Última actualización: 22/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

9Productos analizados

20Horas invertidas

6Estudios evaluados

69Comentarios recaudados

El cambiador de bebé se ha convertido en un accesorio imprescindible para la vida de las madres, padres y cuidadores. Elegir el adecuado para cubrir nuestras necesidades parece algo sin importancia. Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de características fundamentales de las que te hablaremos a lo largo de este artículo.

Existe una gran variedad de cambiadores de bebé. Los hay de pared, ideales para tenerlo todo a mano y organizado. También encuentras móviles, que son los más cómodos y prácticos para movernos. Si aún no lo tienes claro, ¡lee este artículo hasta el final!




Lo más importante

  • Un cambiador de bebé es una superficie plana, casi siempre acolchada y de fácil limpieza. Tiene una función principal: proteger y darle confort a nuestro pequeño al momento de cambiar su pañal.
  • Tenemos que saber cuál es nuestra necesidad principal y para qué momento lo vamos a utilizar. No es lo mismo un cambiador portátil, que uno de mueble. Es posible que necesites un modelo para el hogar y otro para las salidas con el bebé.
  • Es un accesorio muy práctico y útil para facilitarnos el aseo del bebé. A pesar de parecer sencillo su uso, hay que tener en cuenta algunos factores importantes al momento de elegir uno. Cuentas con varias opciones en el mercado.

Los mejores cambiadores de bebé del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, vamos a enseñarte los mejores cambiadores de bebé que puedes encontrar en el mercado. Todos ellos destacan por su calidad, características propias y, sobre todo, por las buenas opiniones de los consumidores. ¡Compruébalo tú mismo!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el cambiador de bebé

Cuando se trata de nuestros hijos, siempre queremos lo ideal. Para elegir el mejor cambiador de bebé, necesitamos conocer nuestras necesidades y las de nuestro pequeño. No te quedes con dudas y lee las respuestas a las preguntas más frecuentes de los consumidores.

Cambiar el pañal de un recién nacido

Los bebés se mueven todo el tiempo. Por esto, es importante tener todo a mano. (Fuente: tiagozr: 58918339/ 123rf){nbg

¿Qué características y ventajas tiene un cambiador de bebé?

El cambiador de bebé es un accesorio plano, acolchado y con gran facilidad para lavar y proteger a nuestro hijo a la hora de cambiarle el pañal. Tiene que ofrecernos, ante todo, seguridad y bienestar para él. Por lo tanto, deben estar homologados.

Es esencial que el modelo que elijas cumpla con sus necesidades básicas en el momento, además de pensar a largo plazo. A un bebé, de media, hay que cambiarlo unas cinco veces al día y durante al menos tres años.

Ventajas
  • Fáciles de transportar
  • Sencillos de limpiar
  • Bien organizados
  • Aportan comodidad
  • El precio suele ser asequible
Desventajas
  • Algunos modelos son pequeños
  • Varios tipos no están acolchados

¿Cómo utilizar un cambiador de bebé?

Aunque el uso de este accesorio es muy sencillo, resulta importante tener en cuenta ciertos aspectos. A continuación, te contaremos los pasos a seguir al momento de utilizar el cambiador de bebé:

  1. Revisa que el cambiador esté en buenas condiciones para la seguridad del niño.
  2. Limpia la superficie del accesorio de manera adecuada.
  3. Ten todo lo necesario a mano (toallitas, crema y pañal).
  4. Para un mejor uso lo ideal es que el cambiador esté a la altura de nuestros brazos.
  5. Coloca al bebé con la cabeza un poco más elevada que el cuerpo.
  6. Mantén al niño siempre al alcance de tus manos.
  7. Puedes darle al pequeño un juguete, lo que lo mantendrá tranquilo y facilitara el proceso.
  8. ¡Nunca los descuides!

¿Cómo organizar un cambiador de bebé?

Necesitaremos un espacio de almacenaje con el tamaño adecuado para guardar todo lo relacionado con la higiene de nuestro bebé. Dependiendo del cambiador que escojamos, tendrán unas características u otras, como por ejemplo los bolsillos.

Es importante que el cambiador tenga una muda para las posibles fugas y toallitas para la higiene, tanto del bebé como de la superficie. También cremas y lociones para el cuerpo y, por supuesto, los pañales.

¿Cómo elegir tu cambiador de bebé?

Aunque a primera vista parece algo muy simple, elegir un cambiador lleva su tiempo. Hay muchos tipos y tamaños, pero como se trata de nuestro bebé, queremos lo mejor. Lo principal es estar seguro de que cumple con las normas de seguridad y que se hayan hecho pruebas del producto.

La estabilidad, la ausencia de zonas puntiagudas que pueden dañar al bebé y la no toxicidad de los materiales, deben ser pruebas de que el producto debe pasar sin problemas. Existen dos tipos más diferenciados de cambiadores de bebé:

Cambiador Portátil Cambiador Mueble
Movimiento Indicado para trasladarlo a otro lugar Cambiadores fijos
Tamaño Tamaño estándar, muy ligeros y sin ocupar apenas espacio Dimensiones grandes. Suelen ir en un mueble o bañera
Limpieza Fáciles y rápidos de limpiar, siempre y cuando sean impermeables (con una simple toallita) Higiene sencilla, aunque, al estar en un mueble, requieren más esfuerzo
Precio Los precios son asequibles Costos más elevados

¿Cuáles son las partes fundamentales de un cambiador de bebé?

Existen diversas variedades de productos, aunque el cambiador debe tener características específicas básicas. Independiente de los tipos que vayas a escoger, lo más importante es estar atento a:

  1. Comodidad del bebé
  2. Seguridad
  3. Practicidad para la limpieza
  4. Material no tóxico

Además, pueden tener bolsillos o tipo cestas para guardar todo lo necesario a la hora de cambiar al bebé. Por ejemplo, las cremas, toallitas, pañales y mudas de ropa. Esto sería lo básico que tendríamos que llevar. Si el cambiador es de mueble o bañera, entonces contamos con muchos más organizadores e incluso cajones para guardarlo.

Recien nacido

Un bebé cuando ha sido cambiado. (Fuente: Ignacio Campo: tC9boyqy_40/ Unsplash)

¿Por qué comprar un cambiador de bebé?

Como hemos comentado anteriormente, son muchas las veces que tendrás que cambiar a tu bebé diariamente. Además, lo harás por al menos los tres primeros años de vida.
El cambiador es un accesorio imprescindible para la vida del bebé y la nuestra.

Por este motivo, es mejor hacerlo de forma cómoda, sencilla y funcional. Tanto para nuestro niño, como para nosotros. Dependiendo del producto que escojamos, tendremos unas ventajas u otras. En el caso de un cambiador con mueble, puedes reciclarlo. Es debido a que alguna parte puede durar hasta que el pequeño crezca.

Criterios de compra

Según los expertos, hay ciertas características fundamentales a tener en cuenta a la hora de comprar tu cambiador. Son factores que nos ofrecen principalmente la seguridad y la protección de nuestro bebé. A continuación, te dejamos los criterios de compra:

Tamaño

Según tu espacio, tus necesidades y las de tu bebé, el tamaño de tu cambiador puede variar. Existen muchos modelos disponibles. Vamos a comentarte cuáles son los más comunes y utilizados por los consumidores:

  • Cambiador portátil: Suelen ir integrados en una bolsa portátil, enrollados tipo esterilla. Son bastante compactos y ligeros. Por lo tanto, se pueden llevar a cualquier lugar para satisfacer las necesidades de tu bebé con la mayor comodidad posible. Las medidas están entre 55-65 cm.
  • Cambiador plegable: Son los que solemos tener en casa cuando no disponemos de mucho espacio. Tienen una altura elevada para una mayor comodidad para nuestra espalda, con patas altas y forma de tijeras. Las medidas son de entre 55-80 cm, aproximadamente.
  • Cambiador bañera: Son los 2 en 1, ya que en cuanto bañas al bebé, tienes directamente el cambiador al cerrar la tina. Tienen buena estructura, con bordes altos para una mejor seguridad del pequeño. Lavables. Las medidas de la bañera abierta son 84 x 109/81 x 114 cm, aproximadamente.
  • Cambiador mueble: El cambiador suele estar integrado en una cómoda. Ocupa más espacio por ser fijo en un mueble, pero tiene la comodidad de tener todo a mano. Las medidas del colchón están entre 50-75 cm.

Seguridad

El cambiador de bebé tiene que cumplir las normas vigentes de seguridad, por lo que debe estar homologado. Es muy importante tener en cuenta el tamaño y el peso de nuestro hijo, porque no todos los cambiadores sirven para las mismas edades.

Hay que revisar que la estructura sea rígida, sobre todo, en los cambiadores de altura. Es ideal que los bordes sean altos. Además, resulta importante que sean ergonómicos y antideslizantes para una mayor seguridad.

 Retrato de una madre puso algo de ropa para su bebé

Existen diversas variedades de productos, aunque el cambiador debe tener características específicas básicas. (Fuente: ferli: 48377051/ 123rf)

Materiales

Existen diferentes materiales que forman la composición del cambiador de bebé. Suelen estar hechos por una espuma (poliéster) cubierta por PVC, lo que facilita la limpieza de este, porque es impermeable.

Cuando el cambiador es de espuma, se suele poner una funda o arrullo para una mayor comodidad del bebé. También hay que tener en cuenta que cualquier líquido o sustancia puede mancharlo. Por lo tanto habrá, que limpiarlo con productos especiales para proteger al bebé.

Almacenaje

Está claro que el cambiador portátil es más cómodo y sencillo de manejar que los otros. A la hora de guardarlo es práctico, ya que simplemente se pliega y queda completamente comprimido. Es el muy funcional para utilizar fuera de casa. Además, es muy fácil de limpiar y se puede usar sobre varias superficies.

Los cambiadores de muebles cuentan con un espacio de almacenaje mayor. Muchos disponen de diferentes secciones o cajones. Por lo tanto, permiten tener todo al alcance para el aseo del bebé, inclusive ropa del mismo.

Durabilidad

La durabilidad del cambiador de bebé es muy relativa. Dependiendo del modelo que compres, lo tendrás por más o menos tiempo. No es lo mismo uno desechable, que durará dos o tres días como máximo, que un producto mueble o de bañera.

Asimismo, es importante tener en cuenta a la hora de comprar tu cambiador de bebé el material. La calidad del producto es fundamental para que aguante mejor el paso del tiempo. Sobre todo, cuando adquieres al estilo mueble, si es de buena calidad puede durar varios años.

Resumen

El cambiador de bebé es versátil, funcional y muy práctico. Puede ser útil hasta para decorar la habitación, como cómoda o bañera. Los modelos portátiles y plegables se han convertido en un básico para el día a día de los niños pequeños.

Es importante tener en cuenta que necesitarás un modelo para tu casa y otro para las salidas con el bebé. Existen numerosas opciones en el mercado, pero lo fundamental es fijarse en características como la seguridad, tamaño y el material.

¿Ya decidiste tu cambiador? Si tienes alguna duda, comentadnos. ¿Te gusto? ¡Comparte nuestra información!

(Fuente de la imagen destacada: famveldman: 61267641/ 123rf.com)

Evaluaciones