Última actualización: 24/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Limpiar las manchas de un sofá puede llegar a ser una odisea. Ya sea por mascotas, niños pequeños o comida y bebida, los sofás acaban sufriendo a lo largo del tiempo. La suma de esto hace que muchas personas recurran a comprar una funda para sillón como protección.

Usamos manteles para proteger nuestras mesas, colchas para las camas, alfombras para el suelo. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestros sofás? Gran parte de nuestra vida la pasamos frente al televisor sentados en un sofá, ya sea solos o en compañía. Debido a ello, hoy os traemos un análisis de diferentes fundas para sillón.




Lo más importante

  • La funda para sillón es un producto esencial para proteger cualquier sofá. Evita que el mueble sufra daños de arañazos, manchas y roces a lo largo del tiempo.
  • Presenta diferentes diseños para cada gusto y necesidad. Puede cubrir el sofá en su totalidad y darle un nuevo estilo, o cubrir solo las partes que más sufren.
  • Esta funda es muy fácil de poner y retirar gracias a las cintas elásticas de colocación. Su limpieza también es una tarea sencilla que evita quebraderos de cabeza.

Las mejores fundas para sillón del mercado: nuestras favoritas

Llegados a este punto es probable que te estés planteando comprar una funda para proteger tu sofá. Decidir cuál cumple tus necesidades puede ser sencillo: una funda para sillón impermeable, elástica, con estampados, sin ellos. La dificultad radica en elegir entre las decenas de opciones que hay de cada variedad. Debido a esa razón, te presentamos nuestra selección de mejores fundas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre fundas para sillón.

Has visto nuestra selección de las mejores fundas para sillón del mercado. Ahora, es hora de que las conozcas un poco más. Su cuidado, limpieza y colocación son esenciales para que tu funda para sillón dure el mayor tiempo posible.

La funda para sillón es un producto esencial para proteger cualquier sofá. Evita que el mueble sufra daños de arañazos, manchas y roces a lo largo del tiempo. (Fuente: Undrey: 97277079/ 123rf)

¿Qué es una funda para sillón y qué ventajas tiene?

Esta funda de tela sirve, justamente, para cubrir el sofá. ¿Y para qué queremos cubrir un sofá? Existen diversas razones. Una de ellas puede ser simplemente por un cambio estético, aunque lo más habitual es por higiene y cuidado.

Tener una funda para sillón presenta muchas ventajas y casi ningún inconveniente. El principal beneficio que ofrece es el mantenimiento del sofá. A continuación, podrás observar una tabla con las ventajas y desventajas que tiene adquirir una funda para sillón:

Ventajas
  • Protege la tapicería de líquidos
  • Resistente a animales
  • Ideal para cambiar de diseño
  • Buena sujeción
  • Fácil de limpiar
Desventajas
  • Puede deslizarse si no tiene sujeción

¿Qué tipos de fundas para sillón hay?

En el mercado existen diferentes tipos de fundas para sillón. A la hora de escoger, todo dependerá de tus necesidades y estilo personal.

  • Fundas elásticas. Fueron las primeras fundas que se empezaron a fabricar. Existen diversos tamaños, colores y estampados. Se ajustan a la forma del sofá y tienen unas cintas elásticas que permiten mantenerlas en su sitio. Su elasticidad es únicamente horizontal. Suelen estar fabricadas de poliéster y/o algodón para mayor suavidad y elasticidad.
  • Fundas multielásticas. Son las predecesoras de las elásticas. Su elasticidad no es solo horizontal, sino vertical también. De esta manera, se adaptan mejor a la forma del sofá. Además, estas también incluyen cintas para fijarlas. Tienen mayor adaptabilidad con sofás fijos que con extensibles.
  • Fundas salvasofás. No cubren el sofá en su totalidad. Se centran en cubrir zonas de mayor riesgo a sufrir destrozos. Por ejemplo, los reposabrazos, el respaldo y los asientos. Son muy rápidas de colocar y pueden quitarse fácilmente para su limpieza.

¿Cómo lavar una funda para sillón?

El lavado de una funda es imprescindible, ya sea por manchas en el sofá o por el uso prolongado. El simple roce es razón suficiente para meterla en la lavadora cada cierto tiempo. En el caso de tener manchas, antes de introducirla en la lavadora, frota las mismas con un detergente.

Es recomendable lavar la funda como si se tratase de ropa delicada.

Por ello, en la lavadora deberás poner la funda a una  temperatura de 30 ºC. El detergente no es una variante importante, por lo que deberías usar el que consideres mejor. Puede ser uno suave, para prendas de color, etc. Una vez que termine de limpiarse en la lavadora, lo ideal es ponerla a secar al aire. De todas formas, es recomendable leer y seguir las instrucciones del fabricante.

Un funda para sillón puede ser tu gran aliada para mantener tu sofá en perfecto estado. (Fuente: Neilson: XejJ2SSg5c8/ Unsplash)

¿Cómo limpiar una funda para sillón?

Si la funda no está manchada como para meterla en la lavadora, siempre se puede optar por limpiar la zona donde se encuentre el estropicio. Antes de proceder a limpiar la suciedad, hay que observar de qué tipo de mancha se trata y preparar la zona.

Con las manchas líquidas, la primera acción a realizar es quitar el exceso de líquido con un paño o un papel de cocina. Una vez se ha hecho esto, se recomienda usar un aspirador para quitar el exceso de pelusas, migas o cualquier otro tipo de partículas. El siguiente paso es limpiar las manchas correctamente, colocando previamente un trapo entre la funda y el sofá para no traspasar la tela.

Tipo de mancha Proceso de limpieza
Grasa Con un producto especial antigrasa, rocía la mancha y espera a que se seque. Cuando veas que el producto está seco, retíralo frotando con un cepillo seco
Roce Con un cepillo humedecido en agua tibia con jabón se debe frotar y luego aclarar el producto
Sangre Usar agua fría junto a jabón o gel limpiador. Hay que frotar hasta crear bastante espuma y después aclarar todo

Existen diversos productos fabricados especialmente para el tratamiento de manchas en telas. Por ello, no te será difícil encontrar uno para tu funda para sillón. Cabe mencionar que aún limpiando la zona manchada es posible no conseguir el resultado deseado. Por ello, siempre se puede realizar la limpieza en la lavadora como se explica en el apartado anterior.

¿Cómo teñir una funda para sillón?

Una funda para sillón puede durar en perfecto estado durante años. Sin embargo, es posible que por ciertas manchas o desgaste sea necesario teñirla. Aunque pueda parecer un proceso difícil, es bastante simple.

  • Compra el tinte necesario. No te olvides de que vas a teñir una tela de grandes dimensiones, no una camiseta. Los productos para detallan su rendimiento. Calcula si el producto que tienes es suficiente para la medida de tu funda para sillón.
  • Ten sal a mano. Te preguntarás por qué necesitas sal y la respuesta es sencilla. Una vez que tiñas la funda para sillón , deberás agregar sal para que los colores se adhieran mejor. La sal, además, le da más vida a los colores.
  • Hora de teñir. Una vez tengas los dos productos, toca teñir la funda para sillón. Puedes hacerlo en la lavadora o en una bañera. En la lavadora, introduce el tinte, la sal y la funda en el tambor. Pon el programa de lavado largo. En el caso de usar una bañera, agrega el tinte junto a la parte proporcional de agua y mete la funda en ella. Después de que la funda se tiña, echa la sal y mezcla todo.
  • Secado. Al terminar de teñir la funda para sillón, sea cual sea el método usado, es recomendable secar la prenda al aire sin que le dé el sol. Esto se debe a que el sol puede crear manchas y tonos desiguales.
  • Limpieza del tambor. Si has teñido la funda en la lavadora notarás que han quedado restos de tinte en el tambor. Es normal. Añade detergente. Con un programa de largo lavado a temperatura alta, la lavadora quedará como nueva.

¿Cómo colocar y sujetar correctamente una para sillón?

Por lo general, cuando compras una funda para sillón vienen instrucciones de colocación y mantenimiento. Aun así, vamos a explicar cómo deben colocarse. Es un proceso sencillo que con la práctica se irá haciendo cada vez más rápido. Si es la primera vez que vas a colocarla, saca la funda de su embalaje y estírala para ver su forma. Una vez hecho eso, coloca la funda sobre el sofá y, empezando por el reposabrazos izquierdo, comienza a fijarla en su sitio.

Fíjate en las costuras para verificar que van en concordancia con los bordes de cada parte del sofá. La funda para sillón puede venir con unas tiras elásticas para mantenerla en su sitio. Estas fijaciones deben colocarse por la parte inferior del sofá, creando así tensión y evitando el movimiento de la funda. Si ves que te sobra algo de tela, métela por debajo de los asientos, reposabrazos y entre el asiento y el respaldo. Así, la funda para sillón quedará más ajustada y fija.

Una funda para sillón puede cambiar totalmente el estilo de su salón, al mismo tiempo que protege tu sofá. (Fuente: Fotios: 1631918/ Pexels)

¿Qué tela es la mejor para una funda para sillón?

Este aspecto dependerá de lo que queramos en nuestra funda para sillón. Si simplemente quieres cubrir el sofá, con una funda de algodón será suficiente. En el caso de querer protegerlo de líquidos, deberías optar por una impermeable. También existen fundas para sillón de terciopelo para darle un toque más elegante. En esta tabla, verás las características de ellas.

Lavable Resistente a animales Impermeable Larga duración
Elástica Media No
Algodón No No
Mezcla elástica y algodón Media Media
Suede
Terciopelo No

Gracias a los datos de la tabla anterior, te será más fácil escoger la funda para sillón que se ajuste a tus necesidades y gustos. Puede que la que te gusta no cumpla todas las especificaciones que necesitas. Por ello, deberás elegir la más cercana a esas necesidades.

Criterios de compra

En este apartado, vamos a analizar los diferentes tipos de fundas para sillón que existen en el mercado. Ahora que ya sabes más sobre ellas, te será más fácil escoger la adecuada para tu hogar. Estos son los criterios a observar:

Estilo del sofá

Empecemos por lo básico. A la hora de comprar una funda para sillón, debes conocer las medidas y estilo de tu sofá. No solo basta con saber cuántas piezas tiene. ¿A qué se debe esto? A que los sofás son un mundo y debido a su estilo varían en las medidas. Los más comunes son:

  • Sofá de una pieza. Estos sofás son para una persona y puede resultar difícil encontrar una funda que les sirva. Hay que saber si nuestro sofá es relax (la parte inferior se extiende para poner las piernas en alto) o no.
  • Sofá de dos piezas. Como bien dice su denominación, son sofás con dos asientos. Encontrar una funda adecuada para ellos será bastante fácil. Además, son los más habituales en hogares pequeños.
  • Sofá de tres piezas. Otro de los modelos más comunes en los hogares españoles. Tres asientos para tres o cuatro personas (dependiendo del tamaño del sofá). Puede tener asientos extensibles.
  • Sofá chaise longue (cheslong). Chaise longue o cheslong (como mejor se le conoce en España) es un sofá que tiene una parte extendida fija. Lo habitual es encontrarse con sofás chaise longues de tres piezas. Una de ellas tiene mayor medida y permite a la persona tener las piernas elevadas.

Estos son los sofás más comunes en el mercado español, junto al sofá cama y el sofá en forma de L. Como se puede observar, no son muy difíciles de diferenciar unos de otros. Aun así, pueden tener estilos y diseños muy dispares. Por eso, no te olvides de medir el sofá antes de comprar tu funda. Mide el largo de tu sofá entre el borde interno de los brazos de este.

Presenta diferentes diseños para cada gusto y necesidad. Puede cubrir el sofá en su totalidad, y darle un nuevo estilo, o cubrir solo las partes que más sufren. (Fuente: iałasiewicz: 46200361/ 123rf)

Diseño

Anteriormente, hemos mencionado los diferentes tipos de fundas para sillón que existen. Por ello, en esta sección, vamos a recordarte brevemente las mencionadas. Además de encontrarte con diseños que cambian la imagen visual del sofá, te encontrarás con diseños que cubren diferentes superficies del mismo.

Por un lado, podemos encontrar fundas que traen sujeción a la hora de colocarlas para evitar que se deslicen. Estas fundas pueden cubrir por completo el sofá, creando la impresión de ser uno totalmente diferente. Por otro, existen fundas que solo cubren los reposabrazos y asientos, sin incluir el respaldo. En el caso de querer que cubra el respaldo, deberás asegurarte que la funda que vas a comprar incluye esta variable.

Impermeable

Una de los mayores quebraderos de cabeza en el hogar es limpiar un sofá manchado por líquidos. ¿La solución? Comprar una funda para sillón impermeable. Este tipo de funda te va a salvar de grandes disgustos, ya que absorben una buena cantidad de líquido. Gracias a esa absorción, es probable que no traspase nada al sofá o que llegue a ser una cantidad ínfima.

Estas fundas están hechas con tela acolchada y poliéster, creando una pequeña barrera de protección frente a los líquidos. Debido a esta impermeabilidad, suelen tener un precio superior a una funda para sillón básica. Deberás valorar la necesidad en tu hogar de una funda protectora o estética.

Esta funda es muy fácil de poner y retirar, gracias a las cintas elásticas de colocación. Su limpieza también es una tarea sencilla que evita quebraderos de cabeza. (Fuente: Yastremska: 127869110/ 123rf)

Resistente a mascotas

Si tienes mascotas, sabes lo difícil que puede ser mantener ciertos muebles en buen estado. Una funda para sillón siempre es una opción ideal para hogares con perros y/o gatos por diversas razones. Las mascotas pueden soltar pelo, morder muebles, miccionar y vomitar en ellos. Para evitar disgustos mayores, la funda para sillón va a ser tu mejor aliada.

Las impermeables, mencionadas previamente, son una de las mejores opciones para animales con problemas de micción. En el caso de mascotas que arañan los muebles, se debería optar por una funda que cubra los laterales del sofá. Además, con poca textura para que no claven sus uñas y deshilachen la funda para sillón.

Los dueños de mascotas pueden estar tranquilos, gracias a la protección que brindan las fundas para sillón. (Fuente: Kang: 6044704/ Pexels)

Reversible

La opción que una funda para sillón reversible presenta mayormente una ventaja visual. Cuando compramos una funda para sillón, lo hacemos por limpieza y protección de nuestro sofá, pero también por estética. Las fundas reversibles te permiten tener dos diseños en uno.

Las fundas "salvasofás" son las que presentan esta opción. Es posible encontrar una funda ajustable de doble cara, pero no es lo habitual. Por ello, si quieres una funda reversible, es recomendable optar por una salvasofá. Así, te asegurarás de que presente los colores que deseas.

Resumen

La funda para sillón es esencial para mantener este mueble limpio y sano. Además, teniendo varios diseños de fundas, se puede cambiar constantemente el estilo del sofá y, por ende, del salón.

Como has podido observar, existen muchísimas variaciones de fundas para sillón, ya sea por el tipo de tela, la cantidad de sofá que cubren o por el color que tienen. En el mercado tienes infinidad de modelos para comprar el que más te convenga.

Esperamos que te haya gustado esta guía y que haya resuelto tus dudas sobre las fundas para sillón. Si quieres saber algo más respecto a ellas, no dudes en dejarnos un comentario. Te ayudaremos en todo lo posible. Muchas gracias y ¡hasta la próxima review!

(Fuente de la imagen destacada: Serezniy: 114671719/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones