Última actualización: 24/11/2021

Nuestro método

23Productos analizados

15Horas invertidas

4Estudios evaluados

65Comentarios recaudados

A la hora de decorar nuestra casa, no solo debemos tener en cuenta el interior. También tenemos que considerar el exterior de la misma. Una forma de adornar nuestro jardín de una manera fácil y sencilla, es instalando una fuente de jardín.

Las fuentes de agua son un elemento muy original, que puede darle un estilo único a tu patio. Además de conectarnos con la naturaleza, nos van a ayudar a relajarnos y a crear un pequeño oasis en nuestra propia casa. Si quieres conocer los aspectos más importantes para elegir la fuente adecuada a tu espacio, ¡sigue leyendo!




Lo más importante

  • Las fuentes para jardín son elementos decorativos que se instalan en jardines, patios o terrazas. Ayudan a dar un estilo y proporcionan un ambiente relajado.
  • Existen fuentes interiores para aquellos que no tienen espacio en el exterior de su hogar. Es una manera de disfrutar igualmente de los beneficios que nos otorgan las fuentes de agua.
  • El tamaño, el material y la posición son algunas de las principales características a la hora de elegir la fuente que mejor se adapte a ti.

Las mejores fuentes para jardín del mercado: nuestra selección

Hemos seleccionado las mejores fuentes para jardín en el mercado. Pueden ayudarte de inspiración para elegir una que encaje en tu espacio. A continuación, veremos cinco opciones:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las fuentes para jardín

Si buscas una fuente para decorar tu jardín, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta para tomar tu decisión. A continuación, vamos a ver la información más relevante para ayudarte a elegir la fuente adecuada para ti.

fuente de jardin

Este tipo de decoración para nuestro jardín también le aporta mucha frescura. (Fuente: luisrsphoto: 35841490 / 123rf)

¿Para qué se emplean las fuentes para jardín?

Las fuentes para jardín son elementos decorativos que se usan para darle un toque especial o una sensación única al entorno. Hacen que el exterior de tu casa, ya sea un jardín, terraza o patio, se vea más suntuoso e importante.

Al tener agua en su interior, nos da la sensación de calma, con su sonido. Asimismo, nos ayuda a relajarnos en un ambiente tranquilo.

Las fuentes de agua, además de aportar un elemento clave en nuestro paisaje, pueden ser muy funcionales. Existen diversos modelos que pueden conectarse para proporcionar agua, ya sea a personas o a animales.

niños tomando agua de jardin

Puedes potabilizar tu fuente para que personas o animales consuman agua de ellas. (Fuente: Pezibear: 771601/Pixabay)

¿Cuáles son los beneficios de tener una fuente para jardín en casa?

Como mencionamos anteriormente, el principal beneficio de una fuente de agua en tu jardín es el estilo que le otorga. Sin embargo, esta es solo una de las muchas ventajas que nos proporcionan.

Por un lado, tenemos el atractivo visual, ya que son un punto focal en el ambiente.

Asimismo, son una forma de atracción de vida y nos ayudan a vincularnos con la naturaleza. Puedes incluir peces, plantas acuáticas o solo ver los pájaros acercase a beber.

El sonido del agua nos ayuda a crear un ambiente armonioso y equilibrado. Un pequeño oasis en el jardín tu hogar. Hoy en día, con el estrés y las preocupaciones que tenemos, necesitamos relajarnos. Con una fuente en tu patio o terraza, lograrás despejar tu mente y calmar ansiedades.

A continuación, resumimos las ventajas y vemos desventajas:

Ventajas
  • Decoración
  • Punto focal
  • Atracción de vida
  • Ambiente relajado
Desventajas
  • Mantenimiento
  • Consumo de agua y luz
  • Humedad a veces excesiva

¿Qué es necesario tener para instalar una fuente de jardín?

A la hora de instalar una fuente de jardín, hay algunos factores a tener en cuenta:

  • Tener una conexión eléctrica cercana, en el caso que no funcione con placa solar. Es para suministrar la electricidad que haga funcionar la bomba.
  • Que sea una zona nivelada o con sujeción correcta.
  • Tener una superficie sólida, en especial, si la fuente es muy pesada.
  • Ser cuidadoso con la colocación de la bomba, ya que la combinación de agua y electricidad puede ser peligrosa. Incluso, hasta mortal.
  • Proteger la fuente de posibles fugas de agua.
  • Cerciorarse de que todo funcione correctamente al finalizar.

¿Qué tipos de fuentes para jardín hay?

Existen varias divisiones que se pueden realizar para definir los tipos de fuentes. Sin embargo, una de las más importantes es según su posición.

La posición de nuestra fuente en gran parte va a depender del espacio que tengamos destinado a ella. Para elegir la ubicación óptima, tienes que tener en cuenta tres detalles. Son la instalación, el tamaño de tu jardín o terraza y el uso que quieres darle.

A continuación, veremos los tipos de fuentes más comunes según su posición:

Central De esquina De Pared
Tamaño En general son grandes y ocupan mucho espacio. Pueden ser grandes o pequeñas según el espacio. Se adaptan al muro o pueden tener su propia estructura.
Instalación Requieren, en su mayoría, una instalación profesional. Su instalación es más sencilla que las centrales. Necesitan una buena sujeción. 
Materiales Son muy comunes las de piedra natural u hormigón. Piedras naturales o artificiales, imitando una cascada. Piedra natural, hierro fundido o madera son las más vendidas.

Fuentes centrales

Como su nombre lo indica, este tipo de fuentes se ubican en el medio del jardín. Por lo tanto, se tiene una vista de 360º grados. En general, el agua se encuentra en la base y tienen una figura o diseño en medio.

La instalación muchas veces la gestiona un profesional, ya son estructuras muy grandes y pesadas. Asimismo, si posee una bomba eléctrica, se necesita hacer un cableado para conectarlo a la red eléctrica.

Fuentes de esquina

Estos modelos de fuentes de agua, en general, tienen formato de cascada. Es debido a que se pueden adaptar a una esquina y así darles un elemento decorativo diferente.

Su instalación suele ser más sencilla que una central, pero depende del material y si es prefabricada. La ventaja es que, al encontrarse en una esquina, la conexión a la red eléctrica suele ser más cómoda.

Fuentes de pared

Por último, este modelo es muy provechoso para espacios pequeños. Ocupan poco lugar y ofrecen todos los beneficios de una fuente más grande. El tamaño va a depender de la pared dónde se coloque. Sin embargo, puede ocupar toda la pared como una parte de ella.

Es imprescindible tener una buena sujeción, ya que pueden llegar a ser muy pesadas. Además del peso del material, tienen que soportar el peso del agua.

Con nieve, lo recomendable es que guardes tu fuente de agua en un lugar resguardado o interior.

¿Cuándo es recomendable comprar una fuente para tu jardín?

La principal característica a tener en cuenta es el clima en tu ciudad. Cuanto más benigno sea el clima, más recomendable es tener una fuente en tu jardín. No tendrás que tener tantos cuidados y podrás disfrutarla por más tiempo durante el año.

Si en invierno en tu zona nieva, tienes que tener mucho cuidado. Es debido a que el agua se puede congelar y romper tu fuente.

Si tu jardín es muy grande, es recomendable incluir en él una fuente de agua. Le dará un estilo al espacio y un punto de atención. Además, te ayudará luego decorar el resto con plantas y arbustos.

Otro motivo por el que instalar una fuente en tu jardín es el ruido exterior. Si vives en una zona que tiene mucho ruido, una fuente de agua puede actuar como un filtro. Por ello, es una muy buena solución.

Por último, se recomienda comprar una fuente para ayudar con el Feng Shui. Las personas que practican este sistema, afirman que una fuente de agua ayuda a mejorar la energía del hogar. Asimismo, influye en nuestro ánimo.

¿Es posible tener animales dentro de las fuentes para jardín?

La respuesta es sí, pero con precauciones. Tenemos que tener en cuenta que son seres vivos. Por eso, debemos crear un ambiente agradable para ellos y para su supervivencia.

En general, son fuentes con estanques. Tienen una profundidad determinada y en el centro deben ser más profundas que en los costados.

El animal más común para poner en una fuente es el pez. El tipo de pez y el número que podamos tener depende del tamaño del estanque. Si deseamos mezclar especies, hay que tener en cuenta que tienen que poder convivir unas con otras.

A veces se puede crear un pequeño ecosistema dentro del estanque que permita que se alimenten. No obstante, también hay que tener comida especial para ellos.

peces koi dentro de fuente

Es muy importante tener en cuenta que cada especie tiene sus cuidados específicos y su hábitat natural. Por eso, debemos acondicionar el espacio a ellos. (Fuente: Davian: id82-tffinCkfGTA/Unsplash)

¿Cómo mantener y cuidar tu fuente de jardín?

Algunas recomendaciones o tips para el mantenimiento de tu fuente son:

  • Mantener el agua en movimiento, ya que oxigena y previene el verdín.
  • Emplea producto antialgas si no queremos que el agua se estanque.
  • Mantener el nivel del agua por encima de la bomba para que esta no se queme.
  • Limpiar la bomba y cambiar el agua de la fuente si es necesario.
  • Limpiar el agua de posibles suciedades que puedan caer del ambiente, como hojas o piedras.

¿Es posible instalar una fuente en el interior de tu casa?

El hecho de no tener un jardín o terraza en nuestra casa, no hace que no podamos tener una fuente. Existen varios modelos que podemos instalar en el interior de nuestra casa. Con solo conectarla a la corriente, puedes tener muchas de las ventajas de una fuente de exterior dentro de casa.

Las fuentes de interiores son relativamente fáciles de mantener.

Se recomienda emplear agua destilada, ya que se previenen las algas de esa manera. También se recomienda usar la fuente con regularidad. Es que el apagarla y encenderla constantemente puede dañar los sistemas.

Criterios de compra

Hoy en día, en el mercado existe una gran variedad de fuentes para jardín para instalar en tu hogar. A la hora de comprar una, hay que tener en cuenta algunas cuestiones para elegir la mejor. Entre los principales aspectos se encuentran:

Material

Una característica muy importante a la hora de elegir tu fuente es el material con el que está construida. El material no solo va a definir el estilo de tu fuente. También va a afectar al mantenimiento de la misma.

Cada material tiene sus ventajas. Sin embargo, a la hora de comprar, tienes que elegir el más conveniente para tu jardín. Existen varios tipos de materiales, pero los principales son:

Piedra

Es uno de los materiales más comunes y elegidos. Puede tener diferentes formas o acabados, según el estilo que se quiera. Además, es un material muy resistente y duradero. Existen dos clasificaciones diferentes dentro de este aspecto.

  1. En primer lugar, tenemos la piedra natural. Ejemplos comunes de este tipo de piedra son el mármol y el granito. Se caracterizan por ser muy resistentes a la erosión. Por ello, si hay mucho viento en tu jardín, es una muy buena opción.
  2. Como segundo lugar tenemos la piedra artificial, la cual puede estar construida en cemento. A la vista, puede imitar mucho una piedra natural o roca. Además, nos da mucha durabilidad al paso del tiempo.

Según la forma que se le otorgue a la piedra, pueden ubicarse en diferentes lugares del jardín. Podría ser en el centro, en las esquinas o en paredes.

Hierro fundido

Por su parte, da un gran valor estético al jardín. También es un material con mucha durabilidad, ya que resiste a la corrosión. Al ser pesado, si se elige poner como pieza central, no necesita una sujeción extra para protegerse del viento.

Fibra de vidrio, resina o polirresina

Son otros materiales muy utilizados en las fuentes para jardín. Son muy fáciles de manejar, al ser elementos ligeros. Tienen la ventaja de tener muchos colores y formas, dando más amplitud al diseño.

Además, pueden imitar otros materiales. Al contrario de los anteriores, las fuentes fabricadas con estos materiales deben estar bien sujetas. Si no nos aseguramos de esto, con el viento pueden caerse y dañarse.

Madera

La elección de este material también nos va a ayudar a definir el estilo que queremos lograr en nuestro jardín. Este tipo de material debe ser tratado previamente para poder afrontar a los agentes atmosféricos. Por ejemplo, el calor, la humedad o la nieve.

Tamaño

Este aspecto es fundamental a la hora de elegir una fuente para tu jardín. El tamaño va a depender del espacio que quieras proporcionarle en tu hogar.

Existen diferentes tamaños que están ligados al tipo de fuente que quieras instalar. Como vimos anteriormente, hay distintos tipos de fuentes que puedes colocar en tu jardín, terraza o patio.

Lo primero, entonces, es elegir el espacio de casa donde quieres poner tu fuente y el tipo de fuente que deseas. Teniendo en cuenta estos dos elementos, puedes elegir el tamaño ideal.

fuente de bambu

El material más utilizado es la piedra, ya sea natural o imitación. Se mimetiza bien con la naturaleza y no desentona en el ambiente. (Fuente: takus: 68307112/ 123rf)

Funcionamiento

Con esto nos referimos a la forma de bombeo del agua. Existen diferentes sistemas de bombeo a elegir:

  • Bombeo eléctrico: Es el más común en el mercado. Debe conectarse a una red de agua para su funcionamiento.
  • Panel o placa solar: Este tipo de bomba solar se emplea para fuentes pequeñas, principalmente. La gran ventaja es que la instalación es más sencilla. Sin embargo, hay que asegurarse que reciba luz directa del sol.
  • Pilas o batería: Muchas son recargables y, al igual que las solares, tienen menor potencia que las eléctricas. Es una forma de reemplazar una bomba con energía solar cuando la luz no es potente o para combinarlas.

Lo más importante a tener en cuenta, más allá del tipo de bomba que se elija, es que esté ubicada en un lugar de fácil acceso. Así, en el caso de reparación, control o limpieza, es sencillo llegar a ella.

Estilo y decoración

Por último, está el estilo o la decoración que queremos lograr en nuestro jardín o terraza.

Como mencionamos anteriormente, existen materiales que se pueden adaptar o imitar a otros. Una vez que tengamos decidido el material que queremos, podemos buscar el estilo que más nos guste. Por ejemplo, la madera nos da un estilo japonés, pero también nos puede dar un estilo más rústico.

Si lo que queremos lograr es un punto focal en nuestro jardín, podemos decantarnos por fuentes centrales o con cascada. Estas captan la atención de todos. Las primeras llevan, en general, una figura en medio de donde emerge el agua. Las figuras más comunes para fuentes para jardín son hadas, un Buda o animales.

Hoy en día, también tenemos fuentes para jardín más modernas o vanguardistas. Muchas incluyen figuras como esferas o cuadrados, para darle ese toque abstracto o minimalista.

Resumen

Las fuentes para jardín son un componente muy importante a la hora de decorar nuestro ambiente exterior. Al tener tanta variedad de características, es posible encontrar la que más se adapte a nosotros y a nuestro espacio, ya sea que hasta queramos tenerla dentro de casa.

Teniendo en cuenta sus beneficios, nos atreveríamos a decir que es un elemento esencial en nuestra vida cotidiana. ¿Qué esperas a tener una?

(Fuente de la imagen destacada: benaung: 37298675/ 123rf)

Evaluaciones