Última actualización: 26/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

14Productos analizados

14Horas invertidas

4Estudios evaluados

70Comentarios recaudados

¿Estás pensando dar un aire nuevo a tu dormitorio? ¿No logras conciliar el sueño fácilmente? ¿Necesitas un respaldo cómodo para leer o relajarte con tu pareja? Tenemos una pieza que te ayudará a dar el paso a tu nueva decoración. Se trata de los cabeceros tapizados. Son la clave para vestir el frontal de la cama y dar un estilo personalizado a tu estancia, de forma fácil y rápida.

¿Sabes cuáles son los cabeceros tapizados más demandados? ¿Y cuáles son los cabezales de tela más apropiados para tus necesidades? A través de este artículo, te daremos una visión amplia sobre los tipos, las utilidades y las bondades de los cabeceros tapizados. Si sigues leyendo, tendrás el sueño asegurado bajo un precioso cabecero tapizado.




Lo más importante

  • Los cabeceros tapizados son un elemento decorativo y funcional. Resultan una pieza fundamental en los dormitorios, ya que aportan belleza, confort y personalidad. Su fácil instalación, además del gran abanico de modelos y precios, son un plus para hacerte fácilmente con uno.
  • La evolución de la industria textil y del diseño han hecho que el mercado de los cabeceros tapizados ofrece un sinfín de tejidos. También estampados, colores, formas y calidades para todos los gustos.
  • El encanto y la elegancia de tener un cabecero tapizado en tu dormitorio, no está reñida con la practicidad. La cama es la clave para conciliar el sueño, por lo que los cabeceros tapizados crean una atmósfera íntima y personal que ayuda a un mejor descanso.

Los mejores cabeceros tapizados del mercado: nuestros favoritos

En este apartado, hemos seleccionado los cinco mejores cabeceros tapizados del mercado. Describimos cada uno para que puedas conocer sus características y valorar cuál se ajusta más a tus necesidades. Nuestra selección está realizada según las mejores valoraciones de los usuarios. Las mismas están regidas por la buena calidad y el buen precio.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los cabeceros tapizados

En esta sección realizaremos una visión global sobre los puntos más importantes de los cabeceros tapizados. Te ayudaremos a descifrar los tipos que hay y sus ventajas. También conocerás las alternativas que existen a los cabeceros tapizados y cómo se colocan. Así, podrás averiguar cuál podría encajar mejor según tus gustos y necesidades.

cama elegante

Cabecero tapizado capitoné orejero con tachuelas en piel. Elegante y funcional. (Neon Brand: iAftdIcgpFc: unsplash.com)

¿Qué son los cabeceros tapizados?

Según la Rae, el cabecero es la "pieza vertical de mobiliario que se coloca en la cabecera de la cama". Si añadimos el adjetivo: tapizado, es aquello que se cubre con tela o tejido. Por tanto, los cabeceros tapizados se colocan en la parte superior de la cama, dando a la habitación el protagonismo de toda la estancia, tanto en estilo, confort como en diseño.

¿Qué ventajas tienen los cabeceros tapizados y por qué elegirlos?

Los cabeceros tapizados se han alzado como piezas esenciales de los dormitorios. Es debido a su funcionalidad, comodidad y gran valor estético. Esto los diferencia de otros cabeceros, que no muestran tantas ventajas (como veremos más adelante). Citaremos las siguientes ventajas:

Ventajas
  • Variedad
  • Estilo personal
  • Confort
  • Funcionalidad
  • Fácil instalación
  • Economía
Desventajas
  • Manchas rebeldes en algunas telas delicadas
  • Variedad: La variedad de cabeceros tapizados que hay en el mercado, nos ayuda a elegir el que más se adapta a nuestra estancia. Su gran cantidad de modelos y estilos, hace fácil armonizar y embellecer nuestra habitación.
  • Estilo personal: La amplitud de telas, formas y tamaños que ofrecen los cabeceros tapizados, nos ayuda a individualizarlos y dar ese matiz deseado a nuestro cuarto.
  • Confort: El aspecto cálido y delicado que presentan los cabeceros tapizados, crea un ambiente que anima a dormir con placidez, desconectar y relajarse. La naturaleza de la tela aporta la calidez y bienestar que otros materiales por su cualidad no pueden. Por ejemplo, la forja es un material más frío y, la madera, queda limitada a la capa de pintura.
  • Funcionalidad: Sumado al fin estético, su principal aporte es la multifuncionalidad. Los cabeceros tapizados protegen del ruido, frío y humedad de la pared. Además, evitan que se caigan las almohadas e impiden que te golpees la cabeza contra la pared. Aparte, sirven como cómodos respaldos para leer y ver la televisión en la cama. También para aislar el ruido y conseguir así un ambiente íntimo y apacible.
  • Fácil instalación: Unos modelos se apoyan al suelo y otros se pueden fijar con herrajes a la pared.
  • Economía: Si apuestas por cabeceros tapizados, tendrás la opción de ahorrarte muchas horas de sueño. La variedad de productos que existen en el mercado hace que sus precios sean muy variados y ajustables a cada bolsillo. Lo más, sin duda, es poder cambiar el tapizado y no tener que invertir en comprar otro nuevo. ¡Reciclar y cambiar!

Estilos clásicos, vanguardistas, con toque romántico, chic, de tejidos naturales y sobrios. También alegres, estampados, con botones, con tachuelas, con orejeros, lisos y personalizados.

Además de con tejidos futuristas, de lino y algodón ecológicos, reciclados, de terciopelo, delicados y sufridos, atemporales y atrevidos. Así podríamos seguir. Sin embargo, otros tipos de cabeceros, como madera o forja, no podrían ofrecer tal cantidad de diversidad.

Rodearse de elementos que aportan serenidad y equilibrio ayudan a conciliar el sueño, según la Sociedad Española del Sueño (SES). La falta de sueño puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades graves (como diabetes, cardiovasculares y cáncer) (1).

¿Qué tipos de cabeceros tapizados hay?

Dada su diversidad, vamos a realizar una tipología de cabeceros tapizados basada en el material y forma:

  • De tela: La gama de tejidos y colores es inmensa: lino, algodón, lana, nano-tejidos y antimanchas, entre otros. Es el más solicitado por su variedad y por su precio.
  • Piel o polipiel: Son muy resistentes y fáciles de limpiar. Además, aportan siempre estilo.
  • Chenilla: Es un tejido de hilo cortado, muy resistente y con aspecto aterciopelado. Además, resulta suave al tacto y aporta volumen.
  • Terciopelo: Es un tejido muy elegante, por lo que dará al cuarto un toque refinado y sofisticado.
  • Capitoné o tachuelas: Están diseñados con botones o tachuelas, las cuales marcan más el efecto mullido.
  • Orejeros: Enmarcan bien la cama y no ocupan mucho más espacio. Dan un aire majestuoso y elegante.
  • Con mesitas o almacenaje: Integran elementos de almacenaje en una pieza, aprovechando los espacios.
  • Maxi tamaño: Otorgan protagonismo a la cama. Además, con su mayor tamaño en verticalidad, dan juego para enmarcarlos.
  • Rectos. Utilizan líneas rectas para dar equilibrio y sencillez.
  • Curvos: Dan un aire romántico y nostálgico. Son ideales para los que necesitan mimos en el sueño.
TIPOS DE CABECEROS TAPIZADOS SEGÚN SU MATERIAL TIPOS DE CABECEROS TAPIZADOS SEGÚN SU FORMA
Tela Capitoné
Piel o Polipiel Orejeros
Chenilla Con mesitas o almacenaje
Terciopelo Maxi-tamaño
Seda u otros tejidos Rectos o curvos

¿Qué alternativas existen a los cabeceros tapizados?

Los más conocidos son los de forja y los de madera. Son otra alternativa para los cabeceros de la cama. La elección entre unos y otros dependerá de la utilidad y la parte estética que busquemos.

La madera siempre ha sido un material noble, una puesta clásica para los dormitorios. La forja tiene la característica de ser un material frío, aporta robustez y cierta frialdad al ambiente.

Otras variantes pueden ser los vinilos de pared o la pintura. Sin embargo, estos solamente pueden utilizarse como elementos decorativos. Igualmente, el uso de cojines sueltos puede ser otra opción, con la molestia que no están sujetos. Además, siempre acabarán cayéndose o moviéndose.

Los de yute, ratán, bambú o mimbre pueden ser otra alternativa, también muy naturales. Lo peor de ellos es su limpieza, ya que resulta más exigente y complicada por los recovecos.

Por tanto, la mejor opción son los cabeceros tapizados. Al ser de tela, se prestan más a la diversidad y son más funcionales. Pueden proteger del frío, ruido y golpes. También son fáciles de mantener y limpiar. Envuelve a la cama de forma más cálida, creando así un ambiente equilibrado y acogedor, ayudando al descanso.

Cabeceros tapizados Cabeceros de madera Cabeceros de forja Cabeceros de vinilo, pintura Cabeceros de mimbre, ratán, yute, bambú
Estética Excelente Excelente Excelente Excelente Excelente
Funcionalidad Excelente Media Nula Nula Baja
Fácil instalación Excelente Baja Baja Baja Normal
Variedad de oferta y precios Excelente Normal Normal Normal Normal
Fácil limpieza Excelente Alta Baja Alta Baja
Durabilidad Excelente Alta Excelente Normal Baja

¿Cómo se instalan los cabezales tapizados?

Antes de instalar un cabecero tapizado, hay que fijarse en los elementos que puedan interferir. Por ejemplo los enchufes de la luz. Por ello, es importante medir bien la superficie a instalar. También hemos de fijarnos cómo es nuestra pared. Si es de ladrillo o de pladur, los anclajes serán diferentes si queremos colgarlo.

En cualquier caso, hay alternativas diferentes. Por ejemplo, anclados en la pared o simplemente apoyados. Incluso, estos serán suficientes para que queden fijos y sin preocuparnos de que se muevan.

En general, podemos distinguir 3 tipos de cabeceros tapizados, según su colocación:

  1. Los cabeceros tapizados colgados a la pared o suspendidos
  2. Los cabeceros tapizados con patas o tipo tatami
  3. Los cabeceros tapizados hasta el suelo

La elección dependerá de tus necesidades estéticas y prácticas. Lo que está asegurado es su fácil colocación, por su sencillez y bajo coste.

¿Cómo se mantienen y limpian los cabeceros tapizados?

Para alargar la vida de los cabeceros tapizados, solamente tendrás que seguir unas pautas muy básicas de limpieza. Son: pasar el aspirador con cuidado y un trapo humedecido en agua templada. Además de mantenerlos ventilados. A continuación, los detalles de limpieza según los tapizados:

  • En el caso de los tapizados en tela, es aconsejable pasar un cepillo o el aspirador con cuidado para evitar que el polvo se deposite. Para una limpieza más profunda, podrás pasar un trapo húmedo (incluso con algo de jabón neutro). En el caso de manchas o suciedad, puedes utilizar unas gotas de amoníaco mezcladas con un trapo humedecido en agua tibia.
  • En los cabezales de piel o similares, puedes usar los productos específicos de limpieza que existen en el mercado, que son incoloros e hidratan. También podrás utilizar el aspirador y el trapo humedecido en agua templada con gotas de amoníaco. Sin olvidar el borrador mágico que sirve igualmente para los tejidos de polipiel o piel. Truco: úsalos antes sobre una superficie pequeña (no visible) para probarlos.
  • Para los cabeceros tapizados en terciopelo o ante. Es cierto que el agua y la luz solar no son buenos compañeros para el terciopelo, aunque es un tejido muy resistente. Puedes limpiarlo fácilmente con vapor. ¿Cómo? Maneja la boquilla con distancia suficiente, sin llegar a mojarlo. Tras haberse secado, pasa un cepillo, siempre en sentido del pelo del terciopelo. Si usas aspirador, aspira el tejido con la boquilla especial. Por último, con un cepillo de cerdas blandas limpia lo restante Eso sí, siempre mirando la dirección del pelo.

En caso de accidentes, como vertido de líquidos, habrá que actuar con rapidez. Presiona con papel de cocina, trapo blanco o sal para absorber, nunca frotes.

En todos los tejidos de los cabeceros tapizados, se debe mantener asiduamente una limpieza básica, evitando se desluzcan y se incruste el polvo. Siempre podremos contar con servicios de limpieza profesionales, si lo deseamos.

cama elegante

Cama con cabecero tapizado en gris perla. Aporta serenidad y equilibrio. (ErikaWittlieb: 1575491: pixabay.com)

Criterios de compra

La esencia de cualquier dormitorio es la cama. Los cabezales tapizados son la clave para vestir, dar personalidad y arropar el sueño. En este apartado, te señalaremos los criterios más importantes para realizar la compra adecuada según tus necesidades. A continuación, nuestras valoraciones:

Diseño y confort

Al visualizar un dormitorio, en el centro de las miradas están los cabeceros tapizados. Tienen la virtud de aportar protagonismo. El resultado para dar belleza y armonía al cuarto dependerá de una sabia elección. Los cabeceros tapizados, sin duda, son el alma de la habitación. La elección del diseño, color, tamaño, tejido y forma, nos dará la clave para elegir el más apropiado.

  • Diseño minimalista. ¿Estás buscando una estancia con detalles mínimos, que generen paz y sensación de calma? Entonces, esta opción es la más acertada. Son cabezales tapizados con colores claros y neutros, acordes a las paredes y muebles. La forma del cabecero es sencilla y el tamaño no excede en demasía el ancho de la cama. Los tejidos de lino y algodón son ideales para lograr un efecto delicado y sutil.
  • Diseño personalizado. Esta opción es para los más atrevidos o los que quieren cabeceros tapizados con carácter personal. El abanico de opciones es enorme. Además de los diseños, hay modelos con elementos adicionales. Por ejemplo, mesitas acopladas, estanterías, almacenaje y luces, entre otros. Gracias a la multitud de posibilidades que podemos encontrar en el mercado, los cabeceros tapizados personalizados son fáciles de conseguir.
  • Diseño atemporal. Por fortuna, los cabeceros tapizados tienen la virtud de ser atemporales. Además, el tapizado puede ser renovado en cualquier momento.

El diseño y el confort juegan un papel importantísimo para dar personalidad a la habitación. No obstante, el éxito de encajar no solo depende del cabecero tapizado. También influye la decoración del entorno.

Funcionalidad

Un aspecto primordial es la funcionalidad de los cabeceros tapizados. Los egipcios ya usaron los cabeceros para aislarse del frío, aportando su matiz estético y distintivo. Cuanto mayor rango social tenían, con más detalle y lujo se hacían las piezas. Desde sus orígenes, los cabeceros han tenido un claro aspecto funcional y, a la vez, estético.

Actualmente, los cabeceros tapizados no solo se usan como elemento decorativo. También sirven para protegernos de las paredes frías y para evitar que golpeemos la cabeza o que las almohadas se puedan caer.

Además, son ideales para poder leer cómodamente o ver la televisión. Incluso, actúan como aislantes del ruido, ayudando a mantener la privacidad que un dormitorio requiere.

Estudios científicos avalan que debe existir un adecuado entorno para dormir sin dificultad. El ruido ambiental puede fragmentar el sueño y producir vigilia, lo que alteraría el sistema nervioso y la tensión arterial (2).

Al fin y al cabo, ayudar a conseguir un sueño mejor, siempre ha sido la intencionalidad de los cabeceros tapizados.

Versatilidad

Un gran beneficio al decantarse por los cabeceros tapizados es su versatilidad. Estos ofrecen muchísimos estilos y abarcan un rango de medidas inagotables. Pueden ser las estandarizadas de las camas, sumando un margen de 15-20 cm a cada lado, o bien las personalizadas.

Los tipos de cabezales tapizados pueden ser múltiples, debido también a la evolución de los tejidos en la industria textil. El estilismo es una característica fundamental en los cabeceros tapizados. Está asociado al tipo de tejido usado, a la forma del cabezal y a la funcionalidad.

Por ello, no podemos encasillar el estilismo en grupos, pero vamos a matizar a rasgos generales los estilos más comunes que podemos encontrar:

  • Estilo vanguardista: Con un maxi cabecero tapizado o con un tapizado rompedor atrevido, que denote un toque diferente y llamativo.
  • Estilo clásico: Pueden ser cabeceros tapizados de telas lisas, con estampados sutiles o bien con tapizados capitonés. Así, mantienen siempre su carácter eterno y atemporal.
  • Estilo natural o eco: Podemos encontrar cabeceros tapizados en tamaños y tejidos dispares. Todos tienen elementos de origen natural o un aspecto muy sencillo y neutro, que evoca a la naturaleza.

Otra gran bondad es la adaptabilidad de los cabezales tapizados a la diversidad de las medidas de las camas. Por tanto, se adecuan con facilidad a los tamaños de 80, 90, 105, 135 y 150 cm, entre otros. También a los diferentes formatos que puedan requerir las paredes. Inclusive, a las camas con dosel. Lo ideal es que los cabeceros tapizados no sobrepasen la mitad de la altura del dosel.

chico con cama de madera

Con los cabeceros tapizados, mullidos y confortables, podrás leer cómodamente en tu cama. (Christopher Jolly: 7gC5vnDf-F0 unsplash.com)

Ahorro

Una parte fundamental de instalar los cabeceros tapizados, aparte de las ventajas ya citadas, tanto estéticas como prácticas, es la parte económica. Al optar por este tipo de cabeceros de tela, podremos mantenerlos y lucirlos con poco esfuerzo. No obstante, en caso de cansarnos o querer cambiar el estilo, podremos cambiar el tapizado con una mínima inversión de dinero.

Los cabeceros tapizados son una inversión, ya que pueden reciclarse fácilmente, sin tener que comprar otro nuevo. Además, estos nos ayudan, con su toque armónico y su calidez, a ahorrar horas en duermevela.

Resumen

Llegados a este punto, ya tendremos en mente qué tipo de cabecero tapizado queremos, pues no solo es un elemento decorativo, también puede protegernos del frío y la humedad, del ruido y por supuesto, arroparnos para conciliar el sueño.

Volviendo al diseño, para crear una estancia especial y bella, si imagináis la forma, pensad que los cabezales apaisados agrandan el espacio en horizontal, en cambio, los más altos aportan verticalidad. En cuanto al color, los neutros y pasteles dan paz, los colores vivos y estampados animan el cuarto y aportan vibraciones.

No olvidéis que hay tejidos más frescos como el lino y algodón y otros más calientes o elegantes, como el terciopelo, la chenilla o el cuero.

Ahora está en tus manos que tu cama luzca diferente y brille con luz propia. Las últimas pinceladas a tu cabecero tapizado, dependen de ti. Confiamos en haberte ayudado con este contenido práctico. Esperamos tus comentarios y si te ha gustado, ¡compártelo!

(Fuente de la imagen destacada: Iuliia Nazarenko: 42125366/ 123rf.com)

Referencias (2)

1. A. Álvarez Ruiz de Larrinaga, J.A. Madrid Pérez.Sueño saludable: Evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. REV NEUROL [Internet]. 2016 [citado 2021]; 63
Fuente

2. A. Álvarez Ruiz de Larrinaga, J.A. Madrid Pérez.Sueño saludable: Evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. REV NEUROL [Internet]. 2016 [citado 2021]; 63
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
A. Álvarez Ruiz de Larrinaga, J.A. Madrid Pérez.Sueño saludable: Evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. REV NEUROL [Internet]. 2016 [citado 2021]; 63
Ir a la fuente
Artículo científico
A. Álvarez Ruiz de Larrinaga, J.A. Madrid Pérez.Sueño saludable: Evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. REV NEUROL [Internet]. 2016 [citado 2021]; 63
Ir a la fuente
Evaluaciones