Última actualización: 29/04/2020

Nuestro método

12Productos analizados

18Horas invertidas

7Estudios evaluados

74Comentarios recaudados

En el área de cocina y bar, puede que entre los elementos más importantes se encuentren estén las botellas, en especial las de vino, pues su sabor puro no es solo agradable, sino que es buen complementos en muchas comidas. Es por esta razón y muchas más que deben mantenerse a buena temperatura, con el enfriador correcto.

Hay muchas cosas que, al estar a grados diferentes al adecuado, les cambia el sabor, y esto también pasa con el vino, por lo que, al servir, es importante cuidar este detalle. Si bien el hielo es el recurso más típico y común de usar, hay enfriadores especializados que permiten la preservación del frío.

Probablemente, si no conoces mucho sobre este producto, te encuentres un poco perdido, pues no sabes a qué características debes prestar atención para poder comparar y elegir el modelo ideal para ti. Si este es tu caso, no tienes mucho de qué preocuparte, ya que aquí aprenderás todo lo necesario.




Primero lo más importante

  • Un enfriador de vinos es, en resumidas cuentas, una herramienta o dispositivo encargado de mantener una temperatura baja en la botella, para que el líquido se sirva frío, sin riesgo a congelar. Pueden ser individuales o de varias botellas a la vez.
  • En el mercado actual existen diferentes modelos y versiones del producto, lo cual puede confundir. Por ello, es importante que tengas en cuenta a dos tipos en particular: Las individuales, que son de uso personal, o las simultáneas, que funcionan para varias botellas, pero necesitan energía.
  • Antes de tomar la decisión final, es importante que tomes en cuenta ciertos aspectos, los cuales te ayudarán a comparar tus distintas opciones, con el fin de que elijas la más adecuada para ti. Factores como el tipo de uso, las funciones, la cantidad y la protección son importantes.

Los mejores enfriadores de vinos del mercado: nuestra selección

Enfriador de vino acrílico de Prodyne

En el puesto número uno, se encuentra este enfriador individual de la marca Prodyne, el cual funciona de forma manual, introduciendo hielo en la cavidad disponible, que permite transmitir el frío a la botella sin tocarla directamente.

Este modelo es resistente a caídas, lo que significa que protege medianamente la botella en caso de incidentes. Además, este modelo es ligero y fácil de transportar, así que podrás llevarlo contigo a donde quieras.

Enfriador de vinos de acero inoxidable de Reduce

Como puesto número dos se encuentra este modelo de Reduce, fabricado en acero inoxidable, lo que lo hace extra resistente a caídas y al tiempo, pues no se deteriora por agentes externos.

Un detalle muy importante es que este enfriador, si bien es individual, no necesita de hielo, debido a un mecanismo de enfriamiento automático. Además, mantiene el frío mientras se consume la botella y evita el sudor por el frío.

Enfriador de vino tipo nevera de Igloo

En el tercer y último lugar está este modelo de Igloo, con diseño de enfriador simultáneo, con capacidad de hasta 12 botellas y un tamaño relativamente compacto. Permite la regulación de temperatura a través de un regulador digital, por lo que puedes controlar el nivel de frío.

Cuenta con soporte de cava, lo que permite un alto nivel de protección, pues de ajusta directamente a la botella, evitando que se resbalen y quiebren. No tiene vibración interna y es completamente silenciosa. Una excelente opción para un bar o restaurante.

Guía de Compra

Luego de conocer los tres mejores enfriadores de vino en el mercado, puede que tengas una idea más clara sobre qué son y como funcionan, e incluso tengas ya alguno en mente como posible opción de compra. No obstante, es bueno que, antes de tomar la decisión definitiva, conozcas más sobre dicho producto.

El modelo correcto de enfriador de vino debe encajar correctamente en tu hogar. (Foto: loganban/ 123rf.com)

¿Qué son los enfriadores de vinos y qué ventajas tienen?

Un enfriador de vino es, en resumidas cuentas, un equipo para una o más botellas, que permite la exposición de la susodicha a bajas temperaturas, logrando que el líquido se enfríe sin congelarse. Además, permite que se mantenga en un punto clave de frío hasta el momento de servir, asegurándolo cuando se consuma.

Puedes encontrar con enfriamiento rápido en caso de modelos individuales

Entre los distintos beneficios que ofrece este producto se encuentra la rapidez con la que enfría, la especialidad que tienen, pues solo son para vinos, y en el caso de los modelos individuales, la ventaja de transporte fácil, ya que estos modelos los puedes llevar a cualquier lugar contigo.

Es muy probable que, para este punto, consideres este producto como perfecto, y la verdad sí es una compra excelente y muy acertada. No obstante, al igual que cualquier otra cosa en el mercado, tiene ventajas y desventajas que debes conocer y analizar, para que tengas seguridad sobre lo que compras.

Ventajas
  • Mantienen el frío correcto en las botellas
  • Los modelos eléctricos enfrían con rapidez
  • Son fáciles de utilizar
  • Están diseñados para vinos, por lo que aseguran la botella perfectamente
  • Son asequibles
Desventajas
  • Los manuales requieren hielo para funcionar
  • En el caso de los individuales, suelen tardar un poco más en enfriar
  • Consumen energía.

Enfriador de vino individual o simultáneo - ¿A qué debes prestar atención?

Cuando llega el momento de realizar la compra, es normal que te encuentres con diferentes versiones de un mismo producto, y esto haga que te compliques un poco más al decidir. Debido a esto, es importante que tengas en cuenta dos tipos de enfriador en particular: los individuales y los de uso simultáneo.

Enfriador de vino individual: Estos son aquellos que están diseñados para una sola botella, permiten que se introduzca su cuerpo hasta el inicio del cuello, de manera que, donde se encuentre el líquido, se enfríe con la mayor rapidez posible. Usan hielo, el cual se deposita en una cavidad que tienen, sin tocar directamente la botella.

Si bien la mayoría enfría la botella, hay algunos que preservan el frío, y están pensadas para que, al sacar el vino de la zona de enfriamiento, se pueda mantener un rato en dicha temperatura mientras esté en el enfriador individual. Estos modelos son excelentes en el uso de hogar, pues enfrían un vino a la vez.

Enfriador de vinos simultáneo: En caso de que busques uno para un bar o restaurante, este es el modelo correcto para ti, ya que consiste en una especie de nevera para vinos, que por dentro tiene una forma de cava (sostenedor) que permite la introducción de varias botellas de manera segura, logrando que se enfríen al tiempo.

Estos modelos suelen enfriar con mayor rapidez, y mantienen a todas las botellas en el punto justo de temperatura, para evitar que se congelen. Son extremadamente seguras debido a su estructura, aunque son más costosas, ocupan mucho espacio y requieren energía eléctrica para poder funcionar correctamente.

Enfriador de vinos individual Enfriador de vinos simultáneo
Uso Normalmente casero Adecuado para uso profesional y laboral.
Seguridad Media-alta, envuelve al vino Alta, sujeta la botella perfectamente.
Rapidez Alta, ya que transmiten el frío del hielo Muy alta, gracias a los mecanismos de la nevera.
Precio Asequible Costosas

¿Cuánto cuesta un enfriador de vinos?

Una de las preguntas que más agobian a los clientes es sobre el precio del producto, ya que les preocupa la cantidad de dinero que deberán invertir. Algo que debes tener presente es que en este proceso pagas por calidad. No obstante, te alegrará saber que, en el caso de este producto, hay buena calidad y economía.

Si estás buscan un enfriador de vinos para tu casa, es normal que te fijes en los individuales, pues son más prácticos en este ambiente, y los precios no son para nada alarmantes, pues dependiendo de la marca los encontrarás entre 150 MXN hasta 1,000 MXN.

En caso de que quieras algo más profesional, para un bar o restaurante, donde puedas colocar varias botellas a la vez, los modelos simultáneos son tu opción ideal, y los precios si bien se elevan más que en los individuales, lo valen en calidad. Los encuentras entre 2,000 MXN hasta incluso 15,000 MXN o más.

¿Dónde comprar un enfriador de vinos?

Cuando ya tienes mayor claridad sobre lo que piensas adquirir, debes determinar dónde lo obtendrás, pues la tienda debe ofrecerte variedad de modelos y precios, para que puedas tener libertad en el proceso de selección. En el caso de las tiendas físicas, El Palacio del Hierro es excelente opción.

Si eres del tipo de cliente que prefiere hacer compras por internet, hay diversos portales web que te ofrecen una amplia cantidad de modelos con un costo muy asequible, para que elijas tu producto desde casa. Un ejemplo claro es esto es la página Cavanova, que se especializa en enfriadores.

Siempre tendrás acceso a otras opciones, como lo son Amazon México o Mercado Libre México, donde encontrarás variedad de modelos y precios, y contarás con protección en caso de irregularidades con tu pedido. Linio México también ofrece un servicio similar.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de enfriador de vinos

Antes de elegir definitivamente, es importante que tomes en cuenta ciertos aspectos que te permitirán establecer comparativas, ya que, de esta forma, podrás hacer más fácil el proceso de selección y compra. La idea es que logres elegir el modelo que logre satisfacer tu necesidad con la mayor precisión posible.

  • Cantidad
  • Protección
  • Tipo de uso
  • Funciones

Cantidad

Entre los aspectos más importantes a analizar, están la cantidad de botellas que puedan enfriarse, ya que la capacidad del enfriador te permitirá determinar cuál te convendrá más dependiendo del ambiente donde sea utilizado, y, de ideal manera, conocerás mejor los precios y el costo de consumo.

Enfriador de una botella: Como ya habíamos mencionado, los individuales son de uso enteramente personal, y no solo para el hogar, sino también para viajes, pues su tamaño permite llevarlos contigo siempre. Son perfectos también para la oficina o cualquier ambiente donde quieras disfrutar de vino frío.

Enfriador de tres botellas: Estos enfriadores podrían definirse como los de tamaño medio, pues no son exageradamente grandes, pero permiten el enfriamiento simultáneo. Son ideales para el hogar o para un minibar, pues no ocupan demasiado espacio ni consumen mucha energía. Lo único, es que no se transportan fácilmente.

Enfriador de seis botellas o más: Cuando ya el enfriador cuenta con estas capacidades, se considera de gran tamaño y para uso laboral o profesional, es decir, que son convenientes en bares de alta circulación de clientes o en restaurantes, pues de pueden mantener muchas botellas preparadas al tiempo.

Mientras mayor capacidad tenga el enfriador, más podrás abastecer a las personas. (Foto: belchonock/ 123rf.com)

Protección

Un detalle muy importante que debes considerar es la protección a la botella, pues el riesgo de que se caiga y de rompa debe disminuir mientras se enfría. Es por esto por lo que existen los enfriadores, ya que en un recipiente con hielo no están realmente aseguradas por nada.

Protección por cava: Las cavas son la estructura que se encuentra en los enfriadores simultáneos, y permite sujetar correctamente a cada botella, de manera que no se mueva ni resbale mientras se está enfriando. Esto reduce en gran cantidad el riesgo a quiebres.

Protección por recubrimiento: Esta protección la ofrecen las individuales, pues normalmente el cuerpo de este tipo de enfriador es muy fuerte y recubre a la botella. En caso de que se caiga, el impacto lo recibe el enfriador, sin embargo, siempre hay riesgo de que la botella se astille o tenga fisuras.

Tipo de uso

La manera en la que vayas a usar al enfriador de vinos es importante, pues de acuerdo con esto, podrás elegir ciertos modelos por encima de otros. Esta es la razón por la que debes tener muy clara y establecida tu necesidad, de manera que no adquieras algo que no te satisfaga por completo.

Uso esporádico: Si el enfriar una botella de vino es algo que haces muy pocas veces, ya sea en ocasiones especiales, como una cena en familia o pareja, entonces los individuales son tu opción ideal, pues podrás tenerlos sin que te estorben dentro de casa, y cumplirán su función de manera puntual.

Uso de fiesta: En caso de que debas organizar una fiesta, ya sea o no en casa, es normal que el abastecer a muchos invitados sea complejo. En estos casos, los modelos de enfriador de entre tres y seis botellas son perfectos, ya que, si bien no es demasiada gente, se deben mantener varias botellas.

Uso continuo: Por último, en caso de uso muy continuo, como ocurre en restaurantes, los modelos de seis botellas o más son perfectos, pues debes cubrir una alta demanda de clientes, que ordenan copas o botellas completas, todas deben estar a temperatura.

Funciones

Como punto final, las funciones extra que tenga el enfriador de vinos son relevantes, pues pueden facilitar y complementar mejor la principal, que es enfriar. Dependiendo de como lo uses, estas pueden hacer que el resultado sea tal cual lo necesitas.

Preservación de temperatura: Un aspecto importante es que, cuando sacas el vino de enfriador, automáticamente empieza a perder poco a poco el frío, ya que deja de exponerse a la temperatura, por ello hay modelos que mantienen el frio de la botella mientras se bebe. Normalmente son individuales.

Sin sudor: Con modelos, tanto simultáneos como individuales, que mantienen la botella fría sin que comience a sudar, pues el que se empañe de esa forma hace que sea más fácil que se caiga y que haga un desastre en la mesa, el truco está en la temperatura y la preservación mientras se consume.

(Foto de imagen destacada: Evgenii Vershinin/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones