Última actualización: 05/08/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

70Comentarios recaudados

Las arrugas al levantarte de la cama no son motivo de risa. Como sabrás por experiencia propia, las almohadas de algodón pueden hacer que te despiertes con líneas que parecen grabadas en tu rostro. Con el tiempo, estos pliegues pueden causar arrugas, debido a la sequedad y la irritación.

Estos inconvenientes se pueden solucionar de una manera sencilla: con una almohada antiarrugas. Es un producto bastante económico y fácil de implementar. Además, promete hacerte lucir más joven. En este artículo, profundizaremos sobre estas almohadas. ¿Empezamos?




Lo más importante

  • Una almohada antiarrugas te ayudará a prevenir las marcas y los pliegues en la piel del rostro que se producen al dormir.
  • Es crucial elegir el modelo y el material que más se adapten a nuestras necesidades. Así, obtendremos los mejores resultados.
  • Con el paso del tiempo, el nivel de colágeno en la piel decae. Por ende, una almohada antiarrugas puede ser una buena compra a largo plazo.

Las mejores almohadas antiarrugas del mercado: nuestras recomendaciones

A la hora de elegir una almohada antiarrugas, podemos sentirnos un pocos confundidos. Son muchos los modelos disponibles y diversas las variantes a tener en cuenta. Por eso, hemos realizado una investigación para ayudarte. A continuación, encontrarás nuestras recomendaciones de las mejores almohadas antiarrugas del mercado.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las almohadas antiarrugas

Seguro que ahora tienes algunas preguntas sobre este tipo de producto. No te preocupes, en esta sección del artículo profundizaremos sobre las almohadas antiarrugas. De esta forma, tus dudas se desvanecerán y te sentirás más confiado a la hora de elegir.

chica con almohada

Dormir bien no solo favorecer la restauración de energía, sino que puede ser una oportunidad para seguir cuidando tu piel. (Fuente: Dominic Sansotta: 4VLaXg5ETdg/ unsplash)

¿Qué es una almohada antiarrugas?

Es aquella almohada que impedirá, mediante su forma y estructura, la formación de pliegues y arrugas faciales. Es normal que luego de una noche de sueño reparador nos levantemos con ciertas marcas en el rostro. Estas, a largo plazo, pueden quedarse de forma permanente.

El objetivo de una almohada antiarrugas es permitir que nuestra cara esté en la posición adecuada para evitar pliegues en la dermis facial.

Como ejemplo, podríamos nombrar las marcas que vemos al costado de la cara al levantarnos. Estas aparecen luego de que la piel permanezca plegada sobre sí durante la noche. Esto deriva de la posición en la que dormimos e incluso de los materiales de nuestras sábanas y fundas.

¿Cómo funciona una almohada antiarrugas?

Dormir es algo que todos hacemos. Sin embargo, nunca se nos enseñó cómo hacerlo de la manera correcta. Lo que solemos hacer, sobre todo al dormir de lado, es llevar el peso corporal hacia la cara. Esto aumenta la presión contra la almohada y puede provocar la aparición de arrugas de forma prematura.

Una almohada antiarrugas nos ayudará a mermar el peso extra que podemos estar ejerciendo sobre nuestro rostro. A su vez, nos permitirá dormir en una posición adecuada, que evite los pliegues en la piel. De esta forma, reducimos la presión y el estrés que la dermis de la cara puede sufrir gracias a una posición incorrecta.

¿Qué tipos de almohadas antiarrugas existen?

Hay una gran variedad de productos, con diversas formas y con distintos complementos. La almohada antiarrugas que elijamos, dependerá de nuestras necesidades y situación.

Forma de mariposa Espuma de memoria Ergonómicas De seda
Orientada a personas que duermen de lado Se puede usar de costado o de espalda Para personas que duermen boca arriba Indiferente a la posición de descanso
Puede ayudar a reducir el dolor de cuello Ayuda a reducir la presión en el rostro al acostarse Reduce dolores de cuello y hombros Más suave al contacto con la piel y no absorbe la humedad de la misma.
Suelen tener un tamaño reducido Suelen venir en un tamaño convencional Su tamaño varía según la marca y el modelo Suelen venir en un tamaño convencional

¿Cómo debo utilizar una almohada antiarrugas?

El uso de este producto es bastante sencillo. Lo único que debemos hacer es colocarnos en la posición indicada para dormir. Cómo vimos en la tabla anterior, hay modelos que están orientados a cierta postura (de lado o de espalda). Eso es todo.

Por lo general, cada modelo de almohada traerá consigo una serie de recomendaciones y pautas de empleo. Te recomendamos seguir estos consejos para obtener un mejor resultado en el uso del producto y sacarle el máximo provecho.

Te recordamos que, antes de adquirir un modelo, tengas en cuenta tu preferencia de postura a la hora de dormir. Es debido a que hay personas que encuentran mucha incomodidad al dormir de espalda.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una almohada antiarrugas?

A la hora de usar una almohada antiarrugas, veremos que hay elementos que nos favorecen. Sin embargo, otros pueden no convencernos del todo y es importante tenerlos en cuenta. Por eso, evaluaremos los pro y contras de este tipo de producto:

Ventajas
  • Reducción de los pliegues al dormir
  • Disminución en la presión en el rostro al estar acostado
  • Materiales hipoalergénicos
  • Puede ayudar a mermar el dolor de cuello y hombros
  • Menor fricción al contacto
Desventajas
  • Algunos modelos sólo pueden ser usados de espalda
  • Algunos modelos pueden ser costosos
  • Puede llevar un tiempo adaptarse a su uso

¿Por qué debería usar una almohada antiarrugas?

Si eres una persona que cuida de su piel y su salud, una de estas almohadas es una herramienta más para ello. Recordemos que para usar uno de estos productos, solo necesitamos comprarlo, luego dormiremos como cada noche y los resultados se verán cada mañana.

Tenemos que tener en cuenta que es el colágeno lo que determina las arrugas en la piel. Durante la juventud, la cantidad de esta proteína es alta. Por ende, si nos levantamos con marcas en la cara, estas desaparecen a los pocos minutos. En cambio, conforme pasan los años, el porcentaje de colágeno decae y nos volvemos más propensos a las arrugas. Por ello, una de estas almohadas puede ser una gran compra a largo plazo.

Almohada

Elegir la almohada adecuada puede facilitar el sueño. (Fuente: Max Vakhtbovych: 6899436/ pexels)

Criterios de compra

Como vimos, existen diversos modelos de almohadas antiarrugas. Cada uno está orientado a cubrir ciertas necesidades o situaciones. En esta sección, te mostramos los criterios que encontramos más relevantes a la hora de elegir uno de estos productos.

Material

El material con el cual esté compuesta nuestra almohada antiarrugas será crucial. Se debe a que un material de buena calidad no solo otorga una mejor experiencia, sino que durará mucho más. A continuación, te mostramos los principales materiales que encontramos en el mercado.

Goma espuma Espuma de memoria (recomendado) Carbón de bambú
Es el material más convencional. Suele ser más débil y menos denso. Es un compuesto viscoelástico. Ayuda a descomprimir la presión en la cara y el cuello. Es de densidad media. Se adapta a las diversas posiciones. Absorbe la transpiración y no genera olor.

En el caso de las fundas, tenemos distintos materiales para elegir:

  • Algodón: Es el más común. Muchas veces, los pliegues en las fundas de este tipo son los causantes de marcas en el rostro. Absorbe la transpiración, aunque genera olor con el paso del tiempo. Es susceptible a los ácaros.
  • Seda: Es el compuesto más suave y con mejor experiencia al contacto con la piel. No causa irritaciones en la dermis y evita que el pelo se anude o se enrede.
  • Poliéster: Es más barato que la seda. Suele generara alergia en algunas personas y no absorbe la transpiración.
  • Fibra de bambú: Absorben muy bien la transpiración y eso las hace neutrales a acumular calor. Su producción y fabricación es sustentable para el medioambiente. Son antiácaros.

Ergonomía

Las almohadas antiarrugas vienen en diversas formas. Si lo que buscamos, además de una forma de prevenir las marcas en la piel, es un mayor descanso del cuello y de los hombros, este factor es importante. Estamos durante aproximadamente 8 horas acostados, por lo que la postura que tengamos contribuye a la calidad de descanso.

Existen almohadas que vienen con la forma ideal para alinear la curvatura cervical. Así, permiten un mejor apoyo de la cabeza y evitan la tensión en los músculos de la zona del cuello. Estas pueden estar diseñadas para dormir de lado o de espalda.

chica durmiendo

Elegir la almohada adecuada favorecerá el descanso. (Fuente: Gregory Pappas: rUc9hVE-L-E/ unsplash)

Extractos

Encontramos productos que, además de tener en cuenta la ergonomía o el material, cuentan con extractos o aceites incorporados. Esto, obviamente, ayuda a mantener la piel humectada. No solo evitamos las arrugas y marcas, sino que también nutrimos la piel mientras descansamos. Entre los extractos más comunes encontramos:

  • Aloe vera
  • Lavanda

Regulable

Esta característica puede ser determinante en nuestra experiencia a la hora de dormir. Con la función de poder adaptar la altura de la almohada, podremos elegir la medida adecuada a nuestro cuerpo.

Las almohadas regulables suelen venir con dos o tres partes internas. Sacando una, permite disminuir el tamaño de la misma. Otros modelos cuentan con una altura distinta en cada lado de la misma. De esta forma, contamos con 4 medidas diferentes.

Resumen

Hemos visto que las almohadas antiarrugas ayudan a prevenir los pliegues en el rostro. Esto evita la aparición de marcas a largo plazo. Comprar uno de estos productos puede ser una inversión a futuro.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado. Si así lo fue, no dudes en compartirlo con tus amigos o familiares. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: lightpoet: 50640652/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones