Última actualización: 01/12/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Resulta engorroso y fastidioso limpiar los cristales de nuestro hogar. Se ensucian por muchas causas, como por ejemplo la lluvia, el viento. Incluso por la grasa acumulada por las huellas de las manos o por el pequeño de casa que disfruta haciendo muecas, aplastando la cara contra él. No obstante, hoy en día existen diversas opciones que nos pueden aligerar el trabajo. Solo debemos evaluarlas de acuerdo con nuestro presupuesto y necesidades.

No tenemos excusa para dejar la limpieza de los cristales para cuando tengamos ganas. Los modelos que encontramos en el mercado nos ofrecen alternativas interesantes. Entre las opciones, podemos toparnos con limpia vidrio con imanes o de aspiradora, así como robots. Además, cuentan con accesorios que nos facilitan la tarea.




Lo más importante

  • Limpiar los cristales de nuestra vivienda es primordial. No solo por la imagen que mostramos. Además, si las ventanas están limpias, iluminamos el interior y el ambiente es mucho más grato.
  • Existen múltiples modelos por lo que conseguirás el que mejor se adapte a tu presupuesto y cumpla su función.
  • Los limpiavidrios se han convertido en una solución ideal para limpiar los cristales, empleando poco tiempo.

Los mejores limpiavidrios del mercado: Nuestras recomendaciones

Los limpiavidrios son extraordinarios productos inventados para facilitar la limpieza sin dejar rastros o manchas. Su uso sencillo y el ahorro de tiempo que brindan, los convierten en un gran aliado en las tareas del hogar. En el mercado existen diversas alternativas que pueden simplificar este trabajo tan tedioso. Incluso, ofrecen accesorios que te ayudarán a conseguir pulcritud en las superficies de los vidrios.

Resulta muy frustrante una vez que hemos limpiado los cristales de las ventanas, que estas se vean rayadas o con gotas. Queremos que sean traslúcidas. Creemos que no hay formas de lograr que estos queden perfectos. No obstante, si contamos con las herramientas adecuadas podríamos conseguir una impecable limpieza.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los limpiavidrios

Lo primero que debes contemplar antes de adquirir un limpiavidrios son tus necesidades y el uso que le vas a dar. Por consiguiente, podrás tener claro cuál comprar. Si el tradicional de toda la vida. O prefieras un modelo con imanes para limpiar tanto la parte interna como externa del cristal a la vez. E incluso un ejemplar automático para conseguir unos buenos resultados. Sería conveniente considerar no solo la comodidad que te pueda brindar este producto, sino también si te permite ahorrar tiempo.

Recuerda limpiar los cristales en día nublados, y no soleados. Ni siquiera cuando haya viento. (Fuente: Photolight2: 151795527/ 123rf)

¿Cuándo y cómo surgió el limpiavidrios?

No existe certeza sobre cómo se concibió el limpiavidrios. Se cree que se originó posteriormente a la invención del parabrisas, cuando surgió la necesidad de limpiar los vidrios de los vehículos. La norteamericana Mary Anderson (1866-1953), estando de visita en Nueva York en el invierno de 1903, contemplaba cómo el conductor del tranvía que la llevaba, descendía del vehículo en varias ocasiones para quitar la nieve acumulada encima del cristal.

De regreso a su casa, se fijó la meta de idear la forma de retirar la suciedad, el agua de lluvia, el barro, el polvo o la nevada del parabrisas, sin tener que parar el coche. La utilidad de limpiar los vidrios de un automóvil, se trasladó al hogar. El limpiavidrios que conocemos hoy día es el resultado de los genios que inventaron esta herramienta, perfeccionándose a lo largo de los años. En consecuencia, hasta la fecha se han inventado robots para cumplir con esta función.

¿Qué tipos de limpiavidrios existen?

Actualmente, en el mercado existen diversos tipos de limpiavidrios según el funcionamiento que estos posean.

Limpiavidrios manuales Limpiavidrios magnéticos Limpiavidrios eléctricos Limpiavidrios robots
Constan de una goma y un mango en forma de “T”, se arrastra todo el líquido para dejar las superficies sin manchas Son una excelente opción en ventanas donde el acceso es complicado en uno o ambos lados del cristal Son aspiradoras de agua, cuya boquilla tienen dos gomas por donde se realiza la succión Funcionan con gran autonomía, no participamos en el proceso de limpieza
Requieren previamente agua o solución jabonosa, se frota la superficie antes de proceder a limpiar los cristales Consta de dos partes con imanes, al ponerlas cercas entre sí se unen y sus alfombrillas se encargan de esparcir y luego absorber todo el líquido de los cristales Hay que aplicar el detergente sobre el vidrio, y luego procedemos a secarlo Se coloca el detergente en sus almohadillas, se sitúa sobre el vidrio a limpiar hasta que se adhiera a él
Son multifuncionales Poseen una cuerda de seguridad para evitar que la parte que no se está sosteniendo se caiga contra el piso Ideales para vastas superficies planas Limpia superficies altas o de difícil acceso

¿Cómo limpiar los cristales?, ¿Cómo quedan perfectos?

¿Te gustaría aprender los trucos para dejar tus cristales impecables? Expertos en la materia destacan una serie de tips que deberíamos emplear:

  • Es mejor limpiar en un día nublado. Si hace sol, cualquier producto que eches se secará muy rápido.
  • Los cristales deben limpiarse siempre de arriba hacia abajo. Hay que alternar el sentido de la limpieza dependiendo de la cara del cristal. Realiza movimientos horizontales en la parte exterior, y en el interior de manera vertical (o viceversa). De esta forma, sabrás en qué lado todavía hay marcas y podrá eliminarlas más fácilmente.
  • Si deseas que los vidrios duren más tiempo impecable, escoge un limpiavidrios que repela la suciedad, el polvo y el agua.
  • Utiliza los paños de microfibra, ya que no dejan residuos y mantiene los cristales relucientes. Puedes decantarte también por trapos viejos que tengas en casa. Ideales para que queden perfectos.
  • Emplea una vara telescópica limpiadora de ventanas. Ideal para limpiar ventanillas que están muy altas. El empalme del palo extensible y la espátula limpiadora dan la posibilidad de utilizarlo en alturas de hasta casi 4 metros. Además, en el cabezal también se incluye una rasqueta y una escobilla de goma para eliminar la suciedad incrustada.
  • Filtro de café: Con estos podrías limpiar los vidrios, a fin de evitar rayones y manchas.

Aumenta esa sensación de confort, poniendo velas o un ambientador en varitas.

Los pasos que podrías seguir para que los cristales queden impecablemente limpios:

  1. Poner una toalla o sábana vieja para no manchar el suelo.
  2. Quitar la basura: Debemos limpiar toda la suciedad superficial tanto del cristal como de los marcos, persianas u otros elementos que puedan ensuciar los vidrios posteriormente. Realízalo con un paño o trapo que no liberen pelusas o con el típico plumero.
  3. Aplicación del limpiavidrios: Preferiblemente aplicar el limpiavidrios en el trapo y no en el cristal como se suele creer.
  4. Limpia siempre de arriba a abajo.
  5. Esparce el limpiavidrios directamente o con un trapo o esponja.
  6. Pasa la rasqueta de goma.
  7. Para evitar que queden marcas en los cristales, se debería limpiar el interior y el exterior con diferentes movimientos: uno en vertical y el otro en horizontal.
  8. Seca con un paño que no suelte pelusilla.

¿Cuáles son las herramientas correctas para limpiar vidrios?

En tus ventanas o ventanales puedes encontrar desde excrementos de pájaros, papeles pegados, insectos muertos hasta residuos orgánicos. Difíciles de eliminar solo con agua y detergente. Es por ello que necesitamos tener a la mano todas las herramientas para que los cristales queden impecables, así como las superficies vitrificadas:

  • Un buen limpiavidrios.
  • Agua y un jabón especial. En el mercado existen productos especiales.
  • Un tobo o cubo cristalero para que sea efectiva la limpieza.
  • Bayetas que no suelten pelusa. Las de microfibra son ideales, especialmente las que tienen un lado arrugado para quitar la suciedad y otro liso para pulir posteriormente.
  • Una rasqueta de goma: elimina el producto cuando ya lo has aplicado y fregado con una esponja.
  • El rascador de extensiones con sus repuestos de cuchillas.
  • Papel para limpiar el rascador o la guía limpiavidrios.
  • Un mango telescópico para alcanzar las partes altas.
  • Toallitas limpiavidrios.

Se debe tener repuestos de las gomas que vienen incorporada en el limpiavidrios, ya que se deterioran con el tiempo.

Es conveniente tomar en cuenta que cuando se trata de piezas grandes como vidrieras y vitrales, se deberá utilizar limpiadores especiales para vidrios. En este sentido, se debe evaluar cuál limpiador de cristal te conviene más. Igualmente, si tienes muchos cristales en casa, una muy buena opción, es adquirir un robot automático con el que se ahorrará mucho tiempo.

¿Por qué es importante limpiar los cristales de las ventanas?

La pulcritud del hogar es una rutina que debemos realizar diariamente. No obstante, en muchas ocasiones descuidamos la limpieza de los cristales por lo tedioso que suele ser. De hecho, explicaremos por qué es importante tenerla también en cuenta:

Evitar la degradación del cristal: los cristales que no tienen un buen mantenimiento se deterioran y efectúan peor su función.

Mejora nuestra propia calidad de vida: conservar las buenas vistas exteriores, emocionalmente nos da fortaleza al maravillarnos de la naturaleza o del ambiente externo. Además, si tenemos unas ventanas sucias también restamos luz a nuestro propio hogar.

Menos capacidad calefactora: con cristales sucios se desperdicia gran cantidad de la luz que entra en un ambiente. Por lo tanto, en consecuencia también se pierde parte de su energía.

La buena imagen de tu casa o negocio: unos cristales inmundos hablan muy mal de nuestra vivienda y/o negocio.

Mejor durabilidad: Limpiar los vidrios regularmente puede mejorar la longevidad de cualquier pieza con cristales. Si dejamos por un periodo prolongado que se acumule en la superficie el polvo y la suciedad; con el tiempo, el rendimiento del vidrio y el aislamiento se deteriora.

¿Cómo limpiar cristales de difícil acceso?

Hay zonas que son muy difíciles de acceder. En algunas ocasiones debemos subirnos a una escalera y usar un palo con mango, pero no termina de ser una solución efectiva. Además, puede resultar muy peligroso. Por este motivo, existen en el mercado aparatos que te ayudarán a limpiar los cristales que se encuentran en espacios inaccesibles. Encontremos las siguientes opciones:

Las vaporetas: Sirven para eliminar con vapor la suciedad de las superficies. Además, las desinfectan de hongos y bacterias. Con estos dispositivos no tenemos que emplear desengrasantes, abrasivos ni productos químicos. Está diseñado para quitar las impurezas usando la fuerza del agua a presión. Se trata de un producto 100% ecológico.

Los robots limpiavidrios: Son dispositivos muy funcionales y rápidos para limpiar cristales de difícil acceso. Además, su funcionamiento es prácticamente autónomo, y nos ofrece la ventaja de ahorrar tiempo.

Aparatos eléctricos sin cable: Funcionan a batería, lo cual los hace muy versátiles a la hora de acceder a cualquier esquina. Limpian mucho mejor la suciedad difícil.

Recuerda siempre limpiar de arriba a abajo. (Fuente: Belchonock: 98038407/ 123rf)

¿Cómo hacer limpiador de cristales casero?

Si eres de los que prefieren utilizar productos naturales o eres alérgico a algún agente químico, en esta sección te daremos algunos consejos de cómo realizar un limpiador de cristales. Incluso, muchos artículos que existen en el mercado tienen entre sus componentes amoníaco, el cual es un gas sumamente irritante y tóxico. Por lo tanto, si te decides por una opción ecológica, estos son tan eficaces como los de fábrica.

Vinagre blanco: es la alternativa recomendada para limpiar cristales. Uno de los limpiadores más económicos que puedes utilizar. ¿Cuáles son las opciones que podemos emplear?:

  1. Algunos suelen utilizarla junto al bicarbonato de sodio y agua.
  2. Otros solo usan agua tibia con el vinagrillo blanco. Mezcla en un balde como mucho 1 litro de vinagre por cada 5 de agua templada.
  3. Con cítricos: Mezclamos el vinagre con cáscaras de limón o naranjas. Al prepararlo hay que dejar que se concentre el líquido por dos semanas. Posteriormente, se filtra en un colador y ya podemos empezar a limpiar los vidrios. Es importante tomar en cuenta que podrían mancharse los cristales, si lo secas, mal.

Si colocas la mezcla en un rociador tipo spray es mucho mejor a la hora de aplicarlo al cristal. También lo puedes almacenar para usos posteriores.

Con almidón: Es ideal para limpiar espejos y superficies de cristal manchados. Diluye el almidón con agua caliente. Se coloca en el vidrio y cuando la mezcla esté seca, se debe frotar el vidriado con papel o periódico empapados con vinagre para que limpie cualquier residuo.

Con papel: Si te decides por esta opción, primero se debe utilizar productos limpiavidrios o amoniaco/vinagre y luego se pasa el papel que acaba mojándose. En este caso tienes que emplear varios hasta que quede el vidrio nítido. No obstante, no frotes con demasiada energía porque se puede rayar el cristal y mancharlo a causa de la tinta.

Con alcohol: Es excelente por su capacidad de disolver las grasas. Además, seca, rápido y solo debes usar un paño seco y limpio para que no deje residuos o marcas en el cristal.

Con amoniaco: A pesar de ser muy tóxico y contaminante, hay quienes lo prefieren por tener la cualidad de dejar los cristales perfectos y brillantes. Si lo quieres usar, tienes que disolverlo con agua; la cantidad de amoniaco y agua suele venir en el envase. En la medida de lo posible, procura no usarlo. En el mercado existen otros limpiadores más amigables con el medio ambiente e igual de eficientes.

Criterios de compra

En esta sección, te proporcionaremos una serie de pautas y sugerencias que pueden ayudar a la hora de adquirir una limpiadora de cristales. El objetivo es ayudarte a elegir un producto de calidad, que se adapte a tus necesidades. Es fundamental que el modelo que escojas sea capaz de limpiar a profundidad y en el menor tiempo posible.

Peso y dimensiones

Es importante considerar el peso y las dimensiones del limpiavidrios. Con esta información sabremos si podremos maniobrar. Incluso conseguir un lugar adecuado para almacenarlo. Cuando realizamos diversas tareas del hogar, la comodidad es un factor fundamental. En este sentido, deberíamos elegir un modelo compacto, ligero y fácilmente transportable.

Así mismo, hay que considerar que cuente con un diseño ergonómico. Que se adapte adecuadamente en la mano. Incluso, si goza de un peso ligero, lo podremos sostener y manipular con gran comodidad. Es conveniente que podamos sujetarlo y moverlo de un lado a otro sin mucho esfuerzo. El peso y tamaño de los limpiavidrios es primordial debido a que vamos a tener que estar en posturas engorrosas en algunas ocasiones.

Puedes eliminar las huellas dactilares frotando la superficie con un poco de agua mezclada con alcohol. (Fuente: Marctran: 83500295/ 123rf)

Utilidad

Las tareas de limpieza del hogar suelen ser a veces muy agotadoras, especialmente cuando se trata de asear, por ejemplo, ventanales amplios o los cristales grandes de una terraza. Por lo tanto, es muy importante tomar en cuenta la ergonomía. Además, la utilidad que te pueden ofrecer las diferentes opciones existentes en el mercado. Si consideras estas pautas, podrás adquirir productos que te resulten prácticos y útiles. Es vital saber invertir tu dinero.

En este sentido, los limpiavidrios deberían brindar la posibilidad de limpiar cristales, azulejos, las ventanas de tu coche, e incluso otras superficies planas, aportando versatilidad. Así mismo, hay que considerar también el depósito de agua, a mayor capacidad, superior eficiencia. Sería conveniente evitar el estar pendiente de vaciar el acopio.

Sistema de limpieza

Si hay un elemento que diferencia a los diversos aspiradores limpiavidrios, es el modo de limpieza que emplean. La mayoría de los modelos utilizan un sistema de aspiración de líquido vertido en la superficie de los vidrios. No obstante, encontraremos algunas variaciones que hacen la tarea más efectiva. De hecho, hay determinados dispositivos que son más prácticos que otros y, a veces, están diseñados solo para un específico tipo de lavado.

En prácticamente todas las marcas que existen en el mercado, estos productos disponen de labios de goma. Si a esto le sumamos que cuentan con un cuello flexible, cualidad que permite limpiar esquinas y/o rincones complicados de llegar, la limpieza será más profunda. Otro elemento a tomar en cuenta, es que disponga de una pistola de gamuza para eliminar suciedad incrustada. Con estas herramientas se puede obtener óptimos resultados.

Aspiradora

Gracias a la tecnología, limpiar los cristales puede ser una tarea más fácil que en el pasado. En el mercado existen modernas aspiradoras limpiavidrios, que no solo limpian, sino que contienen utensilios que te permitirán que el agua sobrante no deje marcas ni ensucie esa limpieza. Si le sumamos la versatilidad de uso, contaremos con un equipo bastante eficiente, ya que limpiará tanto los vidrios como todo tipo de superficies lisas.

Además, estos dispositivos ofrecen diversos accesorios. Encontramos desde el elemental, con la botella, cabezales y paño hasta los de batería, cable de seguridad, o con palos telescópicos. Estos productos brindan un ahorro sustancial en el tiempo dedicado. Igualmente, gracias a su portabilidad y sencillez en el manejo, nuestro esfuerzo se ve mermado. Aspectos clave a la hora de elegir este tipo de producto.

Batería y autonomía

En los modelos de limpiavidrios eléctricos, debemos considerar el tipo de pila y la autonomía del producto. Las baterías de calidad tienen mayor capacidad y tiempos de carga más cortos. En este sentido, es conveniente adquirir un aparato que pueda ofrecer bastantes minutos de carga para poder realizar todo el trabajo de una sola vez.

En este sentido, lo recomendable es adquirir un modelo que tenga una batería de larga duración. Cuanto más autonomía te ofrezca, más tiempo la podrás usar y obtendrás mejores resultados. Lo aconsejable de acuerdo con los expertos en la materia, es que puedan como mínimo ser usados alrededor de 20 o 30 minutos. Los de mayor capacidad pueden brindar una hora de funcionamiento, lo que posibilita limpiar una cantidad significativa de cristales con una sola carga.

El otro elemento que debemos valorar es la idoneidad del depósito, el cual va acoplado con la batería. Para los expertos en la materia, los modelos compactos y económicos, deberían tener una capacidad por lo menos de unos 0,1 litros. Mientras que en los productos de mayor cabida, podría estar cerca de 0,25 litros o más.

Resumen

El mantenimiento y limpieza de cristales y ventanas exige esmero y atención para conseguir un resultado óptimo. Para escoger el modelo que más nos convenga, tenemos que considerar la superficie en la que se va a utilizar. Además, hay que plantearse qué grupo de accesorios nos conviene. Si bien todos los modelos tienen unas características básicas comunes, debemos tener en cuenta que las herramientas y la manejabilidad pueden presentar ligeras diferencias.

Del mismo modo, es fundamental que la aspiradora limpiavidrios sirva para muchas tareas para que tu inversión sea beneficiosa. Si te decides por un dispositivo eléctrico, debes considerar la autonomía de la batería para realizar tu cometido con total comodidad. Incluso, no debemos dejar de obviar la capacidad y el sistema del vaciado del recipiente, el cual debería ser rápido y sencillo.

(Fuente de la imagen destacada: vershininphoto: 131909050/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones