Última actualización: 26/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Sentirse seguro es una de las necesidades básicas e inherente al ser humano, ya sea en su propia casa, en el coche o en la taquilla personal. Por eso, asegurarse de tener el bombín apropiado y mejorar la calidad de tus cerraduras es muy importante.

Cabe la posibilidad de que nunca hayas escuchado la palabra bombín de seguridad o cilindro. Pero si sabes lo que es una cerradura y para qué sirve, sabes de la existencia de los bombines.

En este artículo encontrarás todo lo que debes saber a la hora de elegir el bombín más adecuado a tus necesidades. Conocerás las típicas técnicas de robo de la actualidad y como instalar tu nuevo bombín, entre otras cosas. ¡Comenzamos!




Lo más importante

  • El bombín es la parte de la cerradura que permite abrir y cerrar una puerta mediante la inserción de una llave. A mayor seguridad del bombín, mayor seguridad de la cerradura y menor probabilidad de ser víctima de robo.
  • Existen diferentes técnicas de robo que se pueden prevenir mediante un tipo bombín. Es el caso de los bombines de seguridad antibumping, antitaladro, antimordaza o antiganzúa.
  • La instalación del bombín es sencilla de realizar si se posee el modelo con las medidas correctas. Para ello, debes tener en cuenta una serie de criterios de compra. Entre los más importantes, encontramos el largo y las dimensiones generales de los bombines.

Los mejores bombines del mercado: nuestros favoritos

A continuación, hemos preparado una recopilación de los mejores bombines que te puedes encontrar en el mercado para ayudarte a tomar tu decisión de compra. ¡Presta atención!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los bombines

El bombín es la parte vital de una cerradura. Es aquello que nos permite mantener nuestra seguridad y privacidad en todo momento. En este apartado podrás conocer todo lo que hay que saber sobre los bombines. Entre otras cosas, conocerás en qué consiste el amaestramiento e igualamiento de las llaves y qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de elegir el adecuado.

El bombín es la parte de la cerradura que permite abrir y cerrar una puerta mediante la inserción de una llave. (Fuente: Rh2010: 118140099/ 123rf.com)

¿Qué es un bombín y un escudo de seguridad?

El bombín, también conocido como cilindro o bombillo, es la parte de la cerradura en la que introducimos la llave para abrirla o cerrarla. Una cerradura está conformada por todos aquellos componentes que permiten abrir y cerrar la puerta, incluido el bombín. Recuerda que es muy importante tener el modelo adecuado, ya que este es el primer punto de encuentro entre el ladrón y nuestra casa, coche, taquilla, garaje o buzón.

Por desgracia, las técnicas de los ladrones para acceder a viviendas y comercios van evolucionando y cambiando con el tiempo. Es por eso que muchas veces no basta solo con un buen bombín para impedir el forzamiento de la cerradura, sino que también es necesario acompañarlo de un buen escudo de seguridad.

Pero, ¿qué es un escudo de seguridad? Los escudos de seguridad o "embellecedores de puerta" son las piezas de la cerradura complementarias al bombín. Estos permiten que las cerraduras sean prácticamente inviolables.

Ventajas
  • Mayor seguridad
  • Facilidad de instalación
  • Embellecen y completan las puertas
  • Existen muchos tipos que se adaptan a cada necesidad
Desventajas
  • Puede ser confuso elegir el adecuado entre tantos tipos
  • No existen cerraduras que prevengan del robo por radial

¿Qué son el igualamiento y amaestramiento de llaves, bombines y cerraduras?

De base, el igualamiento y el amaestramiento de cerraduras son lo mismo: con una misma llave, poder abrir diferentes puertas. Sin embargo, son dos técnicas diferentes. Entonces, ¿qué diferencia hay entre el igualamiento y el amaestramiento de llaves para bombines?

  • Igualamiento de llaves o "llaves iguales": Con una misma llave se puede abrir diferentes puertas.
  • Amaestramiento de llaves: Tiene un componente jerárquico. Como su propio nombre indica, existe una llave maestra que permite abrir todos los bombines, mientras que existen otras llaves diferentes que sólo están capacitadas para abrir una cerradura en concreto.

¿Cómo desinstalar e instalar un bombín?

Para desinstalar un nuevo bombín, lo primero que debemos asegurarnos es de tener la puerta abierta. Con la puerta abierta, observaremos que en el lateral podremos encontrar un tornillo que se encarga de sujetar la estructura. Este tornillo deberemos quitarlo con la ayuda de un destornillador adecuado. Una vez desatornillado, debemos introducir la llave en el bombín y tirar de ella para extraerlo.

Para colocar en la puerta el bombín nuevo deberemos sujetarlo e introducir la llave correspondiente dentro de este. Con la llave dentro, gírala hasta alinear la leva con el resto de la estructura. Una vez alineada, introdúcela en el hueco de la puerta en el que estaba el bombín anterior. Atornillaremos el tornillo que lo sujeta y giraremos la llave varias veces para comprobar su correcto funcionamiento.

Existen diferentes técnicas de robo que se pueden prevenir mediante un bombín adecuado, como los bombines de seguridad antibumping, anti-taladro, anti-mordaza o anti-ganzúa. (Fuente: Wytrazekpiotr: 120422176/ 123rf.com)

¿Cómo saber la medida de un bombín?

Esta pregunta es muy sencilla de resolver, pero vital a la hora de elegir el bombín correcto a la hora de la compra. Para saber la medida de un bombín, lo primero que debemos hacer es extraer el bombín que ya tenemos instalado y comprobar sus medidas. Ya se ha explicado en el punto anterior cómo realizar la extracción del bombín.

Una vez hayamos desinstalado el bombín, debemos tomar las medidas desde el centro de este. Antes de continuar explicando este paso, recomendamos leer el apartado "Tamaño" que se encuentra más abajo de este artículo. Ahí se explica la diferencia entre los bombines centrados, descentrados y medios.

Una vez desinstalado el bombín que queremos sustituir, debemos medirlo con un metro reglado. Estas medidas se deben tomar desde el centro de este, tomando por centro el tornillo que se encuentra en el medio de la leva.

Según estudios en seguridad, 9 de cada 10 cerraduras pueden ser abiertas mediante el método bumping.

¿Qué es el bumping, la nueva forma de forzar cerraduras?

Durante los últimos años se ha popularizado una nueva forma de robo: el bumping. Esta técnica de forzamiento de bombines es la más usada entre los ladrones en la actualidad debido a su sencillez y rapidez, aunque lleva existiendo desde hace varias décadas.

Pero, ¿qué es el método bumping? Se trata de una técnica de robo que consiste en introducir en la cerradura una llave especial, conocida como "llave bumping" (que se puede adquirir en cerrajerías de forma legal). Una vez introducida esta llave en la cerradura, se le da unos golpes y se gira la llave, abriendo la cerradura de forma sencilla, silenciosa y limpia, sin dejar rastro.

Por suerte, los fabricantes de cerraduras actualmente fabrican la mayoría de las cerraduras antibumping.

El motivo por el que se puede adquirir una llave bumping de forma legal es porque esta comenzó siendo una técnica usada por los cerrajeros profesionales. En el siguiente apartado encontrarás más información acerca de otras técnicas de robo de bombines y cerraduras.

Criterios de compra

Existen muchos tipos de bombines y circunstancias por las que pueden ser necesarios. Es por esto que, a continuación, te vamos a ayudar a elegir el bombín más adecuado, basándonos en los siguientes criterios de compra:

Seguridad

Lo más básico que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un bombín adecuado es el tipo de seguridad y de protección que queremos priorizar. Estos son los diferentes tipos de seguridad que puede tener un bombín:

  • Antibumping: El bumping es una técnica de robo que se ha popularizado en los últimos años entre los ladrones. Es la técnica más usada. Consiste en insertar una llave especial (llave bumping) en la parte más baja de la cerradura, a la que llegan los pitones, y darle un golpe fuerte de manera que se dañe el interior de la cerradura, salten los pitones y se abra la cerradura.
  • Antimordaza o antiforzamiento: Asegura que el bombín no se pueda abrir y extraer mediante el uso de tenazas.
  • Antiganzúa (lockpicking): Evita el forzamiento del mecanismo interno del bombín por medio de una varilla metálica.
  • Antitaladro o antiperforación: Permite que no se pueda introducir un taladro por el ojo del bombín ni perforar el cuerpo de este, ya que, de intentarlo, el bombín giraría en vacío y se rompería antes de conseguir abrirlo. El taladro es una técnica menos usada debido al ruido estruendoso que produce el taladro.
  • Antiimpresioning: La técnica del impresioning consiste en introducir una varilla de aluminio deformable en la cerradura para que se queden las marcas. De esta forma, se puede crear una copia de la llave que no deje rastro a la hora de entrar y salir de la vivienda.

La instalación del bombín es sencilla de realizar si se posee el bombín con las medidas correctas. (Fuente: Geel: 59744301/ 123rf.com)

Embrague

Existen dos tipos de bombines según su embrague: embrague simple y embrague doble.

  • Embrague simple: Es aquel que no se puede abrir desde el exterior si la llave interior está puesta.
  • Embrague doble: Sí permite abrir desde el exterior aunque la llave de dentro esté puesta.

El embrague simple te permitiría dormir más tranquilo por las noches si has dejado la llave puesta por dentro. Aunque esto puede ser una desventaja si, por descuido, se cierra la puerta con la llave puesta por dentro. Esto provocaría tener que llamar al cerrajero y tener que cambiar el bombín o la cerradura al completo.

Sin embargo, el embrague doble puede ser de gran ayuda en situaciones de emergencia (por ejemplo, con personas mayores o enfermas dependientes. Este embrague permitiría acceder a la vivienda con mayor facilidad y rapidez.

Entrada

De la mano de la elección entre embrague simple o doble, nos encontramos con la elección de la entrada de nuestro bombín. Si nos centramos en el tipo de cierre, existen varios tipos de bombines:

  • Una sola entrada: Ideal para taquillas o lugares que no necesiten ser cerrados desde el interior
  • Una entrada y pomo / entrada y botón: Se puede abrir o cerrar con llave desde fuera y abrir o cerrar con un pomo o botón desde dentro.
  • Doble entrada: Este tipo de bombín puede ser cerrado tanto desde dentro como desde fuera. Es el más habitual.

Leva

Para poder elegir entre leva larga y corta, se debe tener en cuenta si la puerta en la que el bombín se va a colocar es de madera o de metal. En los casos en los que la puerta es de madera, la leva suele ser de mayor longitud (15 mm).

Por otro lado, las puertas de metal o PVC, comúnmente, requieren de una leva de menor longitud (de 11 o 13 mm). Para hacer una elección correcta en estos casos, recomendamos tomar en consideración las recomendaciones de un experto.

Es muy importante tener en cuenta que el bombín que escojamos nunca debe sobresalir 3 mm por el lado exterior de la puerta, (Fuente: Maksumov: 93988443/ 123rf.com)

Tamaño

No solo debes conocer el tamaño de la leva, sino también el tamaño del propio bombín. Para ello debes extraer el que estaba previamente. De esta forma, podrás conocer su medida, de manera que el nuevo encaje a la perfección. Los tres tipos de tamaño que debes tener en cuenta son:

  • Bombines centrados: Este tipo de bombín se encuentra posicionado en la mitad de forma equidistante. Sus medidas son, generalmente: 30x30=60 mm, 35x35=70 mm o 40x40=80 mm.
  • Bombines descentrados: La leva del bombín se encuentra posicionado de forma asimétrica. Las medidas comúnmente son: 30x40=70 mm, 30x50=80 mm o 40x50=90 mm.
  • Bombines de medio cilindro: La medida de este tipo de cilindro es la mitad de la estándar. Sus medidas son: 30x10=40 mm.

Es muy importante tener en cuenta que el bombín que escojamos nunca debe sobresalir 3 mm por el lado exterior de la puerta, puesto que esto le facilita a los ladrones u ocupas el extraer nuestra cerradura con una herramienta.

Forma

Existen tres tipos de formas o perfiles de un bombín: el europeo, el redondo y el ovalado. Es el primer tipo, el conocido como europeo, estándar o en forma de pera, el más común que nos podemos encontrar. El menos común es el ovalado.

Resumen

Erradicar los crímenes, hurtos u ocupaciones puede no estar en nuestra mano, pero lo que sí que podemos hacer es prevenirnos de ellos. Para dormir sin miedo, asegúrate de tener un bombín de seguridad, un escudo de seguridad y una cerradura adecuada.

Gracias a los criterios de compra que se explican en este artículo, tendrás los conocimientos adecuados sobre qué tipo de leva, embrague, tamaño o forma se adecúa a tus necesidades. Por ejemplo, en el caso de necesitar de una cerradura para la puerta principal de una vivienda, requerirás un bombín de alta seguridad, doble entrada, embrague simple y leva larga.

Por otro lado, en el caso de ser un bombín para la puerta principal de un negocio, será igual que el de la vivienda, solo que de embrague doble, ya que se trata de una cerradura manejada por un mayor número de personas. Así pues, piensa en qué uso le vas a dar a tu cerradura y no tendrás problemas para elegir un buen bombín de la mano de nuestros criterios de compra.

Si nuestra guía te resultó útil para realizar la compra que necesitabas, déjanos un comentario y compártela con quien pueda estar necesitando esta información. ¡Hasta pronto!

(Fuente de la imagen destacada: Dimitrijevic: 67668470/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones