Última actualización: 31/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

19Productos analizados

14Horas invertidas

3Estudios evaluados

65Comentarios recaudados

Llegamos a nuestra vivienda y lo primero que hacemos es cambiarnos los zapatos por unos más cómodos: las zapatillas de estar por casa. ¿Cómo podemos evitar desperdigar por el suelo el par de zapatos? Parece un hábito muy sencillo y rápido, ¡pero cuánto nos cuesta guardarlos en ese mismo momento!

Organizar los zapatos suele ser el mayor causante de dolores de cabeza cuando hablamos de la organización en el hogar. Mantener la armonía del orden en nuestro calzado es posible. Un banco zapatero es la mejor opción para resolver este problema de manera fácil y discreta.




Lo más importante

  • Un banco zapatero puede formar parte de tu hogar armoniosamente. No tiene por qué estar lo menos visible posible. ¡Únicamente se trata de elegir bien!
  • Como otro mueble de nuestro hogar, una serie de trucos y consejos nos ayudan a alargar su durabilidad y a sacar el máximo provecho de su utilidad.
  • Teniendo en cuenta unos atributos muy sencillos, tu decisión de compra puede resultar en el mejor banco zapatero para tu hogar. Es un tipo de mueble muy práctico, sencillo y versátil.

Los mejores bancos zapateros: nuestras recomendaciones

La variedad de estilos, de formas y colores es inmensa. En esta sección te mostramos nuestra selección de los mejores. ¡Esperamos que encuentres el que deseas y necesitas!

Guía de compras: lo que debes saber sobre los bancos zapateros

Quizá ya tienes un zapatero en casa y estás en busca de ampliar tu capacidad de almacenamiento, o quizá esta será tu primera adquisición. En esta sección resolvemos las dudas más comunes para acertar y aclarar qué necesidades debes cubrir con tu nuevo mueble.

chica con zapatos

Existen multitud de posibilidades a la hora de colocar un banco zapatero. Intenta integrarlo con el resto del mobiliario para que forme parte de la decoración. (Fuente: 21556266/ 123rf)

¿Dónde colocar un banco zapatero?

Las opciones son infinitas. Es muy versátil, con las medidas y proporciones adecuadas. Puedes colocar el mueble donde prefieras, según tus gustos y tus necesidades. No obstante, existen varios lugares clave, típicos y recurrentes en los que colocarlo:

  • A los pies de la cama: Es un elemento decorativo muy común en un dormitorio. ¿Por qué no combinar diseño y decoración con organización? Sustituyendo este mueble por un banco zapatero, conseguimos un dos por uno.
  • En el recibidor: La entrada es el espacio más higiénico posible donde colocar este mueble. En las suelas queda impregnada suciedad inevitablemente. Pero si nos descalzamos nada más llegar a casa, evitamos ensuciar el suelo. Es el lugar perfecto para almacenar los pares que utilizas a diario.
  • En el vestidor: Prueba a colocar el zapatero en el centro del vestidor. Te ayudará con la distribución. Te servirá como lugar donde reposar las prendas elegidas y como asiento para ponerte los zapatos.

El calzado se suele acumular, sobre todo en los cambios de armario. Tener varios en distintas estancias de la casa puede resultar muy útil. Aprovecha el pasillo, el baño o alguna estancia exterior para guardar aquellos que utilizas con menor frecuencia.

¿Qué tipos de banco zapatero existen?

La característica que diferencia los tipos que existen es la distribución de los zapatos. Se clasifican según la manera en la que se organizan, la posibilidad de aumentar o no la capacidad natural del zapatero y si quedan a la vista. Encontramos cuatro tipos de banco zapatero principales:

  • En forma de baúl: Los zapatos no quedan a la vista de nadie, pero no es posible aumentar la capacidad de almacenaje.
  • Distribuido en baldas: Los zapatos quedan a la vista, pero sí es posible aumentar el número de pares a guardar.
  • En acordeón: El calzado no se ve desde el exterior, pero la capacidad suele estar preestablecida según fabricación.
  • Distribuido en compartimentos: Los zapatos suelen quedar a la vista, aunque existe la posibilidad de añadir puertas, además de poder aumentar la cabida.

¿Qué ventajas tiene un banco zapatero con asiento?

La principal ventaja que aporta un banco zapatero con sillón es la comodidad. En raras ocasiones nos calzamos sin tomar asiento en algún lado. Coger el par de zapatos y desplazarte hasta una silla, puede quitarnos tiempo, incluso darnos pereza y terminar haciéndolo de pie. ¡Todos hemos perdido el equilibrio poniéndonos un zapato!

En cambio, si tu zapatero cuenta con asiento, en ese mismo espacio reducido lo tienes todo hecho. Escoges el par que va a completar el look. Correctamente guardado, organizado y localizable, te lo pones y listo para salir de casa.

Así mismo, si hay niños en la familia, incluso se podría decir que es necesario. La altura a la que puedes sentar al peque en el banco es idónea para ayudarle a ponerse los zapatos. De esta manera, se evita que recurran a sentarse en el suelo para calzarse.

Consejos para organizar un banco zapatero

Estarás de acuerdo con que una buena organización permite sacar el máximo provecho a cualquier cosa. Con unos pequeños objetos podemos conseguir sacarle el mayor partido al espacio y guardar el mayor número de pares de zapatos posible.

  • Soportes: Pueden multiplicar la capacidad de nuestro mueble. Se trata de un organizador individual que permite colocar una pareja de zapatos en vertical: uno arriba y otro abajo. Son de gran utilidad y no deforman de ninguna manera nuestro calzado.
  • Cuñas: Son pequeñas baldas de plástico que cumplen con la misma función que los soportes. Permiten colocar un zapato en la base y otro arriba, actúan como si el zapatero tuviera un estante más.
  • Cajas transparentes: Permiten localizar a simple vista el modelo que quieres utilizar ese día. Son el complemento perfecto para ahorrar tiempo, pero no espacio.

cajas de zapatos

El banco zapatero ayuda a mantener un orden. Colocarlo a la entrada evitará que se ensucie el suelo al llegar a casa. (Fuente: 113447645/ 123rf)

¿Cómo mantener un banco zapatero limpio?

El día que dedicamos a realizar el cambio de armario, es recomendable aprovechar para limpiar en profundidad el zapatero. Esto nos puede llevar un poco más de tiempo, pero bastará con gestos insignificantes para mantenerlo limpio el resto del año. Mantener el zapatero aseado es muy sencillo con unos pequeños pasos rápidos y eficaces.

  1. Frotar bien las suelas en el felpudo antes de entrar en casa
  2. Rociar el calzado con un spray adecuado como el desinfectante textil

Cuando pensamos en zapatos, podemos imaginar que están asociados al mal olor. Por supuesto, esto no ocurre con todas las personas ni con todos los zapatos, depende de muchos factores. No obstante, es tan sencillo como colocar en nuestro mueble un ambientador de armario. Nunca está de más un olor agradable.

Criterios de compra

La elección del mueble zapatero va a depender principalmente de tus necesidades y del espacio que dispongas para su incorporación en el hogar. A continuación, te mostramos las principales características y atributos que debes considerar para tomar una buena decisión.

Capacidad de almacenamiento

¿Cuántos pares de zapatos pretendes almacenar? Debes tener clara esta pregunta para saber qué tipo de banco zapatero necesitas. La mayoría de estos muebles están diseñados para guardar una media de entre 6 y 8 pares. Sin embargo, puedes encontrar alguno con una mayor capacidad de hasta 10.

Como ya sabes, esta capacidad de almacenamiento se puede multiplicar con complementos que te hemos mostrado anteriormente. Si quieres tu zapatero para guardar únicamente los pares justos y necesarios que más utilices, con uno estándar será suficiente. Si lo deseas para un almacenaje más general, busca encontrar la mayor cabida.

Tamaño

Es obvio que el tamaño del banco va ligado a su capacidad. Cuanto mayores sean sus medidas, mayor número de calzado podrás guardar. El más pequeño que puedes encontrar en el mercado tiene unas dimensiones de 60 cm de largo y 40 de alto. Si necesitas mayor almacenaje, puedes recurrir a uno con más de un metro de longitud.

Independientemente de cuántos pares necesites guardar, es recomendable que tengas en mente unas medidas de 34 cm de fondo y 20 cm de alto. Así tus zapatos no sobresaldrán de los estantes y podrán caber modelos de tipo botín o que tengan tacón.

cajones

Existen multitud de opciones a la hora de elegir un banco zapatero. Puedes hacerlo el protagonista de la habitación o, por el contrario, hacer que combine con el resto de muebles. (Fuente: 54437957/ 123rf)

Material

El material del mueble va a marcar y establecer, principalmente, el estilo que aportes a la estancia. Así mismo, hace que el zapatero sea más o menos ligero y soporte mayor o menor carga.

Un banco zapatero fabricado con metal, va a dar un diseño industrial, diferente y arriesgado a la estancia. Además, va a tener un peso más ligero que uno de madera, por lo que su transporte y montaje puede resultar más sencillo.

En cambio, si está fabricado en madera, su color va a marcar el diseño. Una madera clásica aportará un estilo vintage y rústico. Si se trata de madera lacada en colores como blanco o negro, se trata de un estilo moderno, más actual. No obstante, tendrá un mayor peso, así como mayor resistencia y estabilidad.

Diseño

Existen numerosos tipos de zapateros, pero el caso de los bancos suelen estar pensados para ser integrados con el resto de mobiliario. No tiene por qué estar escondido, puede formar parte de la armonía de la estancia donde quieras colocarlo. En la industria mobiliaria hay una gran cantidad de estilos y diseños a elegir.

Un zapatero de madera con acabado blanco siempre será una buena opción. Es un modelo muy versátil y complaciente a cualquier tipo de decoración que siga tu hogar. No obstante, el estilo industrial resulta más arriesgado, pero puede provocar un efecto de contraste.

Capacidad de carga

A la hora de fijarte en la capacidad de carga, no solo debes tener en cuenta el número de pares que quieras almacenar. También debes plantearte si lo vas a utilizar con asiento acolchado para sentarte sobre él, o simplemente vas a colocar objetos encima a modo decorativo.

No obstante, no debería ser tu mayor preocupación. Un banco zapatero está diseñado para que puedas reposarte sobre él a la hora de colocarte los zapatos. Por lo tanto, en mayor o menor medida, soportará el peso necesario. Si bien es cierto que un mueble de material más consistente y robusto te aportará mayor capacidad de carga y seguridad.

Resumen

Si te gusta la decoración y la efectividad en tu hogar, dar el paso de adquirir un banco zapatero es la mejor opción. No es necesario rechazar la belleza cuando hablamos de almacenaje del calzado. Los zapatos no solo combinan con tu look, también pueden combinar en tu vivienda.

La comodidad que aporta este tipo de mobiliario no te dejará indiferente. Facilita en gran medida el día a día, el acto cotidiano de calzarse y descalzarse en un único espacio cómodo, bonito y eficaz. ¿Ya tienes claro dónde lo vas a ubicar?¡Cuéntanoslo!

(Fuente de la imagen destacada: 54613201/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones