Última actualización: 29/06/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

¿Quedamos para hacer el aperitivo? Ya sea con amigos, familiares o compañeros de trabajo, quedar para hacer el aperitivo es algo que forma parte de nuestras vidas. Las bebidas que tomamos son muy características y tienen unas cualidades especiales.

Queremos ayudarte a elegir el aperitivo perfecto para que puedas disfrutar de este momento. Saber combinarlos y con qué acompañarlos, es la clave para que la experiencia sea perfecta. Los aperitivos como el vermut, en todas sus variables, son los favoritos para abrir el apetito.




Lo más importante

  • El aperitivo se puede tomar a cualquier hora del día, aunque esto depende mucho de las tradiciones de cada región o país.
  • La función principal de estas bebidas es hacer que la persona que las consume tenga ganas de comer. Por este motivo suelen tomarse, antes de las comidas.
  • Existen varios tipos de aperitivos para cada paladar. Unos más intensos, otros más suaves y afrutados, servidos con o sin hielo.

Los mejores aperitivos del mercado: nuestras recomendaciones

¿Necesitas elegir un vermut? ¿Quieres conocer las mejores alternativas que hay en el mercado? A continuación, te enumeramos las mejores selecciones del mercado. Ahora podrás elegir el ideal para cada ocasión. A continuación te mostramos los mejores aperitivos del mercado:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los aperitivos

Socializar con amigos, familiares o compañeros de trabajo es cada día más habitual. La expresión "quedamos para hacer el aperitivo", es lo mismo que decir, "¡vamos a hablar un rato!". En esta sección, te explicamos todo lo que debes saber sobre los aperitivos para que este encuentro sea, ¡perfecto!

Grupo de amigos disfrutando de aperitivos al aire libre

El aperitivo es más divertido cuando lo tomas con los amigos. (Fuente: Nicole Herrero: rWWLpxSefp8/ Unsplash)

¿Qué son los aperitivos?

Si realmente la palabra aperitivo surgió de la creación de una bebida amarga para reabrir el estómago, más tarde se convirtió en una costumbre de socializar.

Poco a poco, esta costumbre se fue extendiendo por el mundo y, a día de hoy, se acompaña con una pequeña porción de comida. Según el lugar del mundo donde nos encontremos, toma otros nombres: tapear, potear, antipasti, l'apèro, vermut y más.

¿Qué tipos de aperitivos existen?

La bebida inicial estaba hecha a base de vino amargo con hierbas. Sin embargo, en la actualidad, podemos encontrar una amplia gama de aperitivos para todos los gustos.

El aperitivo más popular es el vermut y se puede decir que es el que más se asemeja a la bebida original. Podemos encontrar vermut blanco, rojo, rosado o seco. Otras bebidas que se acostumbran a tomar como aperitivo son vinos, cervezas, bitter o Aperol.

Todas ellas se caracterizan porque cumplir la función de abrir el apetito antes de la comida o la cena.

¿Cuál es la historia del aperitivo?

La historia del aperitivo comienza en el siglo V a.c., cuando el famoso médico Hipócrates creó una bebida amarga para abrir el apetito. Unos siglos después, en Italia, inventaron un vino aromático al cual llamaron vermut y tenía la misma finalidad.

Llegado el siglo XIX, el aperitivo pasó a formar parte de la vida social de políticos e intelectuales, quienes lo tomaban durante sus tertulias en los bares.

A día de hoy, el aperitivo está extendido por todo el mundo, aunque existen diferencias entre países. En Italia, es más frecuente tomarlo a partir de las 6 de la tarde hasta la hora de la cena. En España se toma antes de la comida o la cena.

¿Qué diferencia hay entre aperitivo y digestivo?

Tanto el aperitivo como el digestivo suelen tratarse de bebidas alcohólicas. Cada una de ellas tiene su función. En los bares y restaurantes, suelen preguntarnos si queremos un aperitivo antes de pedir la comida. La respuesta suele ser que sí, aunque no seamos conscientes del motivo de ese ofrecimiento que nos está haciendo el camarero. El motivo no es otro que hacer que se abra el apetito.

Una vez que hemos acabado la comida, y normalmente después del café, el camarero vuelve a ofrecernos otra bebida. Esta vez se trata de un digestivo y su misión, como su nombre indica, es ayudarnos a hacer la digestión.

En conclusión, el aperitivo se toma antes de comer y el digestivo una vez finalizada la comida.

¿Cómo combinar tu aperitivo?

Según el tipo de aperitivo que elijamos, lo podemos tomar solo o añadirle algún otro ingrediente. Los vermuts suelen llevar hielo y pueden tomarse solos, con un par de aceitunas y con una rodaja de limón o naranja.

Muchas personas optan por añadir también un poco de soda o sifón y así bajar su sabor amargo. En la siguiente tabla, puedes ver cómo servir y con qué acompañar el vermut blanco y el rojo.

Cómo servirlo Alimentos para acompañarlo
Blanco Hielo, una rodaja de limón, un par de aceitunas. Patatas chips, aceitunas, latas de conservas.
Rojo Hielo, una rodaja de naranja, un par de aceitunas, soda. Embutidos, quesos, latas de conservas.

El Aperol es también una buena elección de aperitivo, al cual se le añade un poco de cava y soda. El hielo y que lo sirvamos en una copa de vino, hacen una combinación perfecta.

¿Qué ventajas y desventajas tienen los aperitivos?

Siempre es agradable tomar un aperitivo, pero, aunque hay bastantes ventajas, podemos encontrar alguna desventaja. Te las mostraremos en la siguiente tabla.

Ventajas
  • Abren el apetito
  • Son naturales
  • Pueden tomarse solos o con hielo
  • Pueden combinarse con otra bebida
  • Ideales para antes de la comida o la cena
Desventajas
  • Puede no gustar su sabor amargo
  • No es recomendable el consumo excesivo

¿Qué diferencia hay entre el vermut italiano y el vermut francés?

Ya hemos hablado del origen italiano del vermut. Y debemos saber que en poco tiempo se empezó a exportar a otros países. En la actualidad se produce en muchos países, como pueden ser España y Francia. Vamos a explicar las diferencias que podemos encontrar entre los aperitivos de Italia y los franceses:

  • Vermut italiano: Es un vermut dulce y de color marrón oscuro, debido al caramelo que contiene. Tiene un toque amargo y puede tomarse solo o con hielo.
  • Vermut francés: Es un vermut seco y de color claro. Es menos dulce que el italiano. Estas características hacen que sea el aliado perfecto para la elaboración de cócteles, como el Manhattan o el Dry Martini.

Baghet y dos copas de vino como aperitivo

No hay nada mejor que un buen aperitivo par abrir el apetito. (Fuente: Chris Hahn: Q8R3fqlMFmU/ Unsplash)

Criterios de compra

Existen una gran variedad de aperitivos, pero, ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de consumirlos? A continuación, te exponemos un listado de criterios que debes considerar concretamente del vermut:

Ingredientes

Como hemos comentado anteriormente, el vermut es el aperitivo por excelencia. Los ingredientes son vino, una mezcla de botánicos, agua, azúcar y alcohol. Lo encontramos en cuatro variantes: blanco, rojo, rosado o seco. Esto permite que se ajusten a todos los paladares.

La base es un vino blanco o tinto de calidad, con un poco de vino dulce, a los cuales se le añaden especias y hierbas. Las principales y esenciales son ajenjo, salvia, cáscara de limón y de naranja, jengibre y canela.

En la siguiente tabla, te mostramos algunos de los ingredientes principales del vermut blanco, rojo y seco:

Base Principales especias
Blanco Vino blanco Jengibre, clavo, cardamomo y vainilla.
Rojo Vino tinto y/o rosado. Zarza ardiente, flores fragantes y raíces.
Seco Vino blanco y vino fino. Raíz de genciana, semillas de cilantro y salvia.

Preparación

La preparación de un buen vermut es muy sencilla. Normalmente, a este aperitivo se le añade hielo. Si queremos que se rebaje el sabor amargo, le podemos añadir un poco de sifón o agua carbonatada.

En muchos lugares se le suele añadir un par de aceitunas sin hueso y una rodaja de limón en el vermut blanco o de naranja en el rojo. Se suele servir en un vaso pequeño, dado que se trata de una bebida con un nivel de alcohol un tanto elevado.

Variedades

Como ya hemos mencionado, existen cuatro variedades de vermut: blanco, rojo, rosado y seco. El vermut blanco es el más dulce de todos, debido a que no se le añaden tantos ingredientes amargos como al resto.

El vermut rojo está también dentro de la categoría de vermut dulce, pero tiene un final amargo. Existe una variedad de este aperitivo llamado vermut de grifo o de bag in box, el cual se vende a granel. También los podemos encontrar en una caja con un grifo para servirlo.

El vermut rosado es el menos consumido, posiblemente porque es el más suave de los cuatro. Tiene un sabor frutal y está elaborado con una mezcla de vino tinto y blanco. El vermut seco se caracteriza por su acidez, es menos amargo y más dulce que el rojo.

Vaso de trago de licor preparado

Una rodaja de naranja en tu vermut rojo y un poco de hielo lo convierten en el aperitivo perfecto (Fuente: Dstudio Bcn: iorJHuL9KMs/ Unsplash)

Aperitivos sin alcohol

No todos los aperitivos contienen alcohol y por ese motivo también podemos encontrar vermuts de esta variedad. Los podemos encontrar tanto en rojo como en blanco.

Los comentarios de varios consumidores nos dicen que el aroma, la textura y el sabor son de un buen aperitivo. Solo es cuestión de probar y verificar si esto es cierto.

Resumen

El aperitivo, desde sus orígenes, ha cumplido la función de abrir el apetito. Poco a poco ha ido formando parte de nuestras vidas, ya sea para cumplir con su propósito o, como lo conocemos a día de hoy, ser el encargado de ser el protagonista de las reuniones sociales.

Los diversos tipos de aperitivos que se encuentran en el mercado hacen que exista uno para cada tipo de persona y de paladar. Acompañándolo de tapas o aperitivos comestibles, el momento antes de la comida o la cena se convierte en un espacio de relax, desconexión y felicidad.

(Fuente de la imagen destacada: Brent Hofacker : 42035476/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones