Última actualización: 25/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

22Productos analizados

25Horas invertidas

4Estudios evaluados

212Comentarios recaudados

¿Cómo serás capaz de soñar sin el colchón perfecto? Claramente, el colchón no es un artículo más de la casa. ¡Es el más preciado! Ahí es donde tendrás los sueños más increíbles. Y solo los podrás tener si tu colchón es el perfecto.

Ahora bien, ¿cómo saber cuál es el perfecto? Bien, pues comencemos con su material. ¿Sabes lo suficiente para no caer en publicidades engañosas? Cerciórate que lo que compras es de calidad. Y que te aporta los beneficios que solo tú necesitas a la hora de dormir.




Lo más importante

  • Antes de comprar cualquier artículo, siempre es bueno informarse todo lo que se pueda. Debes conocer qué es, cómo lo fabrican y cuál es el que mejor se adapta a tus diferentes necesidades. También tienes que conocer las propiedades de cada opción.
  • Un colchón que no se adapta a tus necesidades puede perjudicar tu salud. Además de desmejora tu descanso y, aún peor, puede causarte un estrés terrible.
  • El colchón que escojas te aguantará entre ocho y diez años. Es mejor que sepas cómo cuidarlo. Así, el hará lo mejor por tu descanso.

Los mejores colchones del mercado: nuestras recomendaciónes

Sabemos que la publicidad y la mercadotecnia complican la toma de decisiones. Por ello, a continuación, te prepararemos una lista con las opciones más atractivas para nosotros.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los colchones

Para descansar, para ver televisión o para dormir. No hay duda de que los colchones están presentes en momentos importantes de nuestras vidas. Pero, ¿los conocemos tanto como ellos a nosotros? A continuación, resolverás las dudas más comunes en internet acerca de los colchones.

El material y la calidad hacen la diferencia. (Fuente: Andriano: 122661557/ 123rf.com)

¿Cuándo cambiar el colchón? ¿Este se vence?

En el momento que comienzan las molestias en el cuerpo es cuando nos cuestionamos si nuestro colchón está cumpliendo su función. ¿Ya llegó su hora?¿Acabó la vida del colchón?

Realmente los colchones no tienen fecha de caducidad. Hay factores que influyen en el desgaste, como tu peso, el uso y el tiempo que tiene contigo. Generalmente, la vida útil de cualquier colchón es de 10 años. Posterior a este tiempo, debes comenzar a buscar un remplazo para tu compañero nocturno.

 La Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) advierte de que «si tu colchón tiene más de diez años, no tienes colchón».

Aunque claro, siempre dependerá de los otros factores que influyen como:

  • Edad del colchón:  el tiempo no perdona a nadie. ¿Por qué lo haría con tu colchón? Como es de esperarse, los materiales se van gastando. Y esto  perjudica la calidad de tu descanso.
  • Uso del colchón: ¿es un colchón para huéspedes? ¿Es el tuyo de uso diario ? Esto influye directamente en el desgaste de los materiales del artículo, prolongando o acortando la vida útil del mismo.
  • Material del colchón:  la calidad del material de fabricación es la clave ¿Sabías que los colchones de látex duran más que los de muelles?

Así que mejor cambiemoslo, no vaya a ser que nos ocasione menos descanso y más problemas.

¿Qué opciones tengo al momento de comprar colchones?

Es momento de indagar un poco de lo que nos puede ofrecer el mercado de la comodidad del sueño. En este artículo mencionamos 8 tipos de colchones: de muelles, viscoelásticos, de látex y espuma HR (High Resilence). También de fibras naturales, futón japonés, hinchables y anti escaras.

Sin embargo, las diferentes marcas combinan a su manera los materiales. Y generan los colchones "híbridos". Ampliando así su gama de productos.

Si hablamos de perfección, no hay nada como la sensación de limpio, incluso, la de tu colchón. (Fuente: Pcphotography: 144115036/ 123rf.com)

¿Qué tipos de colchones hay?

Como en la mayoría de los productos, estos se dividen en diferentes tipos. Pues los colchones no son la excepción. La principal diferencia que los categoriza es el material utilizado en su fabricación. Cada material tiene un funcionamiento específico, no te preocupes. Según sea tu necesidad, o la de tu pareja, hay muchas opciones de donde escoger.

Núcleo Firmeza Adaptabilidad Tener en cuenta
De muelles bicónicos Formado por muelles independientes en forma de doble cono. Que hacen más estrechos por el centro unidos entre si por hilos de acero. Media / alta. No distribuyen el peso de forma homogénea. No son recomendables para camas donde descansen dos personas. Generalmente son los más económicos.
De muelles de hilo continuo Carcasa de muelles formada por un hilo continuo. Distribuido en forma de Z en toda la estructura. El hilo continuo permite eliminar huecos vacíos, logrando una mejor sustentación del cuerpo . Alta . Distribuye el peso de las personas de manera uniforme . Se adapta mejor a la morfología del cuerpo pero su costo es más elevado.
Ensacados de Muelles Cientos de muelles independientes alineados entre sí. Guardados en sacos de tela para evitar el roce entre ellos . Media / alta . Distribuyen el peso de manera consistente . Perfectos para dormir en pareja.
Látex Puede ser de látex natural o sintético . Media / baja . Gran capacidad de adaptación a tu cuerpo . Debe colocarse en una base especial para este tipo de colchón, si no se deteriorará con facilidad.
Viscoelásticos Es la combinación de este material con diferentes núcleos de otros tipos de colchones . Media / baja . Se amolda a tu cuerpo al recostarte y vuelve a su forma original al levantarte . El precio varía según sea la combinación de materiales.
Futón Japonés Algodón, lana, Látex y la combinación de otros materiales Alta . Buena absorción de los movimientos . Poca amortiguación.
Anti-escaras Aire o espuma, con diseños para evitar la aparición de escaras . Alta . No se adapta al cuerpo. Su función principal está relacionada a la salud y no directamente al sueño . Es solo para personas con problemas de salud. Su uso es clínico y recomendado por el médico.
Hinchables Aire . Baja . Se adapta a tu cuerpo pero no es firme al momento del descanso . No debe ser utilizado por periodos de tiempo largos. Solo para eventualidades o vacaciones.
Espuma (HR) Aunque existen diferentes tipos de espuma. El núcleo es 100 % espuma . Medios de comunicación. Excelente adaptabilidad al cuerpo . Para personas con mal dormir o muy inquietas durante el descanso. La densidad es importante, mientras sea mayor más tiempo puede durar.

¿Qué diferencia tienen los colchones de cama con los de sofá?

Si te dijera que ninguna, ¿me creerías? Pues sí, es así. No hay diferencia alguna entre un colchón común (de cualquier tipo que sea), con el que usa un sofá cama. Al momento de comprarlo, solo debes asegurarte de que sea la medida correcta. ¡Puedes elegir el material que desees!

¿Cómo se debe cuidar un colchón?

Este apartado es importante. Nos ayudará a maximizar la vida de nuestro retoño. Mantenerlo siempre limpio y listo para su uso.

Ten en cuenta que limpiar el colchón es hablar de salud. Un colchón que no se limpia frecuentemente es causa de diferentes problemas menores de salud. Aunque ojo, que sean menores no les resta importancia. Así que este reto será fácil.

  1. Nuestro primer paso en la limpieza está en la ropa de cama. La cual debemos retirar y desinfectar al menos una vez por semana. Ya sea en una lavadora o a mano. Y con los productos adecuados para no ocasionar daños. Recuerda que debes utilizar detergentes que sean capaces de eliminar las bacterias, no solo la suciedad.
  2. Cada día ventílalo al menos cinco minutos.

La limpieza profunda es recomendable que la hagas dos veces al año. En caso de algún derrame accidental, puedes de igual manera limpiarlo nuevamente sin ningún problema. Lo más importante es la frecuencia de limpieza. Para evitar ácaros o alergias, en el caso de personas con problemas respiratorios, la ventilación es crucial.

El colchón que escojas te aguantará entre ocho y diez años. Es mejor que sepas cómo cuidarlo. Así, el hará lo mejor por tu descanso. (Fuente: Lightfieldstudios: 106836845/ 123rf.com)

¿Cómo quitar las manchas de un colchón?

En primer lugar, debemos tener a la mano un pequeño cepillo que nos ayude con la aplicación. En segundo lugar, los productos mencionados a continuación. Por último, ¡muchas ganas de acabar con los gérmenes!

  • Bicarbonato: si la mancha está seca, esta es tu mejor opción. Entonces, lo que debes hacer es rociar sobre el área afectada un poco del producto, tapar con un plástico y ¡et voila!
  • Vinagre: se ha vuelto muy popular su uso con la pandemia por Covid-19. Nos puede ayudar porque es excelente desinfectante natural y, más importante aún, ¡no daña el colchón!
  • Vapor: sí, no hay duda que el vapor es un fiel ayudante en la limpieza del hogar. ¿Por qué no usarlo para el colchón también? Sin duda, la vaporera genera la temperatura suficiente para aniquilar las bacterias que están en el colchón.
  • Agua oxigenada: ¿tienes una mancha de sangre?. Este es el producto perfecto para ti.

Asimismo, la limpieza de uno viscoelástico es diferente a los demás modelos. En otras palabras, este es un poco más delicado. Por lo tanto, en cuanto a la línea de limpieza, debemos considerar:

  • La aspiradora: es tu primera opción si eres dueño de un viscoelástico.
  • Jabón natural y agua: uno que esté etiquetado como neutro, mezclado con agua. Así te aseguras de no causar daño.
  • Productos anti manchas: no todos funcionan. Debes percatarte de utilizar uno especial para tejidos delicados. Así, mantendrás perfecto tu colchón.
  • Alcohol de fricción en spray: aunque tarda un poco en secar, este no daña la superficie.

Después de limpiarlo, recuerda que debes dejar secar muy bien el colchón.

¿Qué puedo hacer con mis colchones viejos?

En primer lugar, debes decidir qué quieres hacer con el colchón viejo. Existen varias formas de deshacerse de él.

  • Donación: sí, puedes donar tu colchón viejo. ¿Cómo? Busca una ONG, familiar o persona que lo necesite realmente. Pero oye, debes estar consciente que debe estar en buen estado.
  • Tiendas de colchones: ¿sabías qué hay tiendas vendedoras de colchones que tienen el servicio de retirar el colchón viejo? Pues sí, al momento de comprar consulta con el empleado. Tal vez ellos resuelvan tu problema.
  • Punto limpio: recuerda que puedes deshacerte de cosas viejas en esos puntos. ¿Qué a que no adivinas? Sí, aceptan colchones. Aunque, claro, el traslado corre por tu cuenta.
  • Consulta con tu ayuntamiento: las empresas que trabajan para recoger los muebles usados ​​con el ayuntamiento, ¡también buscan colchones! Solo debes ponerte en contacto con ellos para saber cuándo pasan por tu zona.

Antes de comprar cualquier artículo, siempre es bueno informarse todo lo que se pueda. Debes conocer qué es, cómo lo fabrican y cuál es el que mejor se adapta a tus diferentes necesidades. (Fuente: Ngamnithiporn: 138527009/ 123rf.com)

¿Partes de un colchón o un colchón en partes?

Pieza rectangular de un material blando o elástico que se coloca sobre el armazón de la cama. O sobre otro soporte para tumbarse en ella. Así define la RAE al colchón. Pero, ¿no le falta definir las partes? Aquí las tienes:

  • Funda: es la parte superficial del colchón. Si no colocas las sábanas, dormirás directamente en ella.
  • Acolchado: está bajo la funda. Cubre el núcleo y es el culpable del confort que sientes al apoyarte en él.
  • Núcleo:  el corazón de nuestro colchón. Aquí se encuentra la "cremita" especial que decide el nombre y apellido del colchón.
  • Refuerzo perimetral: el envoltorio lateral del colchón. Si lo tiene, no sientes el núcleo al tacto.
  • Descanso Higiénico: aquí aplican los tratamientos correspondientes. Pro-higiene, antiestrés, aromaterapia o anti humedad.

Criterios de compra

¿Quieres disfrutar de un sueño perfecto todas las noches? Continúa leyendo. Estás en la parte del artículo que debes considerar antes de tomar la decisión de compra. Con los siguientes aspectos, elegirás tu colchón ideal.

Funcionalidad

La funcionalidad de cada colchón siempre depende de diferentes factores. Como tu peso, tu movilidad al dormir y problemas o condiciones en la columna. También las necesidades relativas a la salud o al espacio disponible. Y, en ocasiones, el clima también influye.

  • Condiciones de salud: los expertos recuerdan que, al dormir, debemos tener la columna en su posición natural. Para ello, recomiendan tener en cuenta la firmeza, adaptabilidad y ergonomía del colchón. Esto te evitará inconvenientes en tu columna a causa de un colchón incorrecto.
  • Postura al dormir: ¿cómo duermes (boca arriba, boca abajo o de lado)? Es otro factor a tomar en cuenta. El material del colchón influirá en tu comodidad según tu postura al dormir.
  • Movilidad al dormir: ¿te mueves mucho? Eso influye como factor al momento de elegir el material adecuado del colchón. Y la firmeza del mismo. Sobre todo, para la correcta adaptabilidad del colchón a tu confort .
  • Clima: en cualquiera de las estaciones, la transpiración y la elección correcta influye en tu descanso. Se puede encontrar una gran variedad de modelos. Cada uno se adapta a un gusto diferente. ¿Para el calor o para el frío? Si lo que buscas es algo fresco para las noches más calurosas, los colchones de muelles son los ideales. Si prefieres preservar el calorcito al dormir, las mejores opciones son los de látex o de espuma.

Un colchón que no se adapta a tus necesidades puede perjudicar tu salud. Además de desmejorar tu descanso y, aún peor, de causarte un estrés terrible. (Fuente: Maridav: 118452235/ 123rf.com)

Firmeza

La firmeza del colchón de una persona con sobrepeso u obesidad no puede ser la misma que la de un peso pluma. Por ello, debes tomarla en cuenta. Será clave en el sentir del colchón durante el descanso.

Tamaño

Difícil pregunta, ¿no? Cuando hablamos de colchones. es más sencilla responderla. Sobre todo, si ya compraste una cama. ¡Ya tienes la respuesta!

Las medidas consúltalas en las especificaciones. Si no lo tienes, tómalas del lugar en donde tienes pensado colocar tu cama.

Cada colchón se ajusta a una necesidad. ¿Conoces la tuya? (Fuente: Filmreal Studio: m-yE2MY4NG0/ Unsplash.com)

Presupuesto

Si el caso de todos fuera ser millonarios, podríamos adquirir lo que quisiéramos sin pensarlo. Pero claro, no lo es.

Toma en cuenta la opinión de tu billetera. Fija un presupuesto destinado a la compra de tu nube de descanso.

Ten en cuenta los factores anteriores. Así, podrás encontrar la mejor relación precio-valor que se ajuste a tus necesidades.

Resumen

Es cierto que el colchón es un artículo de uso personal. Está bien posicionado en la pirámide de Maslow. Sin embargo, al momento de elegir uno, es común encontrarse con que no sabemos mucho de ellos. Cuando lo adquirimos, no tomamos en consideración ninguno de los materiales con el que los fabrican.

Nos gustaría saber qué te pareció el tema, ¿Te gustó? ¿Cuál fue tu parte favorita? ¿Te animas a probar alguno de los productos que te ensañamos en el artículo? Cuéntanoslo en los comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Pcphotography: 144751387/ 123rf.com)

Evaluaciones