Última actualización: 25/05/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

17Productos analizados

22Horas invertidas

5Estudios evaluados

156Comentarios recaudados

El tiempo no pasa factura a todos y los azulejos del baño no son menos. Cada cierto tiempo, los azulejos de tu baño necesitan una renovación, ya sea por que están muy desgastados o porque te recuerdan a una película de los años 60. Si te estás planteando reformar tu baño o darle otro aire, estás en el lugar indicado.

Elegir los azulejos para baños no es una tarea fácil. Por ello, existen mil dudas a la hora de hacerlo. En este artículo, te ofrecemos una guía para que tengas toda la información necesaria. De esta forma, encontrarás los azulejos de baño perfectos para ti.




Lo más importante

  • La oferta de azulejos para baños que hay en el mercado es muy amplia. Lo más seguro es que no conozcas los tipos de azulejos que existen. O cuáles son los que más se recomiendan. Una de las cosas que tienes que tener claras es el estilo de decoración que quieres. Esta cuestión es clave para, por ejemplo, elegir el diseño de azulejos para baño.
  • Cuando tengas claro el tipo de azulejos que quieres, es importante que sepas cuántos necesitas en tu baño. En el caso de que no quieras hacer obra, debes saber que existen otras opciones. Por ejemplo, los azulejos para baños adhesivos y vinílicos. Incluso, hay pintura para azulejos de baño.
  • Cuando vayas a realiza el proceso de compra, debes tener en cuenta una serie de criterios. Por ejemplo, el tamaño de los azulejos (grandes o pequeños), el color (tonos claros u oscuros), las medidas y su adhesividad.

Los mejores azulejos para baños del mercado: nuestras recomendaciones

Lo más seguro es que quieras conocer los mejores azulejos para baños que existen en el mercado. Para ello, hemos realizado un ranking contando con la opinión de otros usuarios. Sin duda, son los mejores embajadores. Además, este listado te ayudará a conocer muchas características. Así, podrás tomar la mejor decisión de compra:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los azulejos para baños

En esta sección, vamos a realizar un análisis sobre las características de los diferentes azulejos para baños. Este tipo de decisiones no son fáciles de tomar, ya que los azulejos para baños no se cambian con frecuencia. Por tanto, es importante que pienses a largo plazo.

Una de las cosas que tienes que tener claras es el estilo de decoración que quieres. Esta cuestión es clave para, por ejemplo, elegir el diseño de azulejos para baño. (Fuente: Ozerova: 116758143/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene el uso de azulejos para baños?

Los azulejos para baños son uno de los materiales más utilizados para pavimentar los suelos y paredes. No son la única opción que existe en el mercado, pero sí la más recomendable para esta estancia de la casa. Además, es un recurso decorativo muy versátil. También resulta una buena opción para aumentar el espacio visual de tu baño.

¿Estás reformando tu baño? ¿Quieres darle un cambio y tienes dudas? A continuación, te mostraremos algunas de sus ventajas y desventajas. Tenlas en cuenta a la hora de valorar el uso de los azulejos para baños.

Ventajas
  • Resistencia a la humedad
  • Facilidad de limpieza
  • Variedad de formatos y diseños
  • Elemento decorativo
  • Durabilidad
Desventajas
  • Difícil de renovar
  • Económicamente más caro
  • Las juntas se ensucian

¿Qué tipos de azulejos para baños hay?

A la hora de elegir, es importante valorar una serie de aspectos. Por ejemplo, el material con el que están fabricados es un elemento que merece mucha atención. De este modo, te ofrecemos los tipos de azulejos para baños más utilizados según su material:

  • Azulejos cerámicos. Este tipo de azulejos para baños están fabricados con agua, arena de cuarzo y arcilla roja. Los azulejos cerámicos suelen ser los más utilizados principalmente por tres factores: son económicos, resistentes y fáciles de limpiar. Por el contrario, no son los azulejos para baños que pueden presumir de mayor calidad.
  • Azulejos de porcelana. Estos azulejos también son cerámicos. Pero, en este caso, están fabricados con arcilla blanca. Este material consigue que los azulejos gocen de mayor resistencia, durabilidad y calidad. También se limpian muy fácilmente. Además, son muy versátiles. Sin embargo, un factor para tener en cuenta es que su precio es mayor.
  • Azulejos de mármol. Si hay tres factores que llamen la atención de estos azulejos es que son elegantes, luminosos y de calidad. Ofrecen una gran variedad de tonos adaptados a muchos estilos decorativos. Además, son fáciles de limpiar y siempre están de moda. Un inconveniente es su alto precio. Como alternativa, existen los azulejos para baños tipo mármol. Estos son visualmente idénticos a los de mármol natural. Además, resultan más resistentes y absorben menos el agua.
  • Azulejos de vidrio. Los azulejos ideales para lugares con mucha humedad. O en contacto con el agua. Estos azulejos para baños se caracterizan por su durabilidad y resistencia. Siendo muy recomendables para la zona de la ducha. Además, son muy elegantes y de fácil limpieza. Debido a su alta calidad, tienen un precio alto, pero ayudan a dar ese toque de personalidad al baño.
  • Azulejos de piedra. Estos azulejos no necesitan mucho mantenimiento. Sin embargo, pueden llegar a estropearse antes debido a que absorben mucho más la humedad. Un inconveniente es su alto precio. Por otro lado, son una buena opción si quieres hacer de tu baño un lugar único. Conseguirás un resultado de estilo rústico.

A continuación, te ofrecemos una tabla comparativa para que tengas más clara la información:

Resistencia Calidad Limpieza Precio
Azulejos cerámicos Alta Baja Fácil Económico
Azulejos de porcelana Alta Alta Fácil Caro
Azulejos de mármol Alta Alta Fácil Caro
Azulejos de vidrio Alta Alta Fácil Caro
Azulejos de piedra Baja Baja Fácil Caro

También podemos clasificar los azulejos para baños según su acabado. A continuación, destacamos algunos:

  • Azulejos de gran formato. Con estos azulejos, puedes hacer que tu baño parezca más grande. Al no tener tantas juntas entre baldosas, visualmente dan una sensación de mayor continuidad. En cuanto a la limpieza, resultan más prácticos. Es que acumulan menor suciedad al tener menos juntas.
  • Azulejos hidráulicos. Un azulejo clásico muy versátil a la hora de combinarlo con diferentes estilos. Normalmente, su uso suele ser para suelos, pero en paredes también consiguen un resultado muy original. Antes eran un tipo de azulejo caro, pero hoy en día hay opciones para todos los bolsillos.
  • Azulejos geométricos. ¿Buscas crear un baño más original y diferente? Los azulejos geométricos son muy recomendables para alguna zona en concreto. Ayudan a crear una estética rompedora contra el tradicional baño uniforme. Además, existen muchas opciones de diseños para que escojas la que mejor refleje tu personalidad
  • Azulejos para baños con relieve. Las texturas suelen ser una buena opción para conseguir un resultado más innovador. Este tipo de azulejos generan una sensación de movimiento muy original. Aunque no se recomienda abusar de ellos. También puedes encontrar opciones que imiten a la madera o la piedra natural.
  • Azulejos para baños de colores. Utilizar azulejos de colores siempre es una buena idea. Sobre todo, para crear un baño que transmita emociones. El color nos traslada a lugares que asociamos con ese color. Por ejemplo, un baño con azulejos de color azul nos genera una sensación muy mediterránea. Como si estuviéramos en una isla griega.

¿Cómo combinar azulejos para baños?

Como se ha visto, existen muchos tipos de azulejos para baños. Ya sea por su material, acabado o forma, entre otros. En muchas ocasiones, se han convertido en los protagonistas de esta estancia de la casa. En este sentido, saber combinarlos no es una tarea fácil. Por tanto, te ofrecemos unas ideas para que sepas cómo hacerlo:

  • Azulejos para baño negro y blanco. Esta combinación de azulejos es una de las más clásicas y elegantes. Resulta una opción muy sencilla, que te permite disfrutar de un baño atemporal. Para ello, puedes optar por una gran variedad de formas y texturas. Dependiendo de si buscas, por ejemplo, un estilo más minimalista, clásico o moderno.
  • Azulejos de gresite. ¿Eres una persona con gustos clásicos, pero, al mismo tiempo, te gustan los toques modernos? Estos azulejos son ideales. Puedes crear una armonía entre texturas, colores y formas. Son muy típicos para la zona de la ducha. Logran un espacio único que rompe con la monotonía del resto del baño.
  • Azulejos de mosaicos. Si quieres que los azulejos sean los protagonistas de tu baño, el uso de mosaicos puede contribuir a ello. Una idea muy común es combinar el suelo con mosaicos y las paredes con unos azulejos en tonos más claros y lisos. Otra opción más innovadora es destacar una pared concreta para que llame la atención. Por ejemplo, la del inodoro, creando un auténtico contraste.
  • Azulejos para baños tipo madera. Crea un espacio cálido, tranquilo y sencillo utilizando azulejos que imitan a la madera. Además, puedes darle un toque más moderno combinándolos con unos azulejos tipo piedra y utilizando muebles de colores claros. De esta forma, consigues un equilibro entre el estilo rústico e industrial.
Los azulejos para baños de colores crean más luz y espacio. 

Por otro lado, es importante saber el perfil de baño que tenemos. Por ejemplo, si buscas azulejos para baños sin ventana, existen muchas ideas sobre cómo combinarlos.

Los azulejos de piedra combinados con madera crean un espacio elegante de estilo rústico. (Fuente: Ang: dB_usTnVQJE/ Unsplash.com)

¿Qué diseño de azulejos para baño elegir?

El estilo decorativo que quieres para tu baño es una decisión fundamental. Además, influye directamente en la elección del diseño de tus azulejos. Saber qué estilo buscas es clave, ya que, en función de ello, te decantarás por un diseño de azulejo u otro. A continuación, te mostraremos algunos estilos de azulejos para baños:

  • Azulejos para baños rústicos. Crea un baño acogedor y cálido que parezca que estás en una casa de campo del siglo XV. Para conseguir un estilo rústico en tu baño, se recomiendan los azulejos de colores claros y los mosaicos. Además, los azulejos para baños tipo madera ayudan a crear esa sensación de calidez.
  • Azulejos para baños industriales. Para obtener un resultado al más puro industrial, los azulejos geométricos e hidráulicos son siempre un acierto. Puedes jugar con las formas, apostando por algún azulejo para baño hexagonal. En cuanto a colores, el estilo industrial se caracteriza por el uso de azulejos para baños negros y blancos.
  • Azulejos para baños nórdicos. Si hay algo de lo que pueden presumir los baños con una estética escandinava es su luminosidad. Para ello, se suele optar por azulejos monocromáticos, sobre todo el color blanco. También son una apuesta segura son los azulejos geométricos y hexagonales, ya que generan más espacio.
  • Azulejos para baños vintage. Para los apasionados de lo retro, decantarse por un baño de estilo vintage es una idea muy original. Sin lugar a duda, los azulejos de mosaicos son los más indicados. Puedes combinarlos con azulejos para baños blancos. Creando así un contraste con un toque más moderno. De esta forma, será un baño que refleje tu personalidad.
  • Azulejos para baños infantiles. Los más pequeños de la casa también se merecen una estancia alegre y divertida. Para ello, te recomendamos elegir azulejos para baños originales, combinando colores y formas. Otra idea que suele gustar mucho son los azulejos para baños con dibujos.

¿Cómo calcular la cantidad de azulejos para baños que necesito?

Esta pregunta es muy común a la hora de alicatar un baño. Si has decidido ponerte manos a la obra sin ayuda profesional, es importante que conozcas una serie de especificaciones. A continuación, te explicaremos de forma sencilla cómo hacerlo:

  1. Elegir los azulejos para baños que más te gusten.
  2. Medir el tamaño del azulejo (ancho y largo).
  3. Medir la altura y la anchura de la superficie que quieres recubrir.
  4. Dividir la anchura y la altura del azulejo y la altura y anchura de la superficie.
  5. Multiplicar ambos resultados para obtener el número total de azulejos.

Se recomienda comprar algunos azulejos de más, ante posibles roturas a la hora de trabajar con ellos. Otro consejo muy útil para antes de iniciar el proceso es utilizar papel y lápiz. De esta forma, podrás realizar un boceto anotando las medidas.

¿Qué alternativas a los azulejos para baños existen?

Tradicionalmente, todos los baños que conocemos están alicatados con azulejos. Es con el objetivo de evitar que saliesen humedades. La realidad es que no solamente existe esta opción, sino que hay otras alternativas en el mercado muy interesantes e innovadoras. Antes de nada, queremos que conozcas las ventajas y desventajas de no poner azulejos en tu baño:

Ventajas
  • Acumula menos suciedad
  • Económicamente más barato
  • Fáciles de renovar
  • Sensación de mayor amplitud
Desventajas
  • Necesitan renovarse con más frecuencia
  • Más propenso a la humedad

En este sentido, algunas de las alternativas a los azulejos para baños son las siguientes:

  • Madera. Quizás estés pensando que es una locura poner madera en un baño por la humedad. Sin embargo, se trata de un material que está totalmente pensado para esta estancia. Te recomendamos que utilices las maderas tropicales, para dar a tu baño un toque muy original. Cabe destacar que esta alternativa requiere un cuidadoso mantenimiento.
  • Cemento pulido. Esta opción es ideal si buscas que tu baño tenga una estética industrial. Debido a su versatilidad, combina con cualquier azulejo. Por ello, no te tendrás que preocupar de quitar los azulejos del suelo. Una de las ventajas es que es impermeable.
  • Ladrillo. Desde luego que un baño de ladrillo no deja indiferente a nadie. Si buscas una decoración diferente para tu baño, el ladrillo es una alternativa muy moderna y parecida al estilo industrial. Aunque suele verse en el salón o en dormitorios, utilizarlo para el baño es muy original.
  • Papel pintado. ¿Quién dijo que en el baño no puede ir el papel pintado? Está claro que hay que encontrar uno especial que sea resistente a la humedad y al agua. Es una idea más innovadora. Además, existen muchos tipos de papel pintado en cuanto a colores, diseños y formas. Te recomendamos que solamente lo apliques en una de las paredes.
  • Pintura. En este caso, sucede lo mismo que con el papel pintado. Al principio, puede parecer una locura por la humedad, pero también existen pinturas adaptadas a esta estancia de la casa. Por ejemplo, la pintura plástica es la que más se recomienda en estos casos, ya que es impermeable. Esta opción es ideal si buscas más amplitud.

¿Cómo pegar azulejos para baño?

¿Ya has elegido el tipo de azulejos para baños que vas a poner y sabes cuántos necesitas? Entonces, llega el momento de ponerse manos a la obra. Puede parecer toda una obra de ingeniería. Pero, siguiendo nuestros pasos, te resultará más sencillo de lo que crees. Lo primero de todo es asegurarse de que cuentas con los materiales necesarios:

  • Azulejos
  • Maza de goma
  • Cincel
  • Martillo
  • Cortador de azulejos
  • Lija
  • Llana alisadora
  • Nivelador de burbuja
  • Metro
  • Guantes y gafas
  • Cemento
  • Pasta de juntas
  • Crucetas (plástico)

Cuando tengas claro el tipo de azulejos que quieres, es importante que sepas cuántos necesitas en tu baño. (Fuente: Shiyan: 27688456/ 123rf.com)

Una vez que tienes los materiales y azulejos preparados, ya puedes comenzar. A continuación, te explicaremos el proceso paso a paso:

  1. Quitar los azulejos antiguos. ¿Todavía tienes puestos los azulejos que quieres retirar? Tienes que despegarlos utilizando el cincel y el martillo. Cuando tengas la pared sin los azulejos, estará lista para lijarla de forma que queda lisa.
  2. Adecentar la superficie. Antes de comenzar con el alicatado, es importante que la superficie esté limpia. Para que los nuevos azulejos queden bien incorporados. Además, la pared no debe tener grietas o zonas sucias con humedad. Si estás realizando este proceso en verano, humedece las superficies para que no se seque el cemento.
  3. Planear el diseño de colocación. En este paso, tienes que decidir cómo vas a colocar tus azulejos. Es importante que pienses bien el resultado que quieres conseguir. Por ejemplo, si buscas que tu baño tenga más amplitud, puedes poner los azulejos en horizontal. En este caso, es importante el tamaño del azulejo. Cuanto más grande sea, mejor.
  4. Preparar cemento. Llega el momento de pringarse. Haz una mezcla de cemento y agua, utilizando como guía las proporciones que facilita el fabricante. Tendrás que removerlo bien. Hasta que observes que la mezcla tenga ese espesor característico.
  5. Pegar los azulejos. Comienza a poner cemento en la superficie que quieres alicatar, utilizando una espátula y la llana alisadora. También debes cubrir la parte trasera del azulejo. Pega el azulejo, utilizando la maza de goma y golpeándolo con cuidado. No te olvides en este paso de asegurarte de que está nivelado. Para ello, utiliza el nivelador.
  6. Poner las crucetas. Los azulejos tienen que quedar rectos. Para lograrlo, sitúa las crucetas entre las separaciones de los azulejos. De esta forma, te asegurarás de que la junta siempre tendrá el mismo tamaño. Escoge una cruceta que tenga el tamaño que deseas para la junta. Déjalo secar unos 20 minutos aproximados.
  7. Aplicar la pasta de juntas. Una vez que ya esté seco, retira las crucetas y prepara la mezcla con la pasta, tal y como recomienda el fabricante. A continuación, coloca la pasta con la llana alisadora, de forma que las juntas queden bien rellenas. Por último, retira la pasta que sobra con la llana limpia.
  8. Limpieza de la superficie. Cuando esté todo seco, llega el momento de limpiar. Utiliza una esponja húmeda y quita todos los restos. Al mismo tiempo, aprovecha para sellar los azulejos con pequeños golpecitos. Llegados a este punto, ¡ya tienes tu baño alicatado!

¿Cómo poner azulejos para baños sin hacer obra?

Si estás pensando en darle otro aire a tu baño, pero no te apetece meterte en obras, estás de suerte. En el mercado, existen muchas alternativas para que puedas poner azulejos para baño sin hacer obra. Incluso, es mucho más económico. A continuación, te recomendamos algunas ideas para que estrenes baño este mismo día:

  • Azulejos para baños adhesivos. Esta opción es una de las más utilizadas. Solamente tienes que limpiar la superficie y cortar con un cúter los azulejos para baños adhesivos. Luego, quitar el papel protector y pegarlos sobre la superficie. Es un proceso muy sencillo. Además, encontrarás una gran variedad de diseños idénticos a los azulejos tradicionales.
  • Azulejos para baños vinílicos. Para presupuestos bajos, este tipo de azulejos son fáciles de poner, baratos y muy estéticos. Tienen el mismo acabado que los azulejos para baños tradicionales y son resistentes a la humedad. Tan solo tienes que pegarlos sobre una superficie limpia y lisa.
  • Pintura para azulejos para baños. La pintura es una idea muy recurrente para reformar el baño sin hacer obra. Es importante saber que no vale cualquier pintura. Sino que tiene que ser una específica para azulejos. El modo de aplicación es simple. Basta con limpiar la superficie, aplicar la pintura y dejarlo secar. El resultado es maravilloso y fácil de renovar.

Criterios de compra

Ya conoces la información más importante sobre los azulejos para baños que existen en el mercado. Ahora, ya estás en disposición de realizar tu compra con éxito. Pero, antes de nada, queremos que valores algunas cuestiones clave:

Tamaño

Cuando vas a elegir los azulejos para baños puede que te surjan dudas sobre su tamaño. ¿Son mejores los grandes o los pequeños? La verdad es que no hay unos mejores que otros. Sino que depende del resultado que quieras conseguir en tu baño. En este sentido, te facilitamos algunos datos sobre el tamaño de los azulejos:

  • Azulejos para baños grandes. Una de las mayores ventajas de este tipo de azulejos es que visualmente dan una sensación de amplitud. Además, las juntas entre los azulejos apenas se perciben, generando una mayor continuidad. Son una buena elección si buscas un toque de calidez, sobre todo si utilizas azulejos para baños tipo madera.
  • Azulejos para baños pequeños. Este tipo de azulejos son recomendables para dar protagonismo a otros azulejos. Por ejemplo, si has puesto azulejos de mosaicos en el suelo, una buena combinación es poner azulejos para baños pequeños de un color. Son muy dinámicos, crean volumen y dan mucha luz.

Una de las cosas que tienes que tener claras es el estilo de decoración que quieres. Esta cuestión es clave para, por ejemplo, elegir el diseño de azulejos para baño. (Fuente: Shiyan: 25859828/ 123rf.com)

Color

Otra tarea que a veces crea muchas indecisiones es la elección de los colores de azulejos. Esto depende mucho de tus gustos y del resultado que quieras conseguir. El truco está en elegir los colores que mejor reflejen tu personalidad. A continuación, te damos algunas ideas de colores para que te sirvan de inspiración:

  • Azulejos para baño negros y blancos. Esta combinación de colores es todo un clásico en el mundo de la decoración. Crean un contraste ideal, muy moderno y, sobre todo, aportan mucha elegancia a tu baño.
  • Azulejos para baños blancos. El blanco es uno de los colores que nunca fallan. Es ideal para combinarlo con diferentes estilos y colores. Además, es el mejor color para baños oscuros o sin ventana, ya que genera una sensación de mayor luminosidad. En general, los tonos claros siempre son muy recurrentes por su versatilidad.
  • Azulejos para baños colores claros. La gama de los colores neutros es la más recurrente si buscas un ambiente calmado y tranquilo, tanto para baños de estilo rústico como para los más clásicos. Los tonos neutros siempre son una buena elección. Por ejemplo, los azulejos para baños beige combinados con el marrón.
  • Azulejos para baños grises. Puede que el gris en un principio te resulte algo aburrido. Sin embargo, es un color que combina con multitud de gamas cromáticas. Suele utilizar para conseguir un baño con un acabado elegante o minimalista. Además, visualmente aporta mucha amplitud.

Medidas

Otra de las decisiones que tenemos que tomar en la reforma del baño son las medidas de los azulejos. Es normal que no tengas mucha idea sobre qué medida es la correcta. Para que te resulte más fácil elegir las medidas, te ofrecemos una clasificación con cuatro categorías en función de su tamaño:

  1. Mosaicos. Por lo general, las medidas tradicionales se encuentran desde el 1x1 a los 5x5 cm.
  2. Pequeños. Las medidas en este tipo de azulejos están comprendidas entre los 6x6 a 20x20 cm para los azulejos cuadrados. En el caso de los azulejos rectangulares, se recomienda que en el lado más grande no sobrepase los 30 cm.
  3. Medianos. En los azulejos cuadrados el rango está entre el 20x20 y el 30x30 cm. En los azulejos rectangulares, su lado más grande no debe excederse de los 40 cm.
  4. Grandes. En estos azulejos para baños se aconseja que al menos uno de sus lados supere los 40 cm, tanto en los cuadrados como en los rectangulares.

Para las paredes de la ducha, se recomienda utilizar azulejos para baños de 10x10 cm o de 30x60 cm. Normalmente, en los pisos se suele utilizar azulejos para baños de 30x30 cm. Y en los apartamentos hasta 20x30cm. En el caso de los azulejos para baños pequeños, suelen funcionar muy bien los de 10x10 cm. Si buscas azulejos para baños grandes, los más utilizados son los de 30x60 cm.

Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER)
"Las medidas de azulejos para baños más convencionales en España se encuentran entre 10x10 y 45x60 cm".

Adhesividad

En el caso de que apuestes por los azulejos para baños adhesivos, debes tener en cuenta una serie de aspectos. Lo más importante es que sean impermeables, resistentes a altas temperaturas y duraderos.

Para que se peguen bien, te recomendamos que antes limpies bien la superficie y que esté seca. Por sus características, se aconseja que solamente se utilicen en la pared.

Resumen

Si has llegado hasta aquí, lo más probable es que ya seas un experto/a en azulejos para baños. Ahora, ya tienes todos los datos necesarios para encontrar los azulejos para baños que más se adaptan a tus necesidades. En el caso de que hayas optado por no hacer reforma, has aprendido cómo se han de pegar los azulejos. Además, también has descubierto qué azulejos para baños adhesivos son los mejores.

Por otro lado, también conoces el proceso para saber calcular la cantidad de azulejos que necesitas e incluso cómo pegarlos. Ya sabes que es más sencillo de lo que parece y que, si quieres, puedes estrenar baño este fin de semana. Con las ideas sobre cómo combinar azulejos para baños, podrás sacarle el máximo partido a esta estancia de la casa.

Con todo lo que has aprendido en este artículo, seguro que vas a realizar la mejor compra de azulejos para baños posible. Si te ha resultado útil esta guía de compra, puedes compartirla a través de tus redes sociales y dejarnos tu opinión.

(Fuente de la imagen destacada: Selivanov: 19283632/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones