Última actualización: 03/12/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

¿Te gusta el mundo de la jardinería? Si este es tu caso, has de saber que las bolsas de cultivo han llegado para facilitar tu vida. Es probable que ya sepas que se han puesto muy de moda gracias a la comodidad que provee su uso. Son ideales para cultivar variados tipos de semillas y muchos son los beneficios que reportan. Además, facilitan el trabajo de trasplantar, ¿recuerdas cuando tenías que hacerlo de una maceta a otra? Pues olvídate de verter tierra por todos lados. Con las bolsas de cultivo o growing bags, como se conoce el término en inglés, todo es más sencillo.

Las bolsas de cultivo son una solución eficiente para la siembra ya sea que lo hagas como hobby porque te gustan las plantas, o de manera profesional. Si le quieres dar un toque más de vida a tu casa, puedes hacerles espacio en tu jardín, patio o balcón. Si te dedicas a la siembra de manera más profesional, no lo dudes, también pueden ser excelentes soluciones para tu vivero o huerto personal. ¿Todavía no te decides a comprar una bolsa de cultivo? Te guiamos en el proceso de compra.




Lo más importante

  • El sistema de producción en bolsas de cultivo es muy beneficioso para las plantas, ya que favorece el desarrollo natural de las mismas y, además, son muy fáciles de utilizar.
  • Conocer los tipos de bolsas de cultivo, cómo se utilizan, sus beneficios y la variedad de semillas que puedes sembrar en ellas, te permitirá sacarles el mayor provecho.
  • Para el cuidado de tu planta es esencial que dediques un tiempo a elegir la bolsa de cultivo que puede beneficiar su desarrollo. No olvides prestar atención a las opiniones de otros clientes, también te pueden ser útiles.

Las mejores bolsas de cultivo del mercado: Nuestras recomendaciones

Las bolsas de cultivo son muy útiles tanto para sembrar plantas decorativas como para hacer crecer tu propio huerto de vegetales. Son una excelente solución al autoconsumo, pues permiten gestionar la siembra de tus propios alimentos. Del cuidado que le dediques a tus plantas en las bolsas de cultivo dependerá su calidad. Pero no te preocupes, lo mejor es que está en tus manos poder sacarle todo el provecho, sabiendo cómo utilizarlas y eligiendo la mejor. Toma nota de algunas de las mejores bolsas de cultivo del mercado.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las bolsas de cultivo

Las bolsas de cultivo son muy prácticas, económicas, fáciles de mover y trasplantar. Una característica que las distingue del resto de los sistemas de siembra es precisamente su precio. La oferta es muy variada y asequible para personas de todo tipo de nivel adquisitivo. Pero lo mejor es que, por un bajo precio puedes encontrar un producto de muy buena calidad. ¿Te animas a seguir leyendo?

Las bolsas de cultivo son muy útiles tanto para sembrar plantas decorativas como para hacer crecer tu propio huerto de vegetales. (Fuente: inueng: 160514753/ 123rf)

¿Qué son las bolsas de cultivo?

Las bolsas de cultivo, también conocidas como bolsas maceteras, son productos destinados a la siembra de plantas en entornos naturales. Constituyen una alternativa de cultivo efectiva que supera, en muchos aspectos, la plantación sobre terrenos de tierra. La siembra tradicional puede exigir importantes superficies de terreno y unos requisitos concretos de suelo. Con las bolsas de cultivo no tendrás que preocuparte por estos factores para potenciar el crecimiento de tu planta. Son ideales para cultivo en interior y en exterior.

Algunas de las principales características que describen los expertos sobre estos contenedores de plantas, son las siguientes:

  • Volumen mínimo para el desarrollo equilibrado de la planta.
  • Adecuada densidad de cultivo (número de plantas por metro cuadrado) para limitar el fenómeno de competición e impedir o reducir, dentro del límite aceptable, las deformaciones radicales.
  • Mantenimiento adecuado de la humedad y aireación del sustrato, materia que sirve de sostén a la planta, favoreciendo su nutrición y reproducción.
  • Resistencia a la manipulación y el transporte
  • Manejabilidad
  • Coste limitado(1).

¿Bolsas de cultivo o macetas?

Existen diferencias entre el cultivo en bolsas y en macetas. ¿En cuál de estos dos contenedores te es más propicio plantar? Deberás tomar tu decisión seriamente basada en las características principales que definen a estos dos tipos de contenedores. Te mostramos una tabla comparativa con las principales diferencias.

Bolsas de cultivo Macetas
Pueden ser de tela o plástico y proporcionan mejor drenaje y aireación, característica que las hace superior a muchas macetas. No hay aireación porque el recipiente está completamente sellado y algunas no cuentan con agujeros de drenaje.
Pueden trasladarse muy fácilmente porque la mayoría tiene asas para levantarlas. Son más pesadas para trasladar.
Algunas bolsas de cultivo de tela son biodegradables, lo que significa que su descomposición le servirá de nutriente a tus plantas. El plástico no es biodegradable.
Son más indicadas para plantas de raíces poco profundas y generalmente requieren más agua que las plantas en macetas. Son más recomendables para plantas que necesitan un grado de humedad alto o el sustrato húmedo de manera constante.
Ocupan muy poco espacio, ya que se pueden plegar y guardar. Ocupan mayor espacio al ser almacenadas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las bolsas de cultivo?

Muchas veces nos dejamos llevar exclusivamente por las experiencias de otros usuarios para decidir qué producto adquirir. Está bien tenerlos en cuenta, pero debes prestar atención a sus beneficios y también a las limitaciones. Conocer las ventajas y desventajas de las bolsas de cultivo te ayudará a elegir el producto que mejor puede satisfacer tus necesidades.

Ventajas
  • Mejor drenaje y aireación
  • Son fáciles de trasplantar
  • Ideales para el cultivo en interior, también para el exterior
  • Permite la plantación de gran cantidad de especies de plantas
  • Facilita el proceso de trasplantar sobre otro contenedor, ya sea en otra bolsa o maceta
  • Disminuye la posibilidad de que se tuerzan las raíces, lo que garantiza una producción más ágil
  • Reporta ahorros considerables, ya que evita invertir en infraestructura de germinación y sus costos asociados
  • Requiere poco mantenimiento, solo erradicar las malas hierbas, regar y cuidar de la exposición al sol
  • Sus variados diseños favorecen su uso como objeto decorativo dentro del hogar
  • Puedes controlar sus condiciones ambientales (temperatura, humedad, riego, luz, etc.), y dan la posibilidad de producir cultivos en cualquier época del año
Desventajas
  • Seca muy rápido el sustrato, lo que condiciona que la tierra no se empape por mucho tiempo
  • El drenaje y la aireación de la bolsa de cultivo llevan a necesidades de riego más frecuentes
  • Cuando son expuestas a climas fríos, es recomendable trasladarlas al interior, ya que pueden exponer a la planta a temperaturas muy bajas
  • No es apropiado su uso en especies de plantas con raíces de gran profundidad

¿Qué tipos de bolsas de cultivo existen?

Según el tipo de material se pueden dividir en dos grandes grupos: bolsas de cultivo plásticas y de tela. A continuación te presentamos las principales diferencias para que sepas qué tipo de bolsa de cultivo usar.

Características Bolsas de cultivo plásticas Bolsas de cultivo de tela
Frecuencia de Riego Deben ser regadas con frecuencia Necesitan ser regadas más que las bolsas de cultivo de plástico
Retención del agua La capacidad de respirar del plástico puede evitar exponer sus plantas a la pudrición de la raíz. El agua hace circular mejor los nutrientes Evaporan el agua a través de sus paredes y ello mantiene fresca a la planta
Capacidad Tienen mayor disponibilidad en variedad de capacidades Es limitada la disponibilidad en formatos de gran capacidad
Control de temperatura Proporcionan un aislamiento térmico superior, protegiendo las raíces contra el frío y el calor Son mucho más transpirables y eficientes con el control de la temperatura
Limpieza Se pueden lavar a mano y reutilizar Se pueden lavar en la lavadora y reutilizar

¿Cómo utilizar las bolsas de cultivo?

Las bolsas de cultivo pueden ser utilizadas para trasplantar. Te será muy fácil, solo tienes que cortar su parte inferior y colocarla sobre la nueva tierra. Recuerda siempre que debes de regar inmediatamente que quede en su nuevo contenedor. El mantenimiento de tu planta y el control sobre sus fases de desarrollo te serán igualmente fáciles si las dejas crecer en bolsas de cultivo.

Primero debes elegir la bolsa de cultivo. Más adelante te explicamos cómo hacerlo, pero es importante que tengas en cuenta el tamaño de tu planta. No compres una bolsa muy grande a menos que plantes algo grande.

Sigue estos sencillos pasos para sembrar tus plantas en bolsas de cultivo:

  1. Cubre la bolsa de cultivo con piedras de arcilla o perlita gruesa para ayudar al drenaje. Trata de cubrir la parte inferior de la bolsa con al menos 2,5 centímetros. Esto garantizará que las raíces de tu planta respiren.
  2. Añade tierra a la bolsa de cultivo, para ello puedes preparar tú mismo el sustrato o comprarlo ya preparado.
  3. Si la bolsa no tiene orificios de drenaje, perfóralos en la parte inferior con unas tijeras. Los orificios permiten liberar el exceso de humedad y deben estar separados aproximadamente 1,3 centímetros.
  4. Antes de ubicar la bolsa de cultivo ten en cuenta la cantidad de luz solar y calor que necesitarán tus plantas.
  5. Al sembrar tu planta, asegúrate de cubrir toda su raíz con la tierra.
  6. Riega tus plantas a menudo, preferiblemente en las primeras horas del día o en las últimas de la tarde.
  7. Instala un sistema de riego.
  8. Fertiliza tus plantas al menos una vez a la semana.

¿Cómo regar tus plantas en bolsas de cultivo?

Para usar las bolsas de cultivo, debes saber que el riego es fundamental, ya que, como se apuntaba antes, el sustrato se seca con mucha rapidez y puede derivar en la muerte de la planta. Si acabas de hacer un trasplante a una bolsa de cultivo, has de regar tu planta diariamente por unos días. Presta atención, te recomendamos tres sistemas de riego que te pueden ayudar a garantizar el adecuado tratamiento a tus cultivos.

Sistema de autorriego casero

  • Existen variedad de formas de hacer un sistema de autorriego casero. Uno de ellos consiste en tomar un envase de agua e introducir un cordón o tira de tela. El otro extremo debe introducirse en la tierra de la planta a regar.
  • La tira de tela actuará como absorbente para la planta, protegiéndola frente a la deshidratación del sistema radical.

Sistema de goteo con botella

  • Requiere de una botella de plástico como depósito de agua.
  • La botella debe tener instalada en la apertura un dispensador de agua. Esta se ubica encajada en el sustrato, en posición vertical hacia abajo.
  • Este sistema permite controlar la velocidad de goteo y el ritmo de caída del agua, haciendo que la botella pueda alimentar continuamente a la planta.
  • Permite configurar el flujo de agua de acuerdo con las necesidades de la planta.
  • Es muy recomendado su uso si vas a estar fuera por unos días.

Sistema de goteo con tubería

  • Es un poco más complejo que los sistemas anteriores, ya que requiere la instalación de las tuberías y otros componentes para su automatización. Suelen usarse como componente: válvulas hidráulicas, sensores, programadores de riego, contadores, etc.
  • El riego por goteo con tubería es un sistema localizado que consiste en regar las plantas por medio de gotas de agua, las cuales son filtradas por una manguera.
  • Ayuda a regular eficientemente el consumo del agua.
  • Se recomienda utilizar un tipo de filtro de agua para impedir la obstrucción de los orificios por los que esta sale.

Bolsas de cultivo: ¿Qué puedo sembrar?

En las bolsas de cultivo puedes sembrar casi cualquier planta, desde patatas o zanahorias, hasta hierbas, flores o incluso dar vida a los esquejes de las plantas. Estos pequeños fragmentos de tallo son ideales para tu bolsa porque no se atrofiarán en el fondo. Es importante tener en cuenta que lo recomendable es cultivar plantas con raíces de poca profundidad.

Tus plantas también necesitarán apoyo a medida que crecen, por lo que puedes agregar estacas o bastones, o colocar la bolsa de cultivo apoyada a algo a lo que la puedas atar. Algunas de las plantas que podrás cultivar son: tomates, pimiento, berenjenas, pepinos, calabacines, fresas, arándanos, lechuga, frijoles, zanahorias, hierbas, flores, etc.

¿Hasta cuándo se pueden reutilizar las bolsas de cultivo?

Muchos de los fabricantes de bolsas dicen que duran de 3 a 4 años, pero todo dependerá del uso y el cuidado que le des. Las elevadas temperaturas así como la exposición a los rayos ultravioleta pueden exponer a tus plantas al peligro. Es necesario no ubicarlas en lugares donde puedan sufrir esta amenaza.

Las bolsas de cultivo son bastante resistentes y cuando no tienen una planta pueden usarse como canasta para almacenar objetos. Se limpian fácilmente y se pueden reutilizar tantas veces como se quiera. Si la tierra aún luce saludable, también puedes utilizarla por 2 a 3 temporadas más, siempre y cuando se modifique con nuevo abono, materia orgánica o fertilizante.

El sistema de producción en bolsas de cultivo es muy beneficioso para las plantas, ya que favorece el desarrollo natural de las mismas y, además, son muy fáciles de utilizar. (Fuente: sutichak: 133945576/ 123rf)

¿Qué sustrato utilizar en las bolsas de cultivo?

La preparación del sustrato es imprescindible para que la planta crezca sana y fuerte. Además, el sabor de los frutos producidos en los diferentes sustratos puede verse afectado en dependencia del sustrato que utilicemos. Es importante tener en cuenta que la Conductividad Eléctrica (CE) de la solución de alimentación, la frecuencia de riego y la cantidad de solución nutritiva proporcionado a las plantas varía entre el crecimiento medio y esto afectará el rendimiento y la calidad de la misma(2).

  • Se puede utilizar estiércol como fuente de nutrientes, también es nutritiva la cascarilla de arroz, ya que le proporciona porosidad al suelo para que almacene oxígeno y agua para la planta.
  • Puedes usar diferentes mezclas de sustrato como la fibra de coco, estiércol de pollo, estiércol de caballo, compost de hongos y de vermiculita. Los sustratos tienen diferentes características físicas y químicas que pueden afectar el rendimiento de tu planta. Es recomendable que antes de preparar tu mezcla, lo consultes con un experto.

Criterios de compra

Cuando investigues qué bolsa de cultivo comprar, asegúrate de elegir de acuerdo al tamaño de las raíces. No todos los modelos son iguales, pueden diferir en cuanto a las dimensiones, capacidad, etc. También recomendamos que se tome el tiempo de consultar las opiniones de los clientes. Ya verás que elegir cuidadosamente una bolsa de cultivo es mucho menos complejo de lo que parece.

Dimensiones

Las dimensiones son muy importantes, ya que de esto depende que las plantas permanezcan en buen estado. Elegir el adecuado tamaño evitará malformaciones como raíces enrolladas o formación de nudos. Para determinar el tamaño de la bolsa de cultivo que necesitas, elementos como el volumen, la profundidad y el diámetro son los más importantes a considerar.

El diámetro es uno de los elementos a tener en cuenta y este dependerá de la especie a ser cultivada en él. Los árboles y arbustos de hojas grandes necesitan un mayor diámetro de contenedor para que el agua de riego pueda recorrer su follaje hasta llegar al sustrato. Las plantas de raíces muy ramificadas y/o de crecimiento rápido requieren de bolsas más grandes, mientras que las de raíces no tan frondosas y/o de crecimiento lento requieren bolsas pequeñas.

Volumen

La importancia del volumen del contenedor es indiscutible. Numerosos estudios demuestran que el agua adicional y la mayor cantidad de nutrientes disponibles en los envases mayores proporcionan significativamente mejores resultados de crecimiento y supervivencia. Por otro lado, también se aconseja, para climas áridos y secos, la utilización de contenedores mayores de 300 cc. No obstante, para especies de crecimiento más lento en vivero los contenedores de menor volumen pueden ser válidos(3).

La profundidad del contenedor también es significativa porque determina la proporción de sustrato que drene libremente dentro de él. Las plantas con sistemas radicales profundos pueden estar en contacto con la humedad del suelo a lo largo de toda la temporada de crecimiento.

Conocer los tipos de bolsas de cultivo, cómo se utilizan, sus beneficios y la variedad de semillas que puedes sembrar en ellas, te permitirá sacarles el mayor provecho. (Fuente: singkham: 81360312/ 123rf)

Material

Los materiales de fabricación de las bolsas de cultivo forman parte de las condiciones de vida de las plantas. Es importante conocer qué ventajas e inconvenientes presenta cada uno de ellos antes de elegirlas. Es importante que el material pueda durar como mínimo el tiempo necesario para criar la planta sin que sufra desperfectos que afecten a la calidad de la planta.

El plástico puede soportar el uso intensivo de suministros de jardinería y durar mucho tiempo. Por otro lado están las bolsas de cultivo de tela, que también tienen ventajas asociadas como la de permitir mayor aireación y son más amigables con el medio ambiente.

Densidad de la planta

La densidad del cultivo influye en el desarrollo de la planta. Las especies de hojas grandes deberían cultivarse a baja densidad, mientras que las de hojas más pequeñas pueden producirse en mayores densidades.

Tabla: Efectos de la densidad sobre el crecimiento de las plantas(4).

Alta Densidad Baja Densidad
Las plantas serán más altas y tendrán diámetros de cuello menores. Las plantas serán más bajas y tendrán diámetros de cuello mayores.
Difícil de regar y fertilizar con aspersores superiores fijos porque el agua y los fertilizantes líquidos deben atravesar el follaje. Más fácil de regar y fertilizar con aspersores superiores fijos.
Mayor probabilidad de enfermedades foliares debido a la mala circulación de aire entre las plantas. Mejor circulación de aire entre plantines, menores problemas de
enfermedades.
Temperatura del sustrato más baja Sustrato más tibio
El follaje inferior morirá por la falta de insolación. Las plantas tendrán copas más completas porque llega más luz al follaje
inferior.

Espaciamiento de la planta

La distancia entre plantas es otro factor importante a considerar. El espaciamiento afecta la cantidad de luz, agua y nutrientes disponibles para cada planta. En general, las plantas que crecen con menor espaciamiento, se desarrollan más altas y tienen menor diámetro a nivel del cuello que aquellas que se cultivan más distanciadas.

Por ejemplo, en el caso de los tomates, se han utilizado con éxito diferentes disposiciones de espaciamiento. Algunas investigaciones han demostrado repetidamente que el óptimo espaciamiento para un cultivo de tomate de invernadero es de aproximadamente 3 1/2 ~ 4 pies por planta(5). El espaciamiento puede afectar la altura, la rectitud de los tallos, el diámetro del cuello y la frondosidad.

Resumen

Las bolsas de cultivo están de moda en estos días, y puede encontrar muchísimos proveedores que las ofrecen a precios asequibles. Hay una amplia disponibilidad de diferentes tamaños para cultivar todo tipo de cultivos en terrazas, patios, balcones, jardines, etc.

Si deseas cultivar tu propio huerto, pero tiene limitaciones de espacio, todo lo que necesitas son bolsas de cultivo. Ideales para terrazas, jardines, balcones y también para interiores. Con esta guía de compra podrás tomar la decisión adecuada sobre qué bolsa de cultivo elegir. Permítele a tus plantas un sistema de raíces fuerte y saludable.

(Fuente de la imagen destacada: nuengbk: 126795340/ 123rf)

Referencias (5)

1. Domínguez Lerena, S. La importancia del envase en la producción de plantas forestales. Revista Quercus no. 134. Pp. 34-37 (1997).
Fuente

2. Grunert, O., Perneel, M., and Vandaele, S. Peat-based organic growbags as a solution to the mineral wool waste problem. Mires and Peat, Volume 3 (2008).
Fuente

3. Castillo Martínez, Iris de la C. Efecto de diferentes sustratos y del endurecimiento por riego en la calidad de las plantas Eucalyptus grandis Hill ex Maiden en contenedores en Pinar del Río, Cuba. Universidad de Alicante (2007).
Fuente

4. Luna T, Landis D. T. & Dumroese Kasten R. Contenedores: Aspectos técnicos, biológicos y económicos. Consejo Federal de Inversiones. Colección Nexos. Pp. 79-85 (2012).
Fuente

5. Bauerle L. W. Bag Culture Production of Greenhouse Tomatoes. Circular Especial 108. Ohio Agricultural Research (2008).
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Domínguez Lerena, S. La importancia del envase en la producción de plantas forestales. Revista Quercus no. 134. Pp. 34-37 (1997).
Ir a la fuente
Artículo científico
Grunert, O., Perneel, M., and Vandaele, S. Peat-based organic growbags as a solution to the mineral wool waste problem. Mires and Peat, Volume 3 (2008).
Ir a la fuente
Tesis Doctoral
Castillo Martínez, Iris de la C. Efecto de diferentes sustratos y del endurecimiento por riego en la calidad de las plantas Eucalyptus grandis Hill ex Maiden en contenedores en Pinar del Río, Cuba. Universidad de Alicante (2007).
Ir a la fuente
Artículo científico
Luna T, Landis D. T. & Dumroese Kasten R. Contenedores: Aspectos técnicos, biológicos y económicos. Consejo Federal de Inversiones. Colección Nexos. Pp. 79-85 (2012).
Ir a la fuente
Artículo científico
Bauerle L. W. Bag Culture Production of Greenhouse Tomatoes. Circular Especial 108. Ohio Agricultural Research (2008).
Ir a la fuente
Evaluaciones