Última actualización: 22/04/2020

Nuestro método

13Productos analizados

26Horas invertidas

6Estudios evaluados

59Comentarios recaudados

Con la entrada del Otoño en ciertas zonas de la República comienza a sentirse con mayor fervor la entrada del frío, y entonces comenzamos a pensar que es hora de taparse, pero una vez llegado el invierno, no hay escapatoria, el frío ha comenzado y finalmente nunca estamos completamente preparados.

Es por eso, que hemos realizado este artículo, para que sea tu apoyo en tu proceso de compra, deseamos que tengas todas las herramientas para elegir tu mejor opción, aquí conocerás qué son los calefactores, qué tipos existen y cuáles son sus características, ventajas y desventajas.

Primero lo más importante

  • Los calefactores eléctricos son aparatos electrodomésticos que tienen la función de calentar zonas pequeñas o amplias a través de su emisión de calor.
  • Se pueden catalogar por su fuente de calor en eléctricos y de gas. Los eléctricos trabajan por conducción, convección y/o radiación.
  • Hay varios tipos de aparatos como por ejemplo: convectores, termo ventiladores, radiadores de aceite, radiadores halógenos, calefactores de cuarzo, paneles térmicos, entre otros.
  • Contar con un calefactor en casa será una decisión adecuada siempre que la superficie que se quiera calentar sea proporcional a la potencia del aparato, y el gasto energético no resulte elevado.

Los mejores calefactores eléctricos: nuestras recomendaciones

1er lugar – DeLonghi TRH0715 Oil Filled Radiador

Utiliza celdas térmicas patentadas que vienen completamente selladas logrando que el aceite sea inagotable y maximizando el flujo del calor de manera segura. Tiene una función anti-congelante que se encenderá cuando la temperatura de la habitación se encuentre por debajo de los 5°C. Tiene una potencia de 1500W y un alcance de 25m2. Su termostato es ajustable y tiene un sistema de apagado por sobrecalentamiento o caídas.

2o Lugar – Lasko Ceramic Heater con termostato ajustable.

Producto vendido por la empresa Lasko. Es un aparato compacto que brinda 1500W que brinda un confortable calentamiento para tu cuarto. Cuenta con un diseño clásico color plata, es fácil de usar gracias a un panel manual para su funcionamiento y un termostato ajustable. Tiene protección automática por sobrecalentamiento. Es fácilmente transportable.

3er Lugar – Calefactor, temperatura ajustable, color blanco, RCA

Pequeño aparato portátil que funciona con el aire circulante, cuenta con un ventilador que ayuda a distribuir el aire. Es suficiente para calentar una habitación. Es efectivo, seguro, fácil de instalar y no requiere mucho mantenimiento. Su panel de control ayuda a regular el nivel de la temperatura y la velocidad del ventilador.

Guía de Compra

Los calefactores eléctricos son aparatos electrodomésticos que tienen la función de calentar zonas pequeñas o amplias a través de su emisión de calor.
(Foto: Antonio Guillem/ 123rf.com)

¿Qué son los calentadores eléctricos y qué ventajas ofrecen?

Los calentadores eléctricos, son aparatos que funcionan conectándose a la luz para emitir energía calórica con el objetivo de mantener ambientes templados en una zona dentro de una casa, edificio u oficina en épocas de frío. Existe una variedad de opciones para el hogar, en diseño, funcionalidad, tamaño y precio.

Funcionan con base en diferentes sistemas de emisión de calor que de acuerdo a sus características lo proyectan de manera más o menos directa, abarcando más o menos espacio, y dejando la sensación de calor por mayor o menor tiempo una vez que se apaga.

Se les considera más económicos y menos contaminantes que los de gas por ir conectados a la luz, sin embargo, su requerimiento energético puede dar importantes sorpresas en el recibo de luz.

Ventajas
  • Mantienen caliente una zona donde se encuentre el usuario
  • Son muy asequibles
  • No emite gases eliminando riesgos de intoxicación
  • En su mayoría, son fáciles de colocar y transportar
  • Son fáciles de usar
Desventajas
  • Dependiendo de la potencia podrá abarcar o no mayor espacio
  • Su consumo energético es elevado
  • Algunas opciones es preferible apagarlas cuando uno no está pendiente
  • El calor puede no ser constante
  • Resecan el ambiente

Calefactores eléctricos por convección o radiación, ¿a qué debes prestar atención?

Los calentadores funcionan gracias al efecto Joule donde al pasar corriente eléctrica por material conductor, la energía se disipa. Por otro lado, para mejorar la transmisión térmica a las áreas y superficies de contacto, los calefactores pueden trabajar de 2 maneras:

Por convección Por radiación
Transmiten el calor a través del aire. Calientan el aire que luego calentará a las personas También conocido como radiación infrarroja, trabaja mediante energía electromagnética
Ya sea una resistencia, un tubo de cuarzo, un núcleo de cerámica o al contacto con aceite mineral, la electricidad actúa sobre ellos para emitir el calor La energía radiante calienta directamente las paredes y los objetos o personas que se encuentran cerca de ella
Se dividen en convección asistida y natural Funciona de manera similar que el sol cuando nos calienta
Los de convección natural distribuyen el calor cuando el aire pasa a través de la fuente que emite el calor El 85% de la energía utilizada se transforma en calor
Los de convección asistida distribuyen el calor ayudado por un ventilador que se encuentra en su interior El calor puede dirigirse hacia cualquier parte
No distribuyen el calor de manera uniforme La potencia es ajustable y no produce ruidos ni humo
El calor se pierde rápidamente por puertas y ventanas Es una opción recomendada para personas con alergias

La forma en que se obtendrá el calor es apenas el inicio de las decisiones que hay que tomar antes de decidirse por el aparato que dará calidez a nuestro hogar, hay otras consideraciones que tomar en cuenta y te las diremos más adelante.

¿Cuánto cuesta un calefactor eléctrico?

Hay una gama de opciones entre las cuales se puede elegir y los rangos de precios lo ponen al alcance de todos los bolsillos. Las unidades más económicas que se pueden comprar comienzan en precios alrededor de 260 MXN hasta los 10,000 MXN.

Las variables de precio tienen que ver con la potencia, el tamaño, el tipo de calefactor que es, las cualidades del termostato, el diseño, etc.

Hay varios tipos de aparatos como por ejemplo: convectores, termo ventiladores, radiadores de aceite, radiadores halógenos, calefactores de cuarzo, paneles térmicos, entre otros.
(Foto: budabar/ 123rf.com)

¿Dónde comprar un calefactor eléctrico?

Es posible adquirirlos en tiendas departamentales como Liverpool, Sears, o Palacio de Hierro, también en supermercados como Soriana, Walmart, Sam’s, o superama. En tiendas especializadas como FerreSam, Don Pedro Grupo Ferretero, Radiadores Velázquez, o bien en Home Depot, Sodimac, Electra o Coppel.

Desde la comodidad de tu casa en línea a través de tiendas como Amazon, Linio o Mercado Libre.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de calefactores eléctricos

Considera los siguientes puntos como indispensables a recordar a la hora en que decidas emprender el camino hacia la compra de tu nuevo calefactor.

Características del hogar

Si tienes niños o mascotas en casa o si alguno de los integrantes del hogar tiene alergias, ten en cuenta que será mejor no utilizar un calefactor pueda provocar una quemadura ni uno que reseque mucho el ambiente.

En los diferentes tipos de calefactores hay opciones seguras. Busca que cuenten con protección por sobrecalentamiento o para calentamiento al tacto. O bien, busca uno de pared que puedas empotrar fuera del alcance de los pequeños. Por ejemplo el segundo modelo que te presentamos en la sección de los tres mejores, ofrece ésta protección.

Se pueden catalogar por su fuente de calor en eléctricos y de gas. Los eléctricos trabajan por conducción, convección y/o radiación.
(Foto: Deyan Georgiev/ 123rf.com)

Potencia

Es importante tener en cuenta el área que deseamos calentar porque las necesidades no son las mismas para un área pequeña que para una más grande. De no calcular adecuadamente los espacios podría adquirirse un producto insuficiente, y esa deficiencia hará que nuestro gasto energético se incremente.

Calcular la equivalencia necesaria no será fácil, pero un especialista podrá orientarnos, sin embargo como referencia podemos contemplar que un área de 12M2 necesita una potencia de entre los 600W a los 900W.

A mayor potencia, mayor temperatura, pero también resulta en un mayor consumo.

Termostato

Su importancia se debe a que es lo que ayuda a iniciar, detener o ajustar el calor de una temperatura que se haya fijado, pero hay dos tipos, mecánicos –utilizados desde hace años-, o eléctricos –la versión moderna y mejorada-.

Un termostato mecánico o análogo, se controla manualmente con una ruleta, es decir, nosotros colocamos la ruleta en la temperatura que deseamos tener. La desventaja de éste modus operandi es su lentitud para encender o apagarse y lo poco precisos al alcanzar la temperatura deseada, por consecuencia hay un gasto energético mayor.

Por su parte el eléctrico, utiliza una pantalla digital que muestra información más detallada del producto y permite al mismo tiempo controlar sus funciones, incluso tienen la posibilidad de programar la temperatura. Esa efectividad se refleja en la calidez deseada en el ambiente y un considerable ahorro de energía y dinero.

Seguridad

La seguridad de su hogar es una prioridad, por eso te recomendamos comprar un producto que cumpla con la Norma Oficial Mexicana (NOM) para evitar fallas eléctricas e intoxicaciones.

La NOM es un procedimiento que asegura que un producto se ajusta a las normas y garantiza la seguridad de un producto.

Consulta la NOM-J-469-1989 o bien asegúrate de que el producto que deseas cuente con las siglas que señalan ha sido verificado.

Opciones a elegir

Hay varias opciones entre las que puedes elegir, todas con ventajas y desventajas:

  • Convectores: La resistencia calienta el aire corriente que se encuentra circulando en la habitación y se va distribuyendo de manera natural pero no pareja en toda la zona. Son silenciosos.
  • Termo ventiladores: Trabajan con una resistencia eléctrica que por sobrecalentamiento aumenta la temperatura del aire, y a su vez, es dispersado por un ventilador. Suelen ser pequeños, portátiles y ruidosos.
  • Radiadores halógenos: Trabajan por medio de un sistema de tubos halógenos que al calentarse, producen efecto infrarrojo. Calienta directamente a las personas u objetos que se encuentren cerca, si te alejas la sensación térmica será menor.
  • Radiadores de aceite: La resistencia trabaja calentando un aceite de alta densidad que se encuentra en el interior del aparato, este proceso inicial hace un poco más lento su calentamiento que otros, pero tienen buena inercia térmica, pues permanecen calientes un rato después de ser apagados.
  • Calefactores de cuarzo: Utilizan ampolletas con filamentos a través de las cuales se emana el calor. Se calientan rápido y se debe tener cuidado para no quemarse.
  • Paneles Térmicos: Utilizan convección y radiación. Su consumo es económico. Algunos pueden instalarse en la pared

(Foto de imagen destacada: magraphics/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Teresa es Publicista, creativa e innovadora, que siempre está en búsqueda de plasmar sus ideas y hacer negocios distintos. Uno de sus principales hobbies es la música, tanto escucharla como reproducirla a través de la batería. También es amante del cine y de mantenerse informada.