Última actualización: 29/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Sabemos que encontrar el chupete perfecto para tu peque puede ser complicado. Demasiada variedad de tamaños, materiales, colores y tipos. Y tú los quieres todos. Ay, ¡qué difícil resulta elegir cuando quieres darle lo mejor a alguien! Pero no te preocupes, tenemos la solución.

Te escuchamos y para hacer de esa elección una tarea más fácil, hemos creado este artículo. Una guía completa, segura y, sobre todo, informativa. Le damos respuesta a todas esas preguntas para que cuando termines de leerla, puedas decir con total seguridad que has elegido el chupete perfecto para tu bebé.




Lo más importante

  • Céntrate en lo que necesita tu bebé y ármate de paciencia. Todo es un mundo nuevo para él y puede que te lleve varios intentos hasta que se acostumbre y le guste.
  • Recuerda que la higiene es primordial en esta etapa tan temprana, pero no hay que obsesionarse. Esterilizar el chupete nuevo, lavarlo con agua y jabón cuando esté sucio y guardarlo en un sitio hermético son los pasos a seguir.
  • Escoge un chupete seguro, que tenga un tamaño adecuado y con el que se sienta cómodo. Y si además es bonito, mejor que mejor.

Los mejores chupones del mercado: Nuestras recomendaciones

Todos tenemos nuestras propias opiniones, pero, seamos sinceros, nos encanta leer las opiniones del resto de usuarios para saber qué esperar. ¡Y más si se trata de un producto para nuestros hijos e hijas! Por ello, te proponemos los mejores chupones del mercado.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los chupones

La duda de si ofrecerle o no el chupete al bebé es una de las mayores decisiones a las que nos enfrentamos los papás y las mamás. Esto se debe, principalmente, a que hay mucha ambigüedad entre los profesionales y, sobre todo, a las experiencias personales del entorno. Te ofrecemos las siguientes recomendaciones para ponértelo un poco más fácil.

Bebé tirando de un albornoz con un chupete en la boca

El chupete puede favorecer los momentos de calma. (Fuente: Sharon McCutcheon: VDTVPBP22HU/ Unsplash)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar chupones?

Es importante destacar que los recién nacidos nacen con una necesidad innata de succión. Esto significa que no solo será un acto reflejo que indique que tienen hambre. Sino que pueden hacerlo por cansancio, aburrimiento o por la pura necesidad de encontrar consuelo. Para satisfacer esta necesidad, tienen varias alternativas: el pecho, el pulgar o los chupones.

Como todo en la vida, el uso del chupete tiene tanto riesgos como beneficios y ambos estarán relacionados con el buen o mal uso que de este se haga. Por ello, y para que puedas tomar una decisión fundamentada, te explicamos las ventajas y desventajas del chupete con respecto al desarrollo físico:

Ventajas
  • Disminuye el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del lactante (SMSL): Según diversos estudios, esto se debe a que, al usar chupete, el sueño no es tan profundo (1).
Desventajas
  • Aumenta el riesgo de padecer otitis media: Si no se racionaliza su uso, el constante movimiento de succión podría llevarle a desarrollar esta infección.

Es importante dejar de lado las experiencias personales de los demás y decidir lo que es mejor para cada familia. Pues cada bebé tiene unas necesidades específicas. Es decir, lo que a otros les funcione no tiene por qué funcionarnos a nosotros.

¿Cuál es el momento ideal para empezar a usar chupones?

Los expertos afirman que el momento ideal para empezar a usar chupones es una vez se tenga establecida la lactancia. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el bebé puede tardar en acostumbrarse al pecho.

Si introducimos otro elemento similar, puede confundirse y no aceptarlo. Por norma, al mes de vida ya tienen una rutina y están totalmente familiarizados con la lactancia. Por lo que ese sería el momento idóneo.

Si, por otro lado, se trata de un bebé lactado artificialmente, es decir, con biberón, esta problemática no se da. En este caso, el chupete es especialmente beneficioso para evitar el SMSL, que es más común en este caso.

Debemos tener en cuenta que, en ambos casos, el chupete es un complemento que no sustituye al pecho. Por ello, debe darse de manera que se cree una conexión emocional y física similar (caricias, miradas, calor corporal, entre otros.).

¿Cómo puedo acostumbrar al bebé al chupón?

Si crees que ambos estáis preparados para comenzar a usar chupones, es importante que tengas en cuenta varios aspectos:

  • Prueba a dárselo a la hora de dormir: Es el mejor momento para presentárselo, pues hará de calmante y no interferirá en otras actividades como la lactancia.
  • Ten paciencia: Es importante no forzarlo e ir ofreciéndoselo poco a poco para que se acostumbre.
  • Prueba diferentes modelos: Recuerda que no existe un modelo universal.
  • Recuerda que no es un sustituto de la comida: Es importante evaluar el estado del bebé y ser conscientes del motivo por el que se lo damos.
  • No lo bañes en edulcorantes: Olvídate de la miel y el azúcar, son perjudiciales para el buen crecimiento de los dientes.

¿Cómo esterilizar los chupones?

Decidir si esterilizar o no los chupones es otra de las preguntas más polémicas en torno a los cuidados del bebé. Lo cierto es que, aunque no es algo obligatorio, sí se recomienda hacerlo durante los 6 primeros meses de vida del bebé. Además de cuando se trata de un chupete nuevo.

Eso sí, recuerda que no es lo mismo esterilizar que lavar con agua y jabón, ¡esto último debes hacerlo tras cada uso!

En cuanto a los métodos de esterilización, el preferido por las mamás y papás consiste en meterlo dentro de una olla con agua hirviendo durante 5 minutos. Si eliges este método, asegúrate de colocarlo boca abajo (con la tetina tocando la superficie) para que el agua caiga. Otra alternativa muy eficaz, práctica y que está a la orden del día es el esterilizador eléctrico.

¿Dónde es mejor guardar los chupones?

Tener en cuenta cuándo vas a utilizar los chupones influye en ello. Si acabas de comprar varios chupones, pero todavía no vas a usarlos, mantenlos en la caja original. Así no estarán expuestos al aire y no se estropearán sin tan siquiera haberlos usado.

Si decides esterilizarlo, recuerda que no puede usarse directamente.

Es superimportante que esté seco antes de dárselo al bebé. Una vez nos hayamos asegurado de ello, es conveniente depositarlo en un lugar seguro, hermético y sin humedad. Si aun así tienes dudas, recuerda que cada fabricante tendrá unas recomendaciones específicas para su propio producto.

¿Cuándo cambiar el chupete?

Al principio, será más evidente cuándo tienes que cambiar de chupete. Verás que le queda pequeño, pues tu bebé crecerá muy rápido y necesitará uno que se ajuste a su tamaño y necesidades. Sin embargo, el uso continuado de los chupones, esterilizarlos, lavarlos con agua y jabón o cualquier otro método acaban desgastando el material.

Algunos cambios serán más notorios, pues el color o la textura de la tetina ya no será el mismo o, incluso, podrás apreciar desgastes en el material. Es necesario prestar atención a estos detalles para asegurar que los chupones siguen siendo seguros y que en ningún caso llegan a romperse.

Eso sí, si el chupete se mantiene en buen estado, renovarlo cada dos meses aproximadamente sería lo ideal.

¿Cómo afecta el uso del chupete al bebé?

El chupete debe ser siempre un aliado para nosotros, y esto se consigue única y exclusivamente si hacemos un uso correcto. Previamente hemos mencionado algunas de sus ventajas y desventajas a nivel físico. No obstante, existen varios aspectos que influyen en el día a día y que pueden afectar al bebé. Entre los efectos positivos, se destacan:

  • Produce un efecto relajante: Calma el llanto y ayuda a conciliar el sueño.
  • Reduce el estrés y el dolor en momentos desagradables: Puede ser una ayuda al someterlos a procedimientos rutinarios o desagradables para el recién nacido.

Por otro lado, los efectos negativos son los siguientes:

  • Puede acortar el tiempo de amamantamiento: Puede interferir en la lactancia.
  • Puede afectar al habla: Si el uso del chupete no se limita, podría dificultar la realización de ciertos movimientos de la lengua.
  • Aumenta el riesgo de accidentes: Es un objeto extraño que, sin supervisión, puede ser fatal.

Céntrate en lo que necesita tu bebé y ármate de paciencia, todo es un mundo nuevo para él y puede que te lleve varios intentos hasta que se acostumbre y le guste. (Fuente: Dstiny: 4388978/ Pexels)

Chupete o pulgar: ¿Cuál es la mejor opción?

¿Es mejor el azúcar blanco, la miel o el agave? Lo cierto es que depende de las preferencias de cada uno, pues todos son edulcorantes y su efecto es el mismo. Con el chupete y el pulgar pasa lo mismo, el mejor será el que tu bebé prefiera. Si eliges el pulgar, ten cuidado con las uñas y recuerda que, igual que el chupete, tiene que estar limpio.

La SEOP afirma que la succión del dedo es un hábito reflejo y natural en muchos bebés. Sin embargo, a largo plazo ocasiona graves secuelas en la mordida.

Si la preocupación es en torno a la mejor opción para la mandíbula del niño, debemos tener en cuenta dos aspectos. El primero es que, en el caso del chupete, nosotros controlamos la frecuencia de uso.

Esto hace que se lo podamos retirar a una edad más temprana (antes de que pueda afectar a su desarrollo). Y, en segundo lugar, es que, a diferencia del pulgar, la colocación del chupete no afecta a los molares.

Criterios de compra

Los chupones se componen de 3 elementos: tetina, protector bucal y asa. Cada uno de ellos tiene una función y características diferentes que debemos tener en cuenta a la hora de decidir cuál será el mejor chupete para el bebé. A continuación, te explicamos cuáles:

Tamaño

El primer aspecto que debemos tener en cuenta cuando compremos un chupete es su tamaño. Escoger el tamaño correcto no solo nos evitará gastar dinero, sino que es imprescindible para prevenir problemas como el atragantamiento. Las tallas más comunes son:

  • de 0 a 6 meses;
  • de 6 a 18 meses, y
  • de 18 meses en adelante.

Material

Como hemos visto, los chupones se componen de 3 elementos entre los que puede o no variar el material. El protector bucal y el asa pueden ser del mismo material que la tetina y ser una sola pieza o ser de plástico. En cuanto a la tetina, esta puede ser de látex o de silicona.

Látex Silicona
100 % natural Sintética
Color ámbar Transparente
Mayor resistencia a mordiscos, menor resistencia a los cambios del entorno Menor resistencia a mordiscos, mayor resistencia a los cambios del entorno
Muy elástico Menos elástico
Retiene olores y sabores No atrapa olores ni sabores
Puede dar alergia Hipoalergénica
Mejor para bebés de más de 6 meses Mejor para bebés de 0 a 6 meses

Forma

Nuevamente, la forma puede variar en los tres elementos. Sin embargo, el más importante es la tetina.

Tetina Características
Anatómica Imita el pezón materno, por lo que la succión será más natural y solo en una única posición.
Fisiológica Plana y simétrica, si se mueve no afecta al bebé.
Redonda La más antigua. Permiten una mayor circulación del aire, pero su forma afecta al desarrollo de los dientes.

Las redondas no las recomiendan los pediatras por su posible efecto en la dentición, efecto que no se da con las otras dos opciones. Entre las dos primeras, ninguna es mejor que la anterior. Por ello, es recomendable probar hasta dar con la que más cómodo se sienta tu bebé.

Uso

Los avances y las necesidades actuales han hecho que la variedad de chupones sea inmensa. Existen chupones con termómetro, chupones para meter fruta dentro, chupones, chupones y más chupones.

Es importante separar los chupones del día a día de los que satisfacen una necesidad específica. De esta manera, podremos adelantarnos a posibles necesidades futuras y realizar así una compra eficiente.

Diseño

Existen chupones todo en uno, es decir, del mismo material o chupones con tetina de látex o plástico y el resto de partes de plástico. Respecto al segundo tipo, tienen la ventaja de que algunos se pueden personalizar o incluir detalles. Como su nombre o alguna frase que nos guste.

Además, podemos encontrar chupones de lujo de marcas como Gucci, Tous y Versace. Estos son cada vez más una de las primeras opciones de los usuarios.

Existe una gran variedad de chupón, por lo que debes escoger la que mejor se adapte a las necesidades de tu peque. (Fuente: Zeesy Grossbaum: pGIVYCg7Wns/ Unsplash)

Seguridad

Algo que tenemos muy claro es que todos estos aspectos deben unirse para que el chupete sea un objeto seguro para tu bebé. Es importante que logre su objetivo, pero lo es más aún que cumpla con las normas actuales: que esté libre de bisfenol A (BPA).

El BPA es una sustancia presente en ciertos plásticos que afecta a la salud cerebral de los recién nacidos. Así que antes de comprar un chupete, revisa que no lo contenga (2). Además, sería conveniente comprobar que el material sea resistente, sin toxinas e hipoalergénico en caso de que tu bebé tenga alergias.

Resumen

Lo cierto es que son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta en esta fase tan temprana de la vida de nuestros peques. Los chupones suponen un quebradero de cabeza cuando no se tienen claras las claves de su uso y sus características específicas.

Ahora ya sabes por qué se recomienda darlo, cuáles son sus ventajas y sus riesgos, su uso e, incluso, has visto algunos ejemplos para orientarte un poco mejor. Respecto a la pregunta: ¿chupete sí o chupete no?, solo tú puedes responder, pues la última decisión la tienen siempre los papás y las mamás.

Si te ha gustado nuestro artículo o piensas que puede serle útil a alguien, no dudes en compartirlo y dejarnos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Gemenacom: 12833810/ 123rf)

Referencias (2)

1. Comité de Lactancia Materna. [Internet]. Uso del chupete y lactancia materna. Asociación Española de Pediatría; 2011 [citado en 2021].
Fuente

2. American Academy of Pediatrics. Biberones y bisfenol A (BPA) [Internet]. Healthy Children. American Academy of Pediatrics; 2017 [citado en 2021].
Fuente

Artículo divulgativo
Comité de Lactancia Materna. [Internet]. Uso del chupete y lactancia materna. Asociación Española de Pediatría; 2011 [citado en 2021].
Ir a la fuente
Artículo científico
American Academy of Pediatrics. Biberones y bisfenol A (BPA) [Internet]. Healthy Children. American Academy of Pediatrics; 2017 [citado en 2021].
Ir a la fuente
Evaluaciones