Última actualización: 23/11/2021

Nuestro método

20Productos analizados

15Horas invertidas

4Estudios evaluados

65Comentarios recaudados

El desperdicio alimentar es uno de los problemas medioambientales más comentados hoy en día. Si esto os preocupa, debéis saber que gracias a la ayuda de una compostadora cualquiera puede poner su granito de arena y convertir sus restos orgánicos en abono para la tierra. A esta transformación se le llama compostaje y es un proceso natural que se puede facilitar con ayuda de la compostadora.

Los diseños de compostadoras van desde el más sencillo recipiente hasta aquellos que incluyen algunos trucos para facilitar el cuidado del compost, como mejor ventilación o acelerantes del proceso. Ya no hay excusa para no compostar desde cualquier lugar y con el mínimo esfuerzo.




Lo más importante

  • Un compostador es un recipiente que facilita el compostaje de la materia orgánica. El compostaje es un proceso de descomposición por el que se forma el compost, un abono orgánico de alta calidad que sirve para enriquecer el suelo agrícola o de jardín.
  • Podemos distinguir dos tipos: los compostadores y los vermicompostadores. El primero realiza el compostaje con microorganismos descomponedores y el segundo con lombrices. Dentro de los compostadores podemos encontrar gran variedad de diseños, con diferentes materiales y capacidades.
  • Debemos escoger nuestro compostador teniendo en cuenta las necesidades del compostaje y colocarlo en un lugar que favorezca esta transformación. El material y el diseño se deben seleccionar en función de nuestras preferencias.

Las mejores compostadoras del mercado: nuestras recomendaciones

Podemos encontrar en el mercado compostadoras de diferentes marcas, precios y funciones. Hemos recopilado a continuación aquellos que más destacan y que recomendamos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el compostador

Antes de conseguir un compostador, hay una serie de cuestiones que debes conocer para poder hacer la mejor elección. A continuación, responderemos a las principales preguntas que los usuarios se hacen sobre sus funciones y mantenimiento.

persona sosteniendo composta

Las lombrices rojas, eisenia fetida, son las que mejor compostan los restos orgánicos. Fuente de la imagen: sippakorn yamkasikorn / unsplash 6v9w4ZR2TJE.

¿Qué es una compostadora y para qué sirve?

Una compostadora es un recipiente o depósito doméstico con las características adecuadas para facilitar el compostaje. El compostaje consiste en la descomposición de los residuos orgánicos mediante un proceso de fermentación. Al final de esta transformación, obtenemos el compost, un abono orgánico de gran calidad para el enriquecimiento de los suelos agrícolas o jardines.

El compostaje necesita de unas condiciones específicas para que tenga lugar satisfactoriamente. Las más importantes son protección (de la lluvia, animales u otras agresiones externas), temperatura media, abundante humedad y correcta ventilación. La utilidad de la compostadora es proporcionar las mejores condiciones para que el compostaje tenga lugar, y que sea lo más cómodo posible para el usuario.

¿Qué tipos de compostadoras hay?

Existen muchos diseños diferentes de compostadoras en el mercado, pero por la diferencia en el proceso de compostaje debemos distinguir dos tipos: compostadoras y vermicompostadoras.

Compostadoras Vermicompostadoras
Cómo funcionan El proceso de compostaje lo realizan organismos y microorganismos denominados descomponedores, que degradan la materia orgánica hasta convertirla en compost. El proceso de compostaje lo realizan lombrices. En concreto, la lombriz roja californiana (eisenia foetida), una especie de gran resistencia, proliferación y capacidad para digerir residuos vegetales.
Características Podemos encontrar compostadoras de diferentes tamaños, materiales, diseños y se pueden colocar tanto en interior como en exterior. Los vermicompostadoras suelen ser pequeños y se sitúan en el interior de las casas, es por eso que son más utilizados en ciudades o viviendas que no cuentan con espacio exterior.

¿Dónde podemos colocar nuestra compostadora?

Como acabamos de ver, los vermicompostadoras suelen estar siempre en interiores. En el caso de los compostadoras, pueden colocarse casi en cualquier lugar. Debemos tener en cuenta los espacios que tenemos disponibles y hacer que nuestra compostadora se adapte a ellos lo mejor posible. Aún así, hay una serie de recomendaciones que debemos tener en cuenta para encontrar un buen sitio, y favorecer el buen funcionamiento de la compostadora.

  • En interiores: es preferible que la compostadora sea pequeño y sea accesible con facilidad, pues probablemente tendremos que remover el compost a menudo. Debemos tener especial cuidado con los niveles de humedad y ventilación para evitar que aparezcan malos olores, que siempre pueden ser más molestos en el interior de una casa.
  • En el exterior: el tamaño solo depende de nuestras posibilidades. Lo más recomendable es que la compostadora que coloquemos esté en contacto directo con el suelo. Así, favoreceremos que entren los organismos y evitaremos que se compacten los materiales. También es preferible buscar un sitio en el que no esté al sol ni al viento directamente. Un buen lugar podría ser debajo de un árbol de hoja caduca donde tenga sombra en verano y sol en invierno.
¿Sabías que la compostadora debe estar siempre cerrado? Solo lo abriremos para introducir materia o remover el compost.

¿Dónde puedo comprar una compostadora?

Podemos comprar compostadoras en cualquier tienda que cuente con productos de jardín o para el hogar. Existe una gran variedad de tiendas online de este tipo, donde tienen muchos modelos para escoger. Algunas de estas marcas también cuentan con tiendas físicas, como las conocidas: Leroy Merlin, Bauhaus o Bricodepot.

Uno de los sitios online dónde encontramos más opciones de compostadoras es Amazon. En su catálogo, cuentan con vermicompostadoras o compostadoras de todo tipo de tamaños y diseños.

¿Qué productos podemos compostar?

Podemos compostar únicamente materiales orgánicos, nunca inorgánicos. A continuación, os dejamos una lista de productos que se pueden o no compostar.

Se puede compostar No se puede compostar
Restos de cocina como mondas de fruta, restos de verduras, cáscara de huevo, posos de café

Restos de jardín como podas, césped, hojas secas

Estiercol de animales herbívoros

Ceniza vegetal (en pequeñas cantidades)

Papel y cartón (muy troceado y en pequeñas cantidades)

Restos de comida como aceite, arroz, nueces, pan y derivados, lácteos o restos de carne o pescado

Excrementos de perros o gatos

Papeles satinados o con tintes

Plantas que fueran afectadas por una plaga

Productos que contengan grasas

¿Cuáles son los beneficios de utilizar una compostadora?

Como ya hemos visto, la función del compostadora es la de favorecer las condiciones y el proceso del compostaje. Pero además, al utilizarlo vamos a conseguir tener más facilidades para vigilar y cuidar el compost y vamos a concentrarlo en un lugar cerrado.

Si nos preocupa el medio ambiente, compostar en casa es lo más responsable. Vamos a conseguir reducir los residuos que producimos y a continuación obtendremos un compost de alta calidad que mejorará la calidad y la estructura del suelo de nuestro jardín.

¿Cómo construir una compostadora casero?

Existen muchas formas de crear una compostadora casero si somos un poco manitas y nos gusta el bricolaje. Los más repetidos son las compostadoras de palets, bidones o mallas metálicas. Los modelos que podemos crear dependerán del tamaño o la forma que queramos.

Antes de construírlos, debemos recordar que es conveniente incluir agujeros de ventilación y facilitar el volteo y manejo del compost. Otro elemento a tener en cuenta es el material que más nos conviene, tema que trataremos también en el siguiente punto.

compostador en jardín

Podemos hacer compostadoras caseros con palets de madera para nuestro jardín. Fuente de la imagen: Pixel 2013 / Pixabay 3755125.

Criterios de compra

Hoy en día, tenemos a nuestra disposición una gran variedad de compostadoras entre los que debemos elegir el más adecuado a nuestras necesidades. A continuación, hemos recopilado los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir una compostadora para nuestro hogar:

Material

Lo primero en lo que debemos pensar a la hora de comprar nuestro compostadora es de qué material está hecho, pues cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas:

Ventajas Desventajas
Plástico Es un material muy resistente y de larga duración. No permite que entren pequeños animales o insectos. Atrae el calor del ambiente, lo que facilita el compostaje. Estéticamente, puede verse como un elemento raro en el jardín.
Madera Es un material orgánico por lo que es más ecológico.
La madera puede verse mejor en un jardín, pasa más desapercibida.
Sin duda, la principal desventaja es su duración, ya que si la madera no está tratada las reacciones químicas del compostaje la dañan rápidamente. Además, aunque la madera esté tratada, no resiste la humedad ni los insectos.
Metal Es un material resistente y de larga duración. Debemos asegurarnos de que se trate de acero inoxidable. En caso contrario, puede deteriorarse rápido. Estéticamente, puede parecer un elemento extraño en el exterior.

Capacidad

La capacidad de nuestro compostadora es otro criterio básico a la hora de decidirnos a comprar uno. Existen compostadoras con capacidades que van desde los 3 a los 800 litros. Debemos escoger el que más nos convenga según el espacio con el que contemos.

La capacidad deseada también va a condicionar el diseño de nuestra compostadora, ya que algunos modelos y materiales sólo se utilizan para capacidades pequeñas, y viceversa. Por ejemplo, las compostadoras pequeños suelen ser de metal y con diseño de papelera. Sin embargo, lo más habitual es que las compostadoras grandes sean de plástico y en forma de cubo.

Ventilación necesaria

Aunque parezca un criterio extraño, la ventilación necesaria para nuestra compostadora está estrechamente ligada con el proceso de compostaje. Para conseguir el compost final, un requisito indispensable es que los restos que acumulemos deben estar continuamente ventilados.

En el caso de las compostadoras más grandes, esto puede hacer que tengamos que remover el compost manualmente de vez en cuando. Cuando más puede preocuparnos este aspecto es en los espacios interiores.

Por ejemplo, si ponemos la compostadora en nuestra cocina puede que no queramos estar pendientes de airearlo. Pero si contamos con un espacio más ventilado, como una terraza, este aspecto no nos preocupará tanto.

Por lo tanto, para facilitar la correcta ventilación del compost debemos fijarnos tanto en la ubicación como en el diseño de la compostadora.

abono para plantas casero

Si nos preocupa el medio ambiente, compostar en casa es lo más responsable. (Fuente: Skorzewiak: 134998396/ 123rf.com)

Ubicación

Otro criterio clave para escoger nuestra compostadora es dónde lo vamos a colocar. No es lo mismo colocarlo en el jardín, en una pequeña terraza o en una cocina. Tienes que tener en cuenta detalles como los malos olores que puedan salir de la compostadora y hasta qué punto nos importan.

Por ejemplo, si la compostadora se sitúa al aire libre y lejos de la casa, no nos importarán los malos olores. Si lo colocamos en una cocina, buscaremos uno que neutralice los olores todo lo posible.

También es interesante consultar si la compostadora necesita estar al sol a la sombra para favorecer el compostaje. Lo más recomendable es poner la compostadora al sol en invierno y a la sombra en verano, aunque si no podemos moverlo intentaremos escoger uno que se adapte bien a un rango variado de temperaturas.

Diseño

Por último, solo nos falta escoger el diseño, teniendo en cuenta los aspectos anteriores. Podemos encontrar en el mercado una gran variedad de modelos que responden a las diferentes necesidades del usuario. A continuación, hemos reunido los principales diseños y sus características:

Diseño Características
Cubo de cocina Tiene poca capacidad y está fabricado en plástico o metal. Incluye una tapa, que puede ser abatible.

También es habitual que tenga un filtro de carbón para evitar que los olores salgan del contenedor. Suelen utilizarse en interiores.

Cubo de jardín Tiene mucha capacidad (desde unos 300 litros hasta los 600 o más) y está diseñado siempre con aberturas para la ventilación.

Puede estar fabricado en plástico, madera o metal, aunque el material más utilizado es el plástico. Suele incluir siempre una tapa en la parte de arriba para introducir los restos y una escotilla en la parte inferior para extraer el compost fresco.

Otra característica propia de este diseño es que puede tener o no base: los modelos que no tienen base facilitan el compost por los microorganismos de la tierra, pero los que tienen base son más cómodos para retirar el compost.

De tambor Tiene una capacidad media (desde los 70 a los 200 litros) y se compone por un tambor poligonal de plástico giratorio y unos soportes metálicos.

Su principal ventaja es que se puede mezclar y airear el compost muy fácilmente, ya que también cuenta con orificios de ventilación.

Bokashi Se trata de un cubo de cocina con un sistema de compostaje diferente, ya que se ayuda de una bolsa de salvado especial para acelerar el compost.

Otra particularidad es que se debe drenar el líquido de fermentación a través del pequeño grifo que incluye.

Vermicompostadora en cajas o bandejas Es el diseño más usado para las vermicompostadoras.

Tiene forma de cubo, es pequeño y se compone de bandejas colocadas en vertical. Se pretende crear diferentes niveles para facilitar el proceso de compostaje y la recogida del compost.

Resumen

La compostadora es un elemento muy útil para los que quieran compostar los restos orgánicos de su hogar y de su jardín. Debemos escoger una compostadora que se adapte a nuestras necesidades de tamaño, ubicación y material. Además, debemos tener en cuenta las características del proceso del compostaje para elegir el diseño más adecuado.

También podemos hacer una compostadora casera con palets o bidones, que serán más adecuados para tener en el exterior de la casa. Las vermicompostadoras, por otro lado, son los más utilizados para los interiores y los espacios urbanos.

(Fuente de la imagen destacada: Kaliantye: 61985055/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones