más exhaustiva.
  • Limpiar el orinal con agua y jabón para lavar platos al final del día. Vaciar y llenar el orinal primero y, después, llenarlo con agua caliente y jabón.
  • Mover el agua jabonosa alrededor del interior del orinal con una toalla de papel.
  • Verter el agua y enjuagar.
  • Usar una toalla de papel para limpiar el asiento y el interior del orinal.
  • Enjuagar y secar al aire o secar con otra toalla de papel.
  • Es recomendable limpiar el orinal con una solución simple de lejía y agua para desinfectar al final de cada semana, o cada pocos días si su uso es muy intensivo.
  • Dejar secar al aire por completo antes del próximo uso.

El niño muestra señales cuando está listo para vencer etapas en su vida como el uso del orinal. (Fuente: tomsickova: 108206487/ 123rf)

Criterios de compra

Cuando se tenga que elegir un orinal para el bebé, hay que considerar, al menos, algunas de estas características que ayudarán a que el proceso sea más fácil y seguro para ambos.

Diseño y tamaño

El modelo debe tener un diseño duradero y que garantice que no se volcará cuando la niña o niño salten para comprobar su progreso. Muchos diseños llevan un soporte para papel higiénico incorporado, para que tengan fácil acceso a su propio rollo.

Algunos también tienen compartimentos para libros o juguetes, para que puedan entretenerse mientras esperan a que algo suceda.

Interactivo o sencillo

Esto dependerá de la cantidad de dinero que se quiera invertir. Los de entretenimiento, educativos e interactivos suelen dar aliento al niño, felicitándolo con voz o con música cuando hace sus necesidades, y eso suele animarle a regresar con mayor frecuencia

El niño muestra señales cuando está listo para vencer etapas, como usar orinales.
(Fuente:Gimre: NrJA1TPi0P8/ unsplash)

Material

Un orinal debe ser cómodo y, para ello, se debe elegir entre el asiento acolchado o de plástico. Si la pequeña o pequeño parece demasiado incómodo con el plástico, puedes optar por los asientos acolchados.

La desventaja de los asientos acolchados es que podrían requerir un poco más de esfuerzo en la limpieza, obligando a quitar el cojín de la base del asiento, limpiarlo y luego volver a colocarlo.

Seguridad

La estabilidad del orinal es uno de los criterios más importantes a tener en cuenta. Hay que fijarse muy bien en que lleve incorporado algo de goma en la base para que no resbale cuando el bebé esté en él.

Ocasional

Se debe crear una rutina que le permita al bebé una mejor adaptación del cambio de pañales hacia el orinal. Si por causas mayores debes romper ese horario, ten a mano un orinal portátil u orinal de viaje que te permita no cambiar el ritmo del proceso.

Resumen

Finalmente, merece la pena recordar que cada niño se desarrolla a un ritmo diferente y que la paciencia es fundamental. Si no tratas de acelerar esta fase y le vas enseñando a su ritmo, terminarás mostrándole también que aprender nuevas habilidades es divertido y una oportunidad de crecimiento, y esa es una gran lección en la vida.

Si este artículo te fue de utilidad, no dudes en dejarnos un comentario y compartirlo a quien sepas que pueda servirle. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: lianna2013: 48268694/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones