Última actualización: 30/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

La ducha puede ser un lugar peligroso para las personas mayores o con discapacidad. Esto se debe a que es un espacio resbaladizo, donde se pueden caer y lesionar con facilidad. Para evitarlo, existen las barras de seguridad para el baño. Están diseñados para que los usuarios apoyen su peso y no pierdan el equilibrio.

Su uso no está limitado solamente a gente con movilidad reducida, sino que también los pueden utilizar personas de todas las edades y condición física. Al fin y al cabo, todo el mundo puede sufrir un resbalón al ducharse. Si quieres saber más acerca de su utilidad y características, te invitamos a seguir leyendo este artículo.




Lo más importante

  • Las barras de seguridad para el baño están diseñados para proteger a las personas de posibles caídas o resbalones. Además, facilitan el acceso a la ducha o a la bañera.
  • Están fabricados con materiales resistentes al agua y a la humedad para evitar que se oxiden o se deterioren con facilidad.
  • Es muy importante realizar una correcta instalación, ya que un pequeño fallo puede poner en riesgos la salud de los usuarios.

Las mejores barras de seguridad para el baño del mercado: nuestras recomendaciones

En el mercado puedes encontrar barras de seguridad de diferentes tamaños, materiales, resistencia o diseño. Determinar cuál es el asidero correcto entre tantas alternativas puede resulta muy difícil. A continuación, hemos seleccionado las mejores opciones para cada categoría. Tu próximo asidero puede estar aquí.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las barras de seguridad para el baño

Las barras de seguridad para el baño pueden ayudar a satisfacer diferentes necesidades. Según cuál sea el material del que estén fabricados o su resistencia, estarán dirigidos a un tipo de persona u otro. En la siguiente sección, vamos a darte toda la información que necesitas acerca de estos dispositivos:

Si las barras de seguridad para el baño se van a colocar para personas con discapacidad, tendrás que asegurarte de que son adecuados para su condición y necesidades. (Fuente: Marcus Aurelius: 4063494/ Pexels)

¿Para qué sirven las barras de seguridad para el baño?

Las barras para ducha tienen como función principal brindar seguridad a sus usuarios. Ayudan a los usuarios a mantener el equilibrio y a evitar resbalarse en la ducha o en la bañera. Por lo tanto, son un dispositivo indispensable para prevenir posibles caídas. Estas pueden ser muy peligrosas, especialmente, para discapacitados y personas mayores.

Además de evitar caídas, facilitan el acceso y la salida de la ducha a personas con movilidad reducida. De esta manera, consiguen autonomía para ducharse sin ayuda de terceros. Igualmente, los asideros para baño pueden servir como accesorio para colgar toallas o albornoces. Así, podrás aprovechar el espacio al máximo.

¿Cómo colocar las barras de seguridad para el baño?

Dependiendo de la barra de seguridad que desees instalar, deberás seguir un proceso u otro. A continuación, te explicamos como colocar un asidero con ventosa y uno convencional:

Asidero con ventosa:

  • Debe colocarse en azulejos sin rugosidades, para que el agarrador se adhiera sin problema.
  • Es importante que no se posicione en azulejos más pequeños que el propio asidero.
  • Otro aspecto a tomar en cuenta es que el asidero para ducha no coincida con la junta de la cerámica.
  • Una vez encontrado el lugar idóneo para instalar el agarrador para ducha, deberás secar bien la zona.
  • Finalmente, solamente deberás presionar el dispositivo y bajar las pestañas.

Asidero convencional:

  • Primero, es aconsejable que utilices un detector de metales para evitar perforar una tubería.
  • Después, hay que marcar la zona que vas a agujerear.
  • Mediante un taladro se perforan los azulejos para realizar los agujeros.
  • A continuación, con un martillo hay que colocar los tacos en los agujeros.
  • Finalmente, se introducen los tirafondos para fijar correctamente el asidero para ducha.

Debes tener cuidado a la hora de instalar las barras de seguridad para el baño, ya que una mala colocación puede poner en riesgo la seguridad de los usuarios. (Fuente: Anete Lusina: 4792488/ Pexels)

¿Dónde colocar las barras de seguridad para el baño?

Deben situarse dentro de la ducha para tenerlos a mano por si ocurre algún accidente. Además, tienen que estar adaptados a la altura de la persona. Si se van a utilizar para personas mayores o minusválidas, se recomienda que el asidero horizontal esté a 0,75 metros de altura, y el vertical a 0,80 metros.

La estructura final deberá tener una forma de “L”.

Es muy importante que la pared donde vayas a colocar el asidero para ducha tenga resistencia suficiente para aguantar grandes pesos. Además, tendrás que asegurarte de que no haya una tubería en la zona en la que vas a instalar el agarrador. De lo contrario, podrías perforarla.

¿Qué tipos de barras de seguridad para el baño existen?

En el mercado, se pueden encontrar agarradores para ducha de diferentes tipos. En la siguiente tabla, te vamos a mostrar las diferentes opciones que existen y sus características:

Tipos Características
Fijos Suelen ser los que más peso soportan.
Se instalan paralelamente a la pared.
Son perfectos para incorporarse y levantarse con facilidad de la silla de la ducha.
También pueden utilizarse como colgador de toallas o ropa.
Abatibles Funcionan mediante un sistema de bisagras.
Sirven para ahorrar espacio en el baño, ya que se pueden recoger cuando no se necesiten.
De acero inoxidable Son resistentes al agua por lo que no se estropean con la humedad.
Aguantan intactos por mucho tiempo.
No es necesario secarlos después de limpiarlos.
Con ventosa Se pueden colocar en cualquier lugar del baño.
Puedes transportarlos con facilidad.
Gracias a sus ventosas no necesitas realizar ninguna obra.
Hay que asegurarse de que las ventosas son capaces de soportar el peso requerido.
Con el tiempo pierden resistencia.
Ergonómicos El agarre es cómodo y se adapta a la forma de la mano.
El exterior es de goma y proporciona un tacto agradable.
Su estructura de metal consigue que sea resistente al agua. 

Asideros con ventosa o con tornillos: ¿cuál seleccionar?

La gran ventaja de las barras de seguridad con ventosa es que no necesitas realizar obras en el baño para instalarlas. Sin embargo, son menos resistentes que las de tornillos. Además, con el tiempo pueden perder resistencia. En cuanto a los asideros con tornillos, proporcionan un gran aguante, ya que suelen soportar más de 200 kg. No obstante, su instalación puede resultar aparatosa y no adaptarse a las duchas pequeñas.

Teniendo todo ello en cuenta, te recomendamos adquirir unas barras de seguridad de tornillo si las vas a utilizar para mejorar la estabilidad de personas mayores o discapacitadas. Si, en cambio, buscas conseguir una mayor comodidad a la hora de acceder a la ducha o prevenir pequeños resbalones, te aconsejamos los asideros con ventosa.

Criterios de compra

Al momento de seleccionar un asidero para la ducha, es necesario tomar en consideración ciertos aspectos. Especialmente, si se va a utilizar para la seguridad de personas con movilidad reducida. Además, dependiendo de tus necesidades, deberás centrarte en unas características u otras. Por lo tanto, hemos realizado un listado con los criterios de compra que deberás tener en cuenta a la hora de adquirir una barra de seguridad.

Utilidad

Es muy importante que, antes de adquirir un asidero para ducha, tengas claro qué funciones va a cumplir. Estos pueden tener como objetivo principal proteger a las personas mayores de posibles caídas, facilitar el acceso a la ducha a discapacitados o simplemente, proporcionar una mayor estabilidad al usuario.

Si convives con personas mayores o con movilidad reducida, tendrás que asegurarte de que los agarradores cumplan con las normativas de seguridad. Esto se debe a que una mala colocación o instalación puede llegar a ser muy peligrosa. Si, en cambio, deseas adquirir uno para tener mayor comodidad y estabilidad, no hará falta que busques entre los más grandes o los que más peso soportan.

Tamaño

El tamaño de la ducha y del baño condiciona el asa de seguridad que vayas a adquirir, pues debes tener espacio suficiente para instalarla. De hecho, algunas pueden llegar a ser aparatosas, por lo que te aconsejamos medir la zona disponible antes de comprar una.

Los asideros más pequeños rondan los 30 centímetros y los más grandes pueden superar los 90 centímetros.

Los que tienen mayor resistencia y seguridad suelen ser de tamaño superior. Por lo tanto, si convives con discapacitados o personas mayores, es importante que dispongas del espacio suficiente en la ducha y en el baño para poder instalarlos.

Asideros para ducha

Las barras de seguridad para el baño están diseñados para proteger a las personas de posibles caídas o resbalones. Además, facilitan el acceso a la ducha o a la bañera. (Fuente: Pamai: 165270705/ 123rf)

Material

Las barras de seguridad, al estar expuestas al agua y a la humedad, es importante que estén fabricadas con componentes resistentes a la corrosión. En la siguiente tabla, te mostramos los diferentes materiales de los que pueden estar hechos las barras de seguridad para el baño y sus características:

Materiales Características
Latón Es uno de los materiales más utilizado en el baño.
Es inoxidable.
Al fabricarse en una sola pieza no contiene puntos de soldadura que puedan corroerse.
Plástico (Polipropileno) Es resistente al agua, ya que absorbe muy poco la humedad.
Soporta altas temperaturas, por lo que no se dañará con el agua caliente.
Es uno de los plásticos más ligeros.
Acero inoxidable Es resistente a la corrosión.
Se mantienen en buen estado por mucho tiempo.
Es inoxidable.
La suciedad se elimina con facilidad.
Aluminio Es un material muy ligero, un tercio más ligero que el acero.
Garantiza una gran durabilidad.
Es resistente a la corrosión.
Metal cromado Es muy resistente al desgaste.
Soporta altas temperaturas.
Evita la corrosión.
Repele la suciedad.

Resistencia

Es muy importante que te informes sobre la carga que puede soportar el asidero para ducha. Si, por ejemplo, lo vas a utilizar para aguantar grandes pesos, deberás seleccionar aquellos con mayor resistencia. Por lo general, pueden resistir desde 50 kg hasta 200 kg.

Los que menos resistencia suelen tener son los de ventosa. Por lo tanto, si se va a poner mucho peso en él, te aconsejamos que adquieras los que se instalan mediante tornillos. Cabe destacar que, hoy en día, existen asideros con ventosa que pueden soportar grandes cargas.

Instalación

Dependiendo del asidero para ducha que se vaya a colocar, la instalación puede ser aparatosa o muy sencilla. Si no quieres realizar grandes obras en el baño, te aconsejamos adquirir uno con ventosa. Tan solo deberás bajar unas pestañas y el asa de seguridad ya estará sujeta.

Sin embargo, instalar un asidero con tornillo es más laborioso. Además, si se va a colocar para personas mayores o discapacitadas, deberás seguir algunas normativas para no poner en riesgo su salud. Hay que asegurarse de que se colocan a la altura adecuada y en una posición adaptada a sus necesidades.

Resumen

Las barras de seguridad para el baño son indispensables para el día a día de las personas mayores o con discapacidad. Consiguen protegerlas de posibles caídas y que sean más independientes. Igualmente, si no sufres de movilidad reducida, podrás utilizarlos para acceder a la ducha con más facilidad o también, como colgador de ropa o toallas.

Asimismo, las asas de seguridad pueden utilizarse en otras zonas de la casa. Por ejemplo, en las escaleras o en los pasillos. En definitiva, son unos dispositivos que proporcionan seguridad a las personas y que les facilitan realizar tareas cotidianas que suelen resultar peligrosas.

(Fuente de la imagen destacada: Rodphan: 91238194/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones