Última actualización: 22/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

21Productos analizados

14Horas invertidas

3Estudios evaluados

60Comentarios recaudados

Si alguna vez te has preguntado cómo mantiene la gente sus muebles en tan buen estado, a pesar de los años, la respuesta es una sola: ¡porque los protegen muy bien! Cuando se trata de cuidar las sillas del hogar, la tarea puede ser difícil, especialmente si tenemos mascotas en casa.

Para solucionar este problema, tus mejores aliadas son las fundas para sillas. Además de proteger tus asientos de manchas y desgaste, ayudan a darle un nuevo estilo a tu casa. Con tantos beneficios por un excelente precio, es imposible no hablar de ellas. En este artículo, te explicamos por qué son la mejor opción.




Lo más importante

  • Las fundas para sillas sirven para proteger de manchas, desgaste, rasguños, golpes y roturas. Además, ayudan a darle un nuevo aspecto a las sillas dañadas y un gran estilo a tu hogar.
  • Existen fundas para sillas con y sin respaldo. Antes de adquirir las tuyas, debes medir el largo y ancho del respaldo, así como también las medidas del asiento.
  • Al momento de la compra, debes tomar en cuenta el tamaño de las fundas, sus materiales, elasticidad, adaptabilidad, facilidad de instalación e, incluso, el diseño. ¡Así tomarás la mejor decisión!

Las mejores fundas para sillas: nuestras recomendaciones

Comprar cubre sillas no es tarea fácil. Existen un montón de opciones en el mercado y muchas cuestiones a tomar en cuenta: la medida de las sillas, el estilo de decoración, la calidad de la tela y mucho más. Aunque parezca abrumador, no des un paso atrás, aquí estamos para facilitarte esta tarea. A continuación, te mostramos algunas de nuestras recomendaciones de forros para sillas, adecuados para cada necesidad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las fundas para sillas

Los forros para sillas son un accesorio indispensable para muchos hogares. Sin embargo, con tantas opciones en el mercado, puede ser difícil saber cuáles se adaptan a tu tipo de sillas. Con el fin de despejar todas tus inquietudes al respecto, hemos recopilado las preguntas más comunes entre los interesados en este producto, para responder a cada una de ellas y facilitarte tu proceso de decisión.

sala

Los forros para sillas son un elemento que te ayudará a estilizar tus espacios y que incluye una gran variedad de diseños y texturas (Fuente: vanitjan: 13109580/freepik)

¿Cuáles son los beneficios de las fundas para sillas?

Aunque todos sabemos que su principal función es la protección de nuestros muebles, esta adquisición es, en realidad, una de las más útiles. ¿Tiene otros beneficios, además de su utilidad? La respuesta es afirmativa. A continuación, mencionamos algunos de ellos:

  • Económicas: Las fundas para sillas son una opción económica para renovar los tapizados gastados de algunos asientos e, incluso, para mantener tus nuevos muebles en buen estado, sean para el hogar o algún negocio.
  • Fáciles de instalar: La mayoría de los cubre sillas son fáciles de colocar, debido al material con el que están hechos y su elasticidad. Además, puedes encontrar guías de colocación en muchos sitios web.
  • Adaptables: En la actualidad, muchas marcas ofrecen alternativas que se ajustan a diferentes tipos de sillas (rectangulares, circulares, sin respaldo, con respaldo), por lo que siempre encontrarás una opción para tu tipo de mueble.
  • Lavables: Las fundas para sillas se pueden lavar tanto a máquina como a mano. Solo debes seguir las indicaciones del fabricante para asegurar su elasticidad y calidad.
  • Decorativas: Existe una gran cantidad de diseños, estilos, colores e, incluso, tipos de telas. Los diseños, además, le dan un estilo único a los interiores y renuevan la imagen de tus habitaciones por completo.
  • Protección: La principal función de los forros para sillas es evitar el deterioro de tus muebles, ya sea por manchas, rasguños, roturas o, incluso, por el tiempo. Es muy común, por ejemplo, que la piel de los asientos se desprenda o que, si tienes una mascota en casa, esta arañe la madera. Una funda garantiza a tus sillas protección.
  • Rejuvenecen los espacios: Si tienes muebles viejos y gastados, pero no te alcanza para retapizar, las fundas son una gran opción. Existen muchos diseños que se pueden adaptar a tus muebles y que le darán un aspecto muy diferente a toda tu casa.

¿Qué tipos de fundas para sillas existen?

Existen diferentes tipos de cubre silla, según la forma y el tamaño que busques. A continuación, mencionamos algunas de sus características principales:

Con respaldo Sin respaldo
Función También llamadas enteras. Protegen el respaldo y el asiento de la silla. Son de una sola pieza. Protegen los asientos. Puedes colocarla en una silla de comedor si quieres que el respaldo permanezca visible o si tienes cojines en tu asiento.
Materiales Poliéster, elastano (spandex), terciopelo, entre otros. Poliéster, elastano (spandex), terciopelo, entre otros.
Ideal para Sillas de comedor
Sillas de oficina
Asientos de sillas de comedor
Asientos de sillas de oficina
Bancos
Taburetes
Medidas que necesitas antes de comprar Altura del respaldo, ancho del respaldo, ancho del asiento, largo del asiento y grosor del asiento. Largo, ancho y grosor del asiento.
Ajuste Elástico que se adapta a la forma de la silla. Elástico. Algunas contienen correas de fijación o bandas elásticas para ajustarlas por debajo o por detrás. 

¿Cómo elegir el tamaño de tus fundas para sillas?

A la hora de comprar, sin importar la marca, es muy importante que conozcas la medida de tus sillas. Aunque algunos productos se adaptan fácilmente, a la hora de realizar la orden, la mayoría de las marcas solicitan las dimensiones de la silla.

Por otro lado, también es importante que, a la hora de elegir, tengas en cuenta si el producto es ideal para la forma de tu silla. En este sentido, antes de realizar tu orden, toma estas medidas:

  • Altura del respaldo: La distancia vertical entre la base con el asiento y el tope del respaldo.
  • Ancho del respaldo: La distancia horizontal en la parte superior del respaldo. No te fíes por el ancho del asiento, ya que algunas sillas tienen distinta medida entre estos dos.
  • Longitud del asiento: La distancia entre la base del respaldo y el borde del asiento.
  • Ancho del asiento: Viendo la silla desde la parte frontal, es la distancia horizontal de izquierda a derecha del asiento.
  • Grosor del asiento: Cuánto mide de grueso del asiento verticalmente.

Si tus fundas son solo para asientos, entonces solo tomarás en cuenta las últimas 3 medidas.

¿Cómo colocar tus cubre sillas?

Una de las ventajas de los cubre sillas es que son muy fáciles de colocar. A continuación, te resumiremos en breves y sencillos pasos la colocación de tus fundas, según sean enteras o sin respaldo.

Para fundas enteras o con respaldo

  1. Mete la funda, empezando por el respaldo.
  2. Tira de ella hacia abajo.
  3. Ajusta por la parte inferior con el elástico.
  4. Alisa.

Para fundas sin respaldo con cojín

  1. Remueve el cojín del asiento.
  2. Desliza el cojín en la funda y alisa la superficie.
  3. Si es el caso, voltea el cojín y amarra los cordones. De no ser así, solo ajusta la banda elástica.

Para los casos en los que no hay cojín o no se puede retirar, la cubierta se coloca introduciéndola por la parte del respaldo, bajando la funda hasta el asiento y ajustándola con los elásticos a los bordes del cojín.

sillas con cojines

Aunque tapizar tus sillas te da una mayor ventaja de personalización tanto del diseño como de la tela, si no le das los cuidados adecuados, puede terminar siendo una inversión fallida. (Fuente: erick montanah: 1350789/pexels)

¿Cómo lavar tus fundas para sillas?

Cada marca recomienda un lavado distinto, según el material del que están hechas. Sin embargo, aquí hay algunas recomendaciones generales para las que están elaboradas con poliéster y elastano:

  • Lavar a mano o a máquina con agua fría.
  • Secar en secadora con calor bajo y removerla pronto.
  • No usar blanqueador, ya que puede dañar la tela.
  • No planchar a menos que lo indiquen las instrucciones.

Tapizado vs. fundas para sillas: ¿qué opción es mejor?

Cuando pensamos en alternativas para renovar nuestros muebles se nos ocurren dos cosas, tapizar o comprar fundas. Pero, ¿cuál es realmente la mejor opción?

Fundas Tapiz
Costo Bajo. Alto.
Vida útil Media, de 3 a 5 años con buenos cuidados. Larga, hasta 10 años con buenos cuidados.
Lavado Máquina y a mano A mano
Instalación Sencilla, no se necesita experiencia. Necesitas conocimiento en la materia o a un experto que la instale.
Diseño Variedad de colores y diseños. Opciones de personalización de diseño, telas, colores, etc.

Como acabas de ver, cada alternativa tiene sus ventajas, por lo que solo depende de ti estimar cuál es mejor. Toma en cuenta que, si vas a invertir en tapizar tus muebles, debes estar seguro de que puedes hacerlo en su cuidado. Si tienes, por ejemplo, mascotas en casa, no tiene caso tapizar los muebles si luego de unos meses volverán a estar en mal estado. En ese caso, mejor opta por comprar fundas. Ocurre lo mismo si tienes niños o si tus sillas son de exterior.

Las fundas también son una excelente opción si te gusta cambiar de estilo o piensas remodelar tu casa, ya que puedes tener varios juegos y cambiarlas cada cierto tiempo, según la ocasión.

Criterios de compra

Al momento de comprar tus fundas, es vital tener en cuenta varios aspectos para tomar la mejor decisión. Para ayudarte, hemos hecho una lista con los factores más importantes a tener en cuenta antes de adquirir las tuyas. ¿Estás listo?

Tamaño

Este es el aspecto más importante que debes considerar. Antes de elegir una marca, consulta los rangos de tamaño que manejan, es decir, la medida mínima y máxima a la que se estiran. Luego, mide tus sillas y analiza si son adecuadas. Elige una opción que esté en el medio de este rango, de esa forma se ajustarán perfecto.

Hoy en día, existen muchas opciones en el mercado para todo tipo de sillas, desde aquellas con respaldo alto hasta otras sin él.

Recuerda no comprar fundas muy grandes para sillas medianas, o forros rectangulares para sillas circulares. Siempre debes consultar qué modelos de cubre sillas son los mejores para tu mueble. La mayoría de las marcas indica esta información en sus anuncios.

Adaptabilidad

Un aspecto que le interesa mucho a los usuarios es que las fundas se ajusten perfectamente a sus muebles. Esto depende, en gran medida del tamaño, pero también del material y su elasticidad.

Las mejores opciones, actualmente, utilizan elastano, una fibra sintética muy popular por su elasticidad y resistencia. Además, otras tienen correas o tirantes para ajustarlas al asiento y que no se deslicen.

La adaptabilidad depende, especialmente, de una buena elección de producto. Aunque muchas marcas prometen ajustarse a todo tipo de sillas, si quieres cubrir sillas con asiento o respaldo redondo, busca modelos especialmente para ellas. De no ser así, corres el riesgo de que queden muy grandes o pequeñas. Con las sillas de comedor regulares, la mayoría de las marcas se ajustan perfecto.

sillas decorativas

Debes tomar en cuenta el tamaño y la forma de tus sillas antes de elegir tus fundas. Busca el modelo que mejor se adapte a tus necesidades para que se ajusten bien. (Fuente: Max Vakhtbovych: 6180675/pexels)

Materiales

La mayoría de los cubre sillas actuales están hechos de una combinación de poliéster y elastano (también llamado spandex). Estos materiales garantizan mayor elasticidad y gran suavidad, por lo que son los más recomendados. Además, son más resistentes a roturas y enganches. Cada tipo de forro tiene distinto porcentaje de poliéster y elastano, pero te recomendamos un 85% y 15%, respectivamente.

También, hay algunas opciones que están hechas de terciopelo y, aunque son bonitas, toma en cuenta que deben tener cuidados más minuciosos.

Del material, también, dependerá la suavidad de tu silla. Si vas a colocar fundas solo para asientos en algún negocio, la comodidad y frescura son muy importantes, especialmente en los días de calor. ¡No olvides tomarlo en cuenta!

Diseño

Uno de los factores que más le interesa a los usuarios es el diseño, sobre todo porque buscan que combinen con el lugar en el que están las sillas. Existe una amplia variedad, tanto de colores como de diseños. Incluso, existen marcas que solo manejan colores neutros, sin estampado, y otras que manejan estilos vintage, modernos y minimalistas. Hay opciones para todo tipo de personas.

También, considera la textura que tienen los modelos, y si tienen faldones o algún otro elemento vistoso. Si buscas algo más sutil, opta por opciones con correas y sin bandas elásticas en el respaldo. Así, pasarán desapercibidas y se ajustarán perfectamente a tus muebles.

Por último, toma en cuenta que los colores de las imágenes en pantalla pueden diferir de las fundas originales. Este aviso, generalmente, se encuentra en todos los anuncios. Sin embargo, puedes preguntar al momento de la compra o incluir un comentario en el anuncio, para que otros usuarios que ya adquirieron el producto te cuenten qué tanto cambia el color.

Instalación

La mayoría de los cubre sillas se instalan de manera muy rápida. Tan solo se colocan, se deslizan y listo. Sin embargo, considera que la mayoría de los forros para sillas con respaldo vienen en una sola pieza, por lo que cubrirán tanto el respaldo como el asiento.

Si tienes asientos con cojín que se pueden quitar, lo mejor es que compres una funda con correas que se amarren por debajo. Si el cojín de tu silla no es removible y quieres una funda solo para cubrir este, adquiere una con banda elástica o que sea de un material que se ajuste muy bien en los bordes.

Estos consejos facilitarán mucho la instalación y evitarán sorpresas desagradables al momento de colocar el producto.

Resumen

Las fundas para silla son un accesorio indispensable para el hogar y los negocios. La inversión en muebles ya es, de por sí, muy grande y asegurar su cuidado alargará mucho más su vida útil. Las fundas para sillas son perfectas aliadas para la protección y el estilo de tu hogar.

Al momento de la compra, no olvides tomar en cuenta el material, su elasticidad y la facilidad de instalación. Si consideras todo esto, asegurarás una compra exitosa y unos espacios muy bien decorados. Recuerda siempre que, sea para la silla que sea, ¡hay un producto para ti!

Si ya adquiriste tus fundas para sillas, cuéntanos tu experiencia en los comentarios, ¡queremos saber tu opinión! Si te gustó este artículo, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales para ayudar a otras personas a comprar las suyas.

(Fuente de la imagen destacada: David Good: 5328828/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones